breaking news New

Se doblega Biden y cancela nuevas solicitudes de DACA

NOVEDADES NEWS 1

Afectará a unos 60 mil “dreamers” 

Nota Novedades News 

 

Dallas, Tx.- El gobierno del presidente Joe Biden anunció la cancelación de citas para los inmigrantes que han solicitado, por primera vez, el amparo de deportación bajo el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) indicó en su página web que “está dando pasos inmediatos para cumplir con la orden del Tribunal Federal del Distrito Sur de Texas” que el 16 de julio declaró ilegal el programa, y no permitió otorgar nuevos amparos.

Por su parte grupos que abogan por los inmigrantes indicaron que sus miembros habían recibido de USCIS un mensaje por Twitter y por correo electrónico indicando “la cancelación de todas las citas para la toma de datos biométricos de los solicitantes iniciales de DACA”.

“Cualquier persona que tenga una cita para la toma de datos biométricos relacionada con una solicitud inicial de DACA no debe concurrir a la cita”, indica el mensaje.

Esta medida se aplica para los nuevos solicitantes de DACA que tenían citas en las próximas semanas u otros que esperaban para saber si su solicitud inicial había sido aceptada.

Casi 60,000 jóvenes indocumentados que solicitaron por primera vez serán afectados, según datos de USCIS.

Para el 1 de abril había 55,550 nuevas solicitudes de DACA que aún necesitaban procesarse por USCIS. A este número se debe añadir las nuevas solicitudes recibidas en abril, mayo, junio y los primeros 15 días de julio.

HABRA 

RENOVACIONES 

Los actuales beneficiarios de DACA podrán continuar con sus trámites de renovación.

El programa DACA fue creado en 2012 por decreto del entonces presidente Barack Obama (2009-2017), y postergó la deportación de inmigrantes indocumentados que fueron traídos de forma indocumentada a Estados Unidos cuando eran menores de edad.

Más de 700,000 personas se han amparado en ese programa que el expresidente Donald Trump (2017-2021) dio por terminado, también vía un decreto, en septiembre de 2017, medida que fue revocada por una decisión del Tribunal Supremo de EU en junio de 2020.

INHUMANA 

ORDENANZA 

La semana pasada el juez federal Andrew Hanen ordenó al gobierno que suspendiera la concesión de nuevos amparos migratorios y declaró que el programa violó la Ley de procedimientos administrativos.

Hanen dejó claro que su decisión no implica que las autoridades migratorias tomen “ninguna acción de deportación o criminal en contra de los beneficiarios de DACA”, y permitirá que se renueven los actuales amparos migratorios, que dan un permiso temporal de residencia y trabajo para sus beneficiarios.

En opinión del juez, a pesar de su ilegalidad “no sería justo finalizar de repente un programa gubernamental que ha creado tan notable dependencia”, y que ésta ha podido aumentar con el paso de los años, especialmente cuando pueden llegar todavía fallos contrarios al suyo en el tribunal de apelaciones o la Corte Suprema.

CRUZADA 

ANTIINMIGRANTE 

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, celebró este viernes el fallo de un juez federal en favor de una demanda presentada por su estado en 2018 contra la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), programa gubernamental que consideró ilegal.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, el procurador general de Texas dijo que su estado “nuevamente ha derrotado a la Administración (del presidente Joe) Biden sobre la inmigración ilegal”.

Paxton, junto a los procuradores de otros ocho estados, demandó en 2018 al Gobierno federal por DACA, alegando que el programa era inconstitucional y no cumplía con el Acta de Proceso Administrativo (APA) al momento de su creación.

El viernes el juez del Tribunal de Distrito del Sur de Texas, Andrew Hanen, se puso del lado de Paxton y los fiscales de Alabama, Arkansas, Kansas, Luisiana, Mississippi, Nebraska, Carolina del Sur y Virginia Occidental.

El magistrado consideró que el entonces presidente Barack Obama se extralimitó en sus funciones cuando creó en 2012 este programa que actualmente protege de la deportación a unos 650,000 jóvenes que llegaran al país como inmigrantes indocumentados de la mano de sus padres.

Esta no es la primera victoria de Paxton en materia migratoria en los últimos meses, pues en febrero pasado logró que un juez frenara la moratoria de 100 días en las deportaciones ordenada por el presidente actual presidente Joe Biden.

Paxton salió triunfante además en otras dos batallas judiciales contra el expresidente Obama y sus órdenes ejecutivas que ampliaban DACA y la creación de DAPA, un programa similar al primero y que pretendía amparar a los padres indocumentados de ciudadanos estadunidenses o con residencia legal.

