Migrantes, culpables de los males de EU, acusa Trump / Se levantará el muro, sentenció

NOVEDADES_TRUMP1
El presidente Donald Trump volvió a salirse por la puerta falsa al culpar a los migrantes de los graves problemas que aquejan al país sin explicar las verdaderas causas de estos males.

En el marco de su segundo informe de gobierno, el presidente Donald Trump culpó a la inmigración irregular de gran parte de los males que aquejan a su país, entre ellos la epidemia de drogadicción y violencia en varias ciudades de Estados Unidos. “Decenas de miles de estadunidenses inocentes son asesinados por drogas letales que cruzan la frontera e ingresan como un torrente a nuestras ciudades, incluyendo metanfetamina, heroína, cocaína y fentanilo”, acusó. Trump también culpó a los inmigrantes indocumentados de crímenes violentos y de otros crímenes, como la trata de personas. El mandatario señaló que muchos congresistas votaron por construir el muro, pero que el muro correcto nunca se construyó. “Yo haré que el muro se construya”, remató Trump, entre una ola de aplausos de los congresistas republicanos y hasta cánticos de “¡Estados Unidos, Estados Unidos!”. El presidente de Estados Unidos Donald Trump presumió de la buena salud de la economía del país durante su segundo discurso del Estado de la Unión. “En tan solo dos años desde las elecciones, hemos impulsado un boom económico sin precedentes, un boom que rara vez se ha visto antes”, afirmó Trump.

“En tan solo dos años desde las elecciones, hemos impulsado un boom económico sin precedentes, un boom que rara vez se ha visto antes”, afirmó Trump mientras enumeraba los presuntos logros de su gestión económica. Sin embargo, expertos en la materia aseguran que el desarrollo económico alcanzado actualmente por el país deriva principalmente de su antecesor, el presidente Barack Obama. El Jefe del Ejecutivo federal usó los números para instar a poner un final a las investigaciones sobre las elecciones que lo llevaron a la presidencia. “Hay un milagro económico ocurriendo en Estados Unidos, y lo único que puede detenerlo son guerras tontas, la política, o ridículas investigaciones partidistas”, aseveró Trump. Según el mandatario, la economía es “la envidia del mundo”.

HABRA MURO: DT

Trump dedicó una sección de su discurso a insistir en la construcción del muro en la frontera con México, e indicó que su Administración ha enviado al Congreso una propuesta “de sentido común” para poner fin a la “crisis” en esa zona. “En el pasado, la mayoría de las personas en esta sala votaron por un muro, pero el muro adecuado nunca se construyó. Lo haré construir”, sentenció Trump, que de paso mencionó el tiroteo en una plataforma del metro de Nueva York por el que fue arrestado un miembro de la pandilla MS-13. Trump añadió que el país tiene el “deber moral de crear un sistema migratorio que proteja las vidas y empleos” de los estadunidenses. “Ningún asunto ilustra mejor la división entre la clase trabajadora de Estados Unidos y su clase política que la inmigración ilegal. Los políticos y donantes adinerados presionan para que las fronteras estén abiertas, mientras viven sus vidas detrás de muros, vallas y guardias”, señaló.

ABORTO TARDIO: NO

Trump también pidió al Congreso que apruebe una ley que prohíba el aborto tardío en los últimos meses de embarazo. “Trabajemos juntos para construir una cultura que valore la vida inocente”, invitó Trump a los congresistas argumentando que hay procedimientos que causan dolor a los niños en el vientre de la madre. En ese momento, la mayoría de congresistas republicanos se levantaron a aplaudir con entusiasmo, lo que contrastó con el grupo de mujeres congresistas vestidas de blanco que ni aplaudieron ni se levantaron. Trump instó a reafirmar lo que consideró “una verdad fundamental”, ya que, según él, “todos los niños, nacidos y no nacidos, están hechos a la santa imagen de Dios”. Trump se refirió, además, a la decisión del Senado y la Asamblea de Nueva York, que aprobaron un paquete de tres medidas para proteger en ese estado la despenalización del aborto. Pese a que en 1973 el Tribunal Supremo abrió la puerta a la legalización del aborto, en la última década estados conservadores, como Texas, Michigan, Misuri y Virginia, han puesto cortapisas legales para impulsar su denominada agenda “provida”. El fallo de 1973, en el caso “Roe vs Wade”, técnicamente no indicó que el aborto sea legal, sino que declaró inconstitucional la interferencia del Estado en la decisión de la mujer sobre la continuación de su embarazo. En los últimos años, numerosos estados han abogado por imponer restricciones al aborto alegando proteger los derechos religiosos de quienes proveen los seguros médicos, lo que ha obstaculizado el acceso a servicios abortivos en gran parte del territorio estadunidense.

SU “NOBLE” LUCHA”

Trump incluyó la crisis política en Venezuela cuando mencionó la política exterior. Lo primero que hizo fue volver a reconocer a Juan Guaidó como el nuevo president de la nación sudamericana. “Estamos del lado del pueblo venezolano en su noble lucha por la libertad”, dijo Trump al mencionar este país. Su mención a Venezuela fue conectada con la promesa de que Estados Unidos nunca será un país socialista en claro dardo a la retórica de Bernie Sanders y otros demócratas en el Congreso. “EU se fundó con libertad e independencia, no bajo la coerción, dominación y control del Gobierno, y seguiremos libres. Esta noche, renovamos nuestra determinación de que EU nunca sea un país socialista”, afirmó Trump. “Esta noche les pido que defiendan nuestro muy peligrosa frontera sur”, dijo Donald Trump durante el discurso sobre el Estado de la Unión en el Congreso de Estados Unidos. A continuación el presidente comenzó a enumerar los problemas que, según él, genera la inmigración ilegal: violaciones a mujeres inmigrantes en el camino, explotación de menores para cruzar la frontera, trata de blancas, tráfico humano… “Decenas de miles de americanos inocentes mueren a causa de las drogas letales que cruzan la frontera e inundan nuestra ciudades, incluidas metanfetamina, heroína, cocaína y fentanilo”, siguió Trump. Entonces, mencionó a la Mara Salvatrucha. “Esa pandilla salvaje, la MS-13, opera ahora en 20 estados de Estados Unidos, y casi todos entran al país por la frontera sur”, aseguró Trump. “Ayer mismo (lunes) un miembro de la pandilla MS-13 fue arrestado por una tiroteo fatal en una estación de metro de la ciudad de Nueva York. Estamos retirando a estos pandilleros por miles, pero hasta que no aseguremos la frontera, seguirán viniendo”. “Año tras año, incontables estadunidenses son asesinados por extranjeros criminales ilegales”, sentenció. Sin embargo, estadísticas oficiales y de reconocidas organizaciones y prestigiosas universidades muestran que los indocumentados cometen menos crímenes en porcentaje que la población general.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register