breaking news New

Retrasos complican la Residencia a cónyuges

NOVEDADES NEWS 3

Enfrenta Biden 6 grandes retos en Inmigración este 2022 

Nota Novedades News 

 

Dallas, Tx.- No ha habido cambio en los procesos de petición de ‘green card’ por medio del matrimonio, pero los retrasos en la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) han complicado este trámite para miles de personas, tanto el inicio del proceso como la remoción de condicionante en la Residencia Permanente.

Así lo muestran las estadísticas de USCIS del año fiscal 2021, analizadas por Boundless, donde se indica que la solicitud de visa de prometido(a), conocida como K-1, bajó 2.6%, pero debido a los retrasos en las oficinas migratorias y en los consulados estadunidenses, el retraso fue de 16%.

«(Esta visa) permite que la pareja comprometida con un ciudadano estadunidense ingrese a los Estados Unidos, siempre que la pareja se case no más de 90 días después», se expone. «El cónyuge recién casado puede solicitar la residencia permanente (una «tarjeta verde») basada en el matrimonio».

De las 36,913 solicitudes que recibió el año pasado, USCIS atendió 31,084.

«Esto resultó en un aumento del 44% en la acumulación de K-1, de 21,060 peticiones al cierre del (año fiscal) 2020 a 30,408 pendientes al final del (año fiscal) 2021″, acota el reporte.

Agrega que el cierre de las embajadas y consulados de EU en todo el mundo, debido a la pandemia COVID-19, culminó en una segunda acumulación de casos, pues los solicitantes no pudieron acudir a las entrevistas correspondientes.

ENORMES 

RETRASOS 

El cónyuge extranjero de un ciudadano estadunidense, si es que recibe la ‘green card’ por matrimonio, deberá esperar dos años para que USCIS procese la remoción de la condicionante en su Residencia Permanente. Ese trámite también se ha retrasado.

El proceso se hace con el Formulario I-751 y el año fiscal pasado USCIS tuvo un retroceso significativo, del 58%, de los casos, al pasar de 205,390 a fines de diciembre de 2020 a 323,803 a fines de septiembre de 2021.

Esto pudo poner en peligro la permanencia de las personas con ‘green card’ condicionada, pero la agencia amplió a dos años la vigencia de la cartas de aceptación del caso para remover la condicionante. Es decir, esas personas siguen teniendo un estatus de residente permanente, aunque condicionado.

RETOS 

DE BIDEN 

Aunque tuvo avances en 2021 en asuntos migratorios, el presidente Joe Biden enfrenta retos significativos este año, como terminar con programas altamente criticados contra solicitantes de asilo y controlar la frontera, así como intentar cumplir su promesa de un camino a la ciudadanía para indocumentados.

«Los demócratas han sido un poco… quizá demasiados optimistas a sus posibilidades», apuntó Andrew Selee, presidente del Migration Policy Institute. «Han querido llegar a cosas que todavía el momento político no sustenta y terminan con poco o nada… Es el primer año. Todos los gobiernos llegan y quieren hacer todo, luego van ajustando expectativas a la realidad».

El mayor reto será resucitar un plan para proteger a indocumentados, debido a que estaba contemplado en la agenda Build Back Better (BBB – Reconstruir Mejor), pero el rechazo de la parlamentaria Elizabeth MacDonough a un plan C o ‘parole’, así como la negativa del senador Joe Manchin (West Virginia) de respaldar ese proyecto de $1.75 billones de dólares dejan a los demócratas y al presidente Biden en una mala posición.

«Es un compromiso que Biden hizo en la campaña electoral y si no se da algo de inmigración bajo este Congreso, eso crearía que muchas personas perderían la fe en el Partido Demócrata en cuanto a inmigración», reconoció Flores.

Agregó que las elecciones del 8 de noviembre tendrán como marcaje el asunto migratorio, lo cual podría ser problemático para los demócratas al intentar mantener el control del Congreso.

«Ahorita la Administración Biden todavía tiene oportunidad de hacer algo antes de que se cierren las puertas legislativas», asestó.

Austin Kocher, profesor de Investigación en Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC) de la Universidad de Syracuse, duda incluso que si los demócratas hacen «algo bueno» en inmigración eso tenga un impacto directo en las elecciones.

«No creo que haya muchos incentivos para que los demócratas luchen muy, muy duro por la inmigración, porque incluso si luchan muy duro y aprueban una buena política, no sé si eso se traduce automáticamente en una estrategia electoral ganadora en 2022», consideró. «No estoy realmente convencido de que ese (tema) realmente atraiga a mucha gente».

RETOS 

EN 2022 

1. El control de la frontera 

Los expertos indican que la frontera enfrenta una seria crisis, debido en gran medida a las políticas impuestas por el expresidente Donald Trump, pero ahora a la incapacidad de la Administración Biden de terminar con ellas.

Se refieren a los Protocolos de Protección al Migrante (MPP) o Permanecer en México y a la expulsión expedita de inmigrantes bajo el Título 42, implementado en marzo del 2020 por razones de salubridad ante la pandemia de COVID-19.

«Si no logran controlar la frontera será un problema… y controlar la frontera es bajar el número de personas llegando sin documentos… o incrementar los documentos», dijo Selee. «Si no lo logran controlar va a ser un desastre en las elecciones intermedias, va a ser uno de los temas que los castigue a los demócratas».

2. El nuevo plan de asilo 

En agosto, los Departamentos de Justicia (DOJ) y Seguridad Nacional (DHS) publicaron en el Registro Federal un aviso de propuesta de reglamentación para mejorar la tramitación de las solicitudes de asilo, a la que hace alusión Selee, pues crearía un sistema de asilo distinto.

El programa dado a conocer por el secretario de Seguridad Pública, Alejandro Mayorkas, destaca la posibilidad de atender rápidamente a quienes solicitan asilo y enviar sus casos a tribunales, donde no esperarían más de seis meses, pero también permitiría expulsar en forma expedita a quienes no cumplan los requisitos de asilamiento.

«Creo que van a empezar a intentar controlar la frontera, no sé si bien o mal, pero no sé si será demasiado tarde para las elecciones», indicó Selee.

Ese proyecto, así como el MPP, tienen relación directa con la situación en las cortes migratorias, donde ya se superan los 1.5 millones de casos rezagados, por lo que requieren más cambios.

«Los jueces migratorios están trabajando tan duro como pueden, tienen limitaciones. La Administración Trump realmente los atacó. Ellos contrataron muchos jueces bastante conservadores», advirtió el investigador Kocher.

3. El Título 42 

Aunque en el año fiscal 2021 llegaron alrededor de 1.7 millones de inmigrantes a la frontera, casi 1.5 millones fueron expulsados bajo distintos motivos, arriba del millón bajo el Título 42, según datos de la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y otros bajo el Título 8, al incumplir con requisitos de asilo.

El investigador Kocher indica que, al ser uno de los programas más criticados por expertos en inmigración, el Título 42 sería una prioridad para terminar, pero si la pandemia de coronavirus, ahora con la variante Ómicron, no permite volver a la Administración a «cierta normalidad», entonces esa estrategia seguirá causando dolores de cabeza.

«Si somos capaces de resolver este problema de la pandemia y las cosas vuelven a la normalidad, a la Administración le