La satisfacción del fiscal de Texas es compartida por el grupo Numbers USA, que propugna una inmigración muy controlada.

En un mensaje de Twitter, este grupo conservador destacó que DACA es “ilegal e inconstitucional”.

GOLPE A LA 

REFORMA 

“El debate sobre si el Congreso debería otorgar amnistía a un subconjunto muy pequeño de la población de inmigrantes indocumentados se elimina a partir del hecho de que la creación de DACA socavó el orden constitucional y el Estado de derecho en Estados Unidos, al igual que la Administración Biden lo está haciendo con su política migratoria”, dijo.

Y el senador republicano John Cornyn (Texas) se preguntó si el presidente del Comité Judicial, el demócrata Dick Durbin (Illinois), “programará un debate y votará sobre un proyecto de ley que brindará cierta certeza a los beneficiarios de DACA”.

Cornyn hizo referencia así a su petición de que se olvide del proyecto de ley que los demócratas han presentado en la Cámara Alta y que pretende dar una vía a la ciudadanía a millones de inmigrantes, incluidos los amparados por DACA.

En cambio, el senador texano y su compañero Thom Tillis invitaron a los demócratas a analizar alguna medida que ofrezca estatus legal permanente solo a los “participantes actualmente inscritos y activos” en DACA, y deje a un lado a los trabajadores indocumentados que se consideran “esenciales” y a los amparados bajo en Estatus de Protección Temporal (TPS).

En esa carta a Durbin hacían precisamente mención al peligro que suponía el fallo de Hanen sobre la demanda contra DACA que este viernes se conoció.

BIDEN URGE 

AL CONGRESO 

El presidente, Joe Biden, urgió el sábado anterior al Congreso a aprobar “con la mayor urgencia” una ley que permita acceder a la ciudadanía a los miles de jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores” que llegaron al país de niños y frenaron su deportación gracias al programa DACA.

El mandatario formuló esa petición en un comunicado, un día después de que un juez de Texas fallara en contra del programa de Acción Diferida (DACA), que desde su creación en 2012 por el que fuera presidente Barack Obama (2009-2017) ha enfrentado numerosos desafíos legales.

Biden anunció que el Departamento de Justicia recurrirá la decisión del magistrado de Texas, quien ha ordenado suspender las nuevas solicitudes al programa aunque los 650,000 jóvenes indocumentados que actualmente se benefician de ese plan seguirán protegidos.

DACA frena provisionalmente la deportación de sus beneficiarios, les otorga un permiso de trabajo temporal y les permite viajar fuera del país solicitando un permiso.

Biden consideró “decepcionante” el fallo del juez de Texas porque “relega a cientos de miles de jóvenes inmigrantes a un futuro incierto”.

Además, la decisión judicial pone mayor presión para actuar en Biden y en el Congreso, donde su partido tiene la mayoría.

Al respecto, Biden recordó que el Legislativo es “el único” que por ley puede ofrecer una “solución permanente” a los jóvenes indocumentados con la aprobación de una ley que les permita acceder a la ciudadanía estadunidense, una solución que “esa gente joven necesita y se merece”.

Por ello, renovó su llamado al Congreso para que apruebe “con la mayor urgencia” una solución para los soñadores.

GOLPE A LOS 

SOÑADORES 

Proyecto en la Cámara otorgaría ciudadanía a unos 4.4 millones de “soñadores”

El gobernante mencionó como posible opción la Ley del Sueño y la Promesa, un proyecto legislativo que ya se aprobó en la Cámara Baja y que permitiría acceder a la ciudadanía a unos 4.4 millones de “soñadores”, algunos de los cuales se acogieron a DACA, aunque no fue el caso de todos.

Esa iniciativa está estancada en el Senado, donde los demócratas cuentan con una estrecha mayoría de 50 escaños y necesitarían el apoyo de 10 republicanos para aprobar la ley.

Sin embargo, como conseguir el apoyo republicano es complicado, los demócratas del Senado ahora están evaluando usar una fórmula legislativa conocida como reconciliación y que permite aprobar un proyecto de ley con mayoría simple de 50 votos, en vez de con los 60 que hacen falta normalmente.

En concreto, los demócratas han propuesto un paquete de gasto de $3.5 billones de dólares en el que han incluido provisiones para abrir una vía a la ciudadanía a millones de inmigrantes indocumentados.

Los demócratas podrían aprobar esa medida en solitario; pero, para lograrlo, necesitan unir al ala más moderada del partido y al flanco progresista.

“Tengo la ferviente esperanza -dijo Biden- de que, a través del proceso de reconciliación o a través de otros medios, el Congreso finalmente brinde seguridad a todos los soñadores, que han vivido demasiado tiempo con miedo”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register