breaking news New

Sin embargo, Ted Cruz apoya a Trump Mueren más migrantes por política de EU en la frontera

Inmigrantes mueren1

I de II Partes Nota Novedades News

Dallas, Tx.- Durante el pasado fin de semana, Nick Miroff del prestigioso periódico Washington Post informó sobre la devastadora historia de Marco Antonio Muñóz, un padre hondureño que evidentemente estaba muy angustiado por haberse separado de su esposa e hijo como resultado de la política de “Cero Tolerancia” de la Administración Trump. Como resultado de esta estrategia republicana, se suicidó durante su detención: “Gran parte de la controversia generada por este enfoque se ha centrado en su impacto potencialmente traumático para los niños migrantes, pero el gobierno ha dicho poco sobre cómo maneja a los padres que se vuelven mentalmente inestables o violentos después de que las autoridades dividen a sus familias”. Poco después de que Muñóz y su familia fueron detenidos, llegaron a un centro migratorio de procesamiento en la cercana McAllen y dijeron que querían solicitar asilo. Los agentes de la Patrulla Fronteriza le advirtieron a la familia que serían separados. Fue entonces cuando Muñóz “lo perdió todo”, según un agente, que habló bajo condición de anonimato para discutir el incidente. “El tipo perdió su s —”, afirmó el agente. “Tuvieron que usar la fuerza física para sacar al niño de sus manos”. Aunque Muñóz no intentó atacar al personal de la Patrulla Fronteriza, en ese momento se lo consideró “peligroso” porque estaba muy agitado. Como lo describió un agente, Muñóz “tenía el aspecto de un hombre en un bar que quería pelear con alguien”. “Tuvimos que sacarlo”, indicó el agente. “Esas celdas son tan seguras como una perrera”. “Pudo haber lastimado a alguien”. “Gritó y pateó las ventanas en el camino a la cárcel”, reconoció un agente. Con grilletes y esposas, Muñóz intentó escapar nuevamente al llegar y una vez más tuvo que ser retenido. Los guardias dijeron que revisaron a Muñóz cada 30 minutos y lo observaron rezando en un rincón de su celda a la mañana siguiente. Los paramédicos encontraron a Muñóz muerto, su electrocardiograma muestra una “línea plana” (suicidio), según el informe. El Departamento del Alguacil informó que intentó contactar a las autoridades hondureñas que podrían reclamar el cuerpo de Muñóz, pero no recibieron respuesta del consulado. La esposa y el hijo de Muñóz fueron luego liberados de la custodia de la Patrulla Fronteriza, según un agente.

ABORRECIBLE POLITICA Como el periodista Jamil Smith tuiteó: “La aborrecible política de separación familiar de Donald Trump ahora tiene un costo de muerte. Marco Antonio Muñóz, un padre hondureño encarcelado aparte de su esposa y su hijo, murió por suicidio en una celda de Texas. Esto no sólo afecta a los niños”. En el Philadelphia Inquirer, Will Bunch escribe una columna titulada “Nunca más”. ‘Otra vez’ está sucediendo ahora mismo en America’s Border. ¿Qué vas a hacer?”. Escribe sobre el creciente número de jóvenes que ahora están muertos debido a la represión de la Administración Trump: “Quiero escribir hoy sobre un suicidio que tiene profundas implicaciones morales de lo que significa ser un estadunidense en 2018. Y no, no estoy hablando de Kate Spade o Anthony Bourdain… Se trata de Marco Antonio Muñóz, hondureño de 39 años que murió completamente solo el mes pasado en una celda rural de Texas, con una prenda de ropa (atada) alrededor del cuello y un pequeño charco de sangre en un piso acolchado”. Muñóz fue una víctima de las políticas crueles e inhumanas de “Cero Tolerancia” de la Administración Trump, la familia Muñóz pidió asilo en la nación que una vez celebraba su disposición a aceptar los cansados, pobres y hambrientos del mundo. Pero ese fue un siglo diferente. Esto es 2018, y los agentes en cambio arrancaron violentamente al niño de los brazos de un Muñóz que gritaba.

MAS GENTE ASESINADA Claudia Patricia Gómez González está muerta. Una mujer de 19 años, vivaracha, que estudió contabilidad y viajó 1,500 millas al norte cuando no pudo encontrar trabajo en su casa. González fue baleada por un agente de la Patrulla Fronteriza al norte de la frontera con México el mes pasado. Manuel Antonio Cano Pacheco está muerto. Él tenía la misma edad que González. Sus padres lo trajeron a una vida estable en Iowa cuando sólo tenía 3 años. Como la mayoría de los jóvenes de 19 años, cometió algunos errores: marihuana y delitos de manejo. Eso atrajo la atención de las fuerzas de deportación de Estados Unidos, que despojaron a Pacheco, un padre adolescente, a punto de graduarse de la secundaria, de su condición de “soñador (dreamer)” y lo trasladaron a través de la frontera de Laredo, Texas a México, la “patria” que nunca había conocido. Fue asesinado por bandas de narcotraficantes allí sólo tres semanas después. Hemos hecho lo correcto al enseñar a nuestros hijos (y con suerte a nosotros mismos) a decir: “Nunca más”. Pero tenemos que entender que “otra vez” no vendrá con un gran estallido y un letrero gigante que diga “Derechos humanos”. ¡Desastre! “En cambio, se trata de estos pequeños pero acelerados actos de crueldad oficial ahora que el tren va demasiado rápido como para detenerse y con demasiada gente extremadamente temerosa de correr el riesgo real de hablar para detenerlo. … Con el Día del Padre a la vista … comience la planificación para una resistencia más activa de las políticas inhumanas de Trump. Porque ya puedo escuchar el tren que baja por las vías, y sólo está ganando fuerza. Según Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice Education Fund: “Un padre se vuelve loco cuando los agentes del gobierno de Estados Unidos ‘usan la fuerza física’ para separarlo de la esposa y el hijo que se comprometió a proteger. Aislado en una celda acolchada, se mata en una cárcel en Texas. Una mujer joven que busca una vida mejor en Estados Unidos cruza la frontera y recibe un disparo en la cabeza y es asesinada por un agente de la Patrulla Fronteriza sin ninguna razón aparente. Un ‘soñador’ es enviado de regreso a México, un país que no puede recordar, termina en el lugar equivocado en el momento equivocado y es asesinado por gánsters. Esto no es normal. Trump, Sessions y Nielsen tienen sangre en sus manos. Esta es su represión. Pueden volver a llamar cuando lo deseen. Pero no lo harán, porque creen en su estrategia divisiva y deshumanizadora y creen que les ayudará a mantenerse en el poder. Mientras tanto, los republicanos en el Congreso se mantendrán en silencio, mientras el número de víctimas mortales crece”.

DETENGAN A ILEGALES: CRUZ El senador Ted Cruz defendió la política del presidente republicano Donald Trump de separar a los padres de los niños cuando son atrapados cruzando la frontera ilegalmente, al afirmar que aunque estos casos pueden ser trágicos, son “inevitables” cuando las personas violan las leyes de los Estados Unidos. “De hecho, hay una orden judicial que impide que los niños se queden con los padres cuando éston son encarcelados. Entonces, cuando ven a los periodistas, cuando ven a los demócratas decir que no separen a los niños de sus padres, lo que realmente están diciendo es “detengan a los inmigrantes ilegales”, aseveró Cruz a KERA, la estación de radio pública de Dallas, en una entrevista que se emitió el lunes anterior por la tarde.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register