Ayudar a las tortugas a llegar al mar, un grano de arena en pro del planeta

tortugas1

Acapulco.- (Notimex) Más que una acción emotiva, liberar tortugas es una experiencia que permite al ser humano ampliar la consciencia respecto a su lugar en el planeta y brinda la posibilidad de ayudar a la supervivencia de las especies animales. Llevar a las tortugas al mar es una experiencia fuera de serie, porque nosotros como seres humanos tenemos en nuestras manos la vida de otros seres vivos y esto hace sentir que podemos hacer mucho más de lo que creemos, dijo Irán, una joven tabasqueña. Como parte de las actividades del Encuentro Internacional Jóvenes hacia 2030. Innovación para la Transformación, fueron liberadas poco más de 130 tortugas, las cuales tenían 12 horas de nacidas. Irán celebró haber participado en esta actividad porque -aseguróde alguna u otra manera existe la comunicación referente a los sentimientos, echándoles porras y animando a las tortugas para que puedan llegar más lejos y tener más tiempo de vida. Esto porque no siempre viven todas, es una actividad que mueve muchos sentimientos y también deja la pregunta sobre lo que podemos hacer como jóvenes por el medio ambiente, manifestó. Sin duda, afirmó, comenzar desde el hogar con el reciclaje para que no haya tanta contaminación en los mares y se puedan desarrollar estos animales de una mejor manera, que no tengan que morir de esa forma, porque el ambiente también sufre por los seres humanos. Impulsar la vida es un aliciente y ayudar a una tortuga a llegar al mar es maravilloso, expresó Marcela, una joven originaria de Chile, al participar en la liberación de tortugas en Acapulco, Guerrero. Para Leo, de Bolivia, fue muy gratificante ayudar a los quelonios a llegar al mar, “son muy pequeños y vulnerables, hay que darles un empujoncito para que puedan llegar a su destino; espero que logren sobrevivir”. A su vez, Alba, de Veracruz, consideró que los encuentros internacionales son importantes para impulsar programas de medio ambiente, pues permiten crear alianzas para lograr esos mismos proyectos en el puerto de Veracruz, y es una experiencia que deja este tipo de foros. Liberar tortugas tiene un proceso técnico y los jóvenes lo aprendieron desde que las tomaron en sus manos hasta que las depositaron en la arena, para después cuidar la zona para que ellas solas llegaran al mar de la manera más segura. De esta manera, ver el andar lento de las tortugas sobre la arena oscura, igual que su caparazón, para luego perderlas cuando nada a toda prisa en el agua, inspira la confianza de que la vida requiere un poco de ayuda y que este “empujoncito” bien vale la pena.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register