Asevera análisis científico de lenguaje de Trump; Migrantes, enemigos y amenaza para EUA

Migrantes1

Deciden estos días futuro del TPS para salvadoreños.

Nota Novedades News

Dallas, Tx.- La retórica del Presidente Donald Trump busca presentar a extranjeros e inmigrantes como enemigos y amenaza para los Estados Unidos, aseveran enfáticos profesores de la prestigiosa Universidad de California en Los Angeles (UCLA) que se dieron a la tarea de analizar el lenguaje que utiliza el mandatario para referirse a este importante pero ahora perseguido y atacado sector de la sociedad estadunidense. Se trata de una historia escalofriante, digna de una película de guerra, se manifiesta en el revelador estudio. Estados Unidos –se adviertees un gran castillo en la colina, y está bajo ataque. . Sus paredes y accesos están resquebrajados y sus crueles enemigos la invaden con la peor pestilencia, mientras los corruptos políticos venden su alma al diablo y existe sólo un héroe que puede salvar al país y a sus ciudadanos legítimos. Ese héroe es Donald Trump, y esta es la historia que emerge de un análisis lingüístico de los 300 discursos y más de 5000 tuiteos de Donald Trump realizado por más de 40 expertos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

El estudio se concentró en el lenguaje, metáforas y otras herramientas de la retórica de Trump para referirse a la inmigración y a los inmigrantes. Su narrativa no es casualidad, señalan los catedráticos, y es notablemente consistente con su intención de crear una imagen de los inmigrantes como criminales, peligro y enfermedad que solo sus soluciones pueden curar. Los catedráticos resumieron sus hallazgos sobre el lenguaje de Trump en un documento titulado: “La Intención del Presidente”. Estas son algunas de las conclusiones del análisis, publicado recientemente como borrador, para el que se usaron métodos científicos de investigación como el “análisis crítico de discurso”: Trump generaliza lo peor sobre los inmigrantes: El Presidente usa palabras que abarcan a diferentes grupos y simplifica su imagen para crear un discurso político. Por ejemplo, Trump utiliza la imagen de la pandilla salvadoreña “MS-13” (Mara Salvatrucha), un grupo que es formado en su mayoría por ciudadanos de Estados Unidos (66% son nacidos aquí), para abarcar a todos los jóvenes afiliados con cualquier pandilla o que visten parecido a pandilleros. “De esta manera, Trump proyecta a todos los jóvenes latinos, el comportamiento extremadamente violento de un grupo pequeño”, concluyen. Otra forma en la que hace lo mismo es el uso de la frase “extranjeros criminales” para aludir a todos los inmigrantes y crear una imagen del inmigrante como delincuente, no importa su comportamiento. Trump también menciona por nombre a doce estadunidenses que han fallecido a manos de inmigrantes, y los identifica con el resto de los estadunidenses y a sus asesinos, con el resto de los inmigrantes. Trump pinta una imagen caótica del país y culpa a los inmigrantes. El Presidente insiste en que la mera existencia del país está en peligro debido a las olas de inmigración descontrolada y que esto es el resultado de la aplicación laxa de la política migratoria por parte de políticos estúpidos o cómplices, aseveran los catedráticos. Trump utiliza la frase y la imagen de “fronteras abiertas” para crear la idea de un país sin control, al que entran personas, drogas y enfermedades que lo acosan y debilitan.

MEXICO, EL VILLANO Ningún presidente hasta Trump había repetido en tantas ocasiones y de diversas formas que el país vecino, principal socio comercial de Estados Unidos y con el que se comparten miles de millas de frontera, era un enemigo peligroso. La aserción se repite de diversas maneras, pero el presidente traslada los problemas de México hacia Estados Unidos como si fueran un virus y los portadores del mismo son los inmigrantes. De cuando en cuando, Trump incluye a los centroamericanos en su discurso, así como a los refugiados, como una amenaza que entra al país y pretende destruirlo. Los estadunidenses son las víctimas de los extranjeros En su retórica sobre los inmigrantes, los estadunidenses siempre son víctimas que sufren debido a la falta de un muro fronterizo o “débiles fronteras”. Los estadunidenses, siempre maravillosos e inocentes, son víctimas de los inmigrantes que les quitan sus trabajos, los violan, cometen delitos y los matan.

