breaking news New

Despenalizará Dallas la mariguana sobre casos llamados de bajo nivel

NOVEDADES NEWS 2
 El jefe de Policía de Dallas, Eddie García, afirmó que está dispuesto a reevaluar cómo se realizan los arrestos por marihuana de bajo nivel después de que los datos mostraran que los afroamericanos y los latinos están sobrerrepresentados.

En su primera reunión del Comité de Seguridad Pública, García pidió 30 días para crear una nueva política policial con respecto a los arrestos por marihuana de bajo nivel.

Esto aconteció cuando los miembros del Concilio se preparaban para recomendar que la ciudad pusiera fin a los arrestos por posesión de marihuana de bajo nivel.

Algunos funcionarios de la ciudad han dicho que las personas no deberían ser arrestadas por cantidades menores a 2 onzas y deberían ser citados en su lugar de arresto. Pero el peso, a menudo denominado bajo nivel, puede ser engañoso.

“Esas pequeñas cantidades, esas no me emocionan”, expresó García. “Arrestar a personas que están victimizando a nuestra ciudad, eso me emociona. Conseguir traficantes de drogas, eso es emocionante».

El año pasado, el concejal Adam Bazaldua encabezó la acusación para despenalizar la marihuana después de que datos de la oficina del Fiscal de Distrito del condado de Dallas mostraran las disparidades entre las personas afroamericanas y latinas. Esos arrestos también pueden tener un costo elevado: según una ley reciente de Texas, la ciudad debe probar la marihuana.

Según un análisis de la Oficina de Supervisión de la Policía Comunitaria, los afroestadunidenses en Dallas representan el 24% de la población de la ciudad, pero representaron el 57% de los arrestos por posesión de marihuana en los últimos tres años. A inicios de la semana, García preparó un show-and-tell de cómo se ven 2 onzas de marihuana. Levantó una sola bolsa de un cuarto de galón con 2 onzas. Y procedió a mostrar 2 onzas divididas en bolsitas pequeñas.

García dijo que las bolsitas pueden indicar la intención de distribuir en lugar de lo que una persona puede consumir para uso personal.

“No hay ningún lugar legalmente en el estado de Texas donde pueda obtener esto”, recalcó. «Entonces, incluso para obtener 2 onzas, irá a un traficante de drogas para obtener las drogas».

García anteriormente fue jefe en San José, California, donde el uso de marihuana recreativa y medicinal es legal y la gente puede comprar hasta una onza al día. Compartió preocupaciones sobre las disparidades en la aplicación.

EN TEXAS

ES ILEGAL

Sin embargo, la marihuana en Texas es ilegal, dijo, y a menudo está relacionada con las casas de drogas donde se pueden vender otros narcóticos.

La Policía puede usar citar y liberar como una opción para cantidades menores a 4 onzas, pero dicen que no usan tanto la herramienta porque las personas a menudo no pueden cumplir con todos los criterios, que incluyen ser residente del condado de Dallas, proporcionar identificación con foto y no tener condenas previas.

La Policía de Dallas utilizó citar y liberar a personas vinculadas con esta situación 16 veces en enero. Veintiuna personas fueron arrestadas sólo por posesión de marihuana, y la Policía dijo que no cumplían con el requisito, pero no dijo por qué.

Para enero, alrededor del 37% de todos los arrestos por drogas en Dallas estaban relacionados con la marihuana. De un total de 737 arrestos por drogas, la Policía realizó 210 arrestos por cantidades menores a 2 onzas.

Los oficiales de la Policía de Dallas dijeron que la mayoría de los arrestos de bajo nivel incluían cargos secundarios, pero no está claro qué incluían.

La Policía dijo que la cantidad promedio encontrada en las personas era de unos 7 gramos, o el equivalente a siete paquetes de azúcar.

Bazaldua indicó que llevó esta información a los miembros del Consejo porque el predecesor de García, el exjefe de Policía U. Reneé Hall, dijo que se necesitaría una nueva ordenanza para cambiar la aplicación.

Varios miembros del Concilio dijeron que quieren agentes de Policía que se centren en combatir el crimen violento en la ciudad.

Según las estadísticas policiales disponibles al 7 de febrero, la Policía reportó 21 homicidios este año en comparación con 16 hace un año.

La presidenta del comité, Jennifer Staubach Gates, dijo que la resolución sobre la marihuana no llegaría al Consejo en pleno. En cambio, el comité le dará tiempo a García para presentar cuál sería el nuevo orden general del departamento.

“También queremos darle la capacidad de ser ágil y poder descubrir… las mejores prácticas policiales para mantener seguras a todas nuestras comunidades”, expresó Gates.

HOMBRE

ASESINO

Se cree que un hombre de 24 años mató a su novia y a su madre, y luego se disparó fatalmente después de un enfrentamiento contra agentes del SWAT en un complejo de apartamentos en el noreste de Dallas, informó la Policía.

Los oficiales respondieron alrededor de las 4:30 pm a un informe de un tirador en el apartamento en la cuadra 9800 de Summerwood Circle. Cuando se acercaban al edificio, alguien les disparó, rompiendo una ventana de un coche patrulla.

Los oficiales se pusieron a cubierto y llamaron a un equipo SWAT. La Policía no disparó sus armas y ningún oficial resultó herido, dijo un vocero de la corporación.

Los oficiales de SWAT establecieron un perímetro e hicieron varios intentos para que el atacante se rindiera, señaló la Policía. Entraron al apartamento alrededor de las 7 de la tarde y encontraron a tres personas muertas.