TRUMP, EL SUPERHEROE El Presidente se presenta como un salvador para el público estadunidense, ya que promete: “Encontrar, arrestar, encarcelar y deportar” a todo delincuente extranjero en los Estados Unidos. También afirma que llevará justicia a “todas las madres que han perdido a su hijo a causa de la inmigración ilegal”, mediante el desfinanciamiento de las ciudades santuario de fondos federales y la construcción de un muro entre la frontera con Estados Unidos y México.

LEYES CONTRA TRAFICO HUMANO Donald Trump anunció que firmará dos proyectos de ley contra el tráfico de personas, la “Ley para Combatir el Tráfico Humano en Vehículos Comerciales” y la “Ley Contra el Tráfico Humano en Nuestras Carreteras”. Las medidas anunciadas por la Casa Blanca hacen parte de la proclamación de enero como el “Mes Nacional de Prevención contra la Esclavitud y el Tráfico Humano”, cuyas víctimas son en su gran mayoría inmigrantes. Las dos leyes buscan restringir de por vida a cualquier persona de operar vehículos luego de que hayan sido acusadas de transportar a indocumentados y/o víctimas de tráfico humano, informó la Casa Blanca. Esto se suma a la firma de una orden ejecutiva en febrero pasado que busca desmantelar las organizaciones criminales internacionales y la creación de un grupo de trabajo interinstitucional con otras naciones para combatir el tráfico humano. Solo en el año fiscal 2017, las autoridades federales de inmigración iniciaron 1,034 investigaciones relacionadas con el tráfico humano y arrestaron a más de 1,437 personas, según datos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE). Al mismo tiempo, según ICE, se lograron 587 condenas por delitos relacionados al tráfico de personas.

TPS SALVADOREÑO: DECIDEN SU FUTURO En el Congreso replican que, si bien hay problemas de pobreza, subdesarrollo y violencia en Centroamérica, el TPS siempre ha tenido un carácter “temporal”, y no es una vía para la legalización “de facto” de estos migrantes En menos de una semana, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunciará su decisión sobre el futuro del Estatus de Protección Temporal (TPS) para cerca de 200,000 salvadoreños que, sin ese alivio migratorio, serían eventualmente deportados a un clima de violencia e incertidumbre económica. Por ley, el DHS debe emitir una decisión 60 días antes de que se venzan los permisos del TPS, que en caso de los salvadoreños será el próximo 9 de marzo, por lo que la agencia tiene hasta el lunes próximo para hacer el anuncio. “Los salvadoreños somos, como pueblo, gente optimista y luchadora, pero ahora mismo nuestra comunidad tiene una mezcla de ansiedad y preocupación, esperando lo mejor pero también preparándonos para lo peor”, explicó Sulma Arias, activista del “Movimiento por una Reforma Migratoria Justa” (FIRM, por su sigla en inglés). “Esperamos que esta Administración examine su conciencia y tome una decisión moral y justa, con apego a los principios fundacionales de este país. Como mínimo deseamos una extensión de 18 meses para prepararnos”, agregó. Sin embargo, Arias destacó el clima de inseguridad en su país natal, que afronta una lucha campal contra las pandillas. Un familiar lejano suyo sufrió dos muertes en cuestión de cuatro meses: una hermana que fue asesinada por dos pandilleros, y su padre, que murió conmocionado por la trágica noticia. “Cuando digo que los salvadoreños viven con una incertidumbre tremenda, no es una exageración, es la realidad que les toca bajo la Administración Trump”, puntualizó. A través de 45 organizaciones en 33 estados, “FIRM” está organizando talleres de información y asesoría para los salvadoreños que puedan tener opciones para ajustar su estatus migratorio. La mayoría de los “tepesianos” salvadoreños están concentrados en estados como California, Texas y Florida, según Arias. Otros grupos pro-inmigrantes nacionales, como Alianza Américas, “America´s Voice”, y CARECEN, también mantienen la presión para que la Administración otorgue otra prórroga del “TPS”, y que el Congreso apruebe una solución legislativa permanente. El obispo Mark Seitz, de la diócesis de El Paso (Texas), argumentó, en una carta de opinión publicada por el diario “The Hill”, que El Salvador no está en condiciones para recibir una ola de deportados si el DHS cancela el “TPS”, y Estados Unidos también sufriría enormes pérdidas debido a sus contribuciones económicas.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register