Las fuerzas del orden indentificaron como Tamiko Merriwether, de 55 años, su hija Marietta Matthews, de 26, y Nathan Rashad James, de 24. Matthews tenía una relación con James y vivía con él en el apartamento, indicó la Policía.

La Policía dijo que las mujeres murieron por heridas de bala y James murió por lo que parecía ser una herida de bala autoinfligida.

La unidad de investigaciones especiales del Departamento de Policía llevará a cabo una investigación de seguimiento, indicó la corporación.

El jefe de Policía, Eddie García, dijo en Twitter que estaba orando por las víctimas y que se sintió inspirado por la valentía de sus agentes al responder al incidente.

CHAT
NEONAZI

Un presunto nacionalista blanco y autodenominado «asesino de judíos radical» que alentó a otros a matar judíos y afroamericanos ha sido acusado en un tribunal federal de vender ilegalmente un arma a un delincuente, dijo la oficina del fiscal de Estados Unidos.

Christian Michael Mackey, de 20 años, fue acusado de venta ilegal de un arma de fuego, según una denuncia penal.

Los agentes del FBI lo arrestaron en un estacionamiento cerca de su casa en Grand Prairie el viernes por la noche, dijeron las autoridades. Hizo su primera comparecencia en un tribunal federal y los fiscales presentaron una moción para detenerlo hasta el juicio.

Enfrenta hasta 10 años en una prisión federal si es declarado culpable. No se pudo localizar a un abogado de Mackey.

Mackey publicaba regularmente en chats en línea organizados por Iron Youth, un grupo nacionalista neonazi y blanco dedicado al nacionalsocialismo y el terror político, dijeron las autoridades. El grupo impulsa una ideología de «asedio» que exige ataques terroristas antigubernamentales como una forma de instigar una guerra racial.

Mackey supuestamente dijo en Instagram que le gustaba «controlar y matar» y prometió morir atacando el sistema. También instó a los miembros del grupo a matar judíos y afroamericanos, dijeron las autoridades.

PISTOLA

FANTASMA

Mackey se reunió con un agente encubierto del FBI en diciembre para discutir la venta de su rifle para poder comprar otra arma de fuego, según la denuncia. Dijo que otro miembro de Iron Youth había recomendado una «pistola fantasma» imposible de rastrear, una pistola casera sin número de serie, según el FBI.

El agente ayudó a organizar una venta y advirtió a Mackey que el comprador era un delincuente. Mackey dijo que no le importaba quién lo comprara, y el 29 de enero vendió su AM-15 a una fuente del FBI con condenas por delitos graves por $ 800 en un estacionamiento de Grand Prairie, dijeron las autoridades.

Mackey le preguntó al comprador si estaba «basada», un término que se usa para describir a alguien que abraza la ideología supremacista blanca, dice la denuncia.

«La venta indiscriminada de un AM-15 por parte de este acusado a un delincuente convicto podría haber puesto en riesgo vidas si el comprador no hubiera entregado el arma al FBI», dijo el fiscal federal interino Prerak Shah, en un comunicado. «Aunque la adhesión a una ideología repugnante no es un crimen en sí mismo, la venta ilegal lo es, y estamos decididos a responsabilizar al Sr. Mackey».

Mackey incitó a otros en el grupo Iron Youth a la violencia, según la denuncia. En un chat grupal de Instagram de julio de 2019, un usuario expresó su deseo de entrenarse para un ataque «devastador» al sistema y morir como una «figura histórica infame», según el FBI.

Mackey respondió diciendo: «Sí, estoy tratando de vivir lo suficiente para morir atacando el sistema», dice la denuncia. Apuntó que si el grupo sigue presionando para obtener capacitación y «actividades fuera de la red», podrían reclutar suficientes miembros para «causar un colapso», dijeron las autoridades.

También escribió en el grupo de chat de Instagram en agosto de 2019 que había estado mirando sitios web nazis desde 2016 y creció en contra del gobierno como su padre, dice el FBI.

«El foco de investigación del FBI está en la actividad criminal, independientemente de la afiliación al grupo», dijo Matthew J. DeSarno, quien dirige la oficina del FBI en Dallas, en un comunicado.

NIÑO
HERIDO

Un niño de 11 años resultó herido en un tiroteo desde un vehículo en el sur de Dallas.

Se llamó a la Policía a la cuadra 3200 de Carpenter Avenue, cerca de South Second Avenue, donde varias casas habían sido alcanzadas por disparos.

El menor de edad, cuyo nombre no se dio a conocer, estaba dormido en un dormitorio delantero y recibió un golpe en el pie. Lo llevaron a un hospital con heridas que no se consideraron potencialmente mortales.

La abuela del niño, Linda Hersi, le dijo a WFAA-TV (Canal 8) que no entendía por qué alguien dispararía contra la casa.

“¿Por qué alguien vendría aquí y dispararía en la casa y podría habernos matado a mí ya mi nieto? ¡Para nada!», acusó.

La Policía continuaba investigando el incidente y dijo que no había identificado a ningún sospechoso.

Cualquier persona que tenga información puede comunicarse con el detective Alexander Zabriskie al 214-671-4332 o alexander.zabriskie@dallascityhall.com y consultar el caso No. 021335-2021.

Para dar información anónima, llame a Crime Stoppers al 214-373-8477. Crime Stoppers ofrece una recompensa de hasta $ 5,000 por información que conduzca a un arresto y acusación en este caso.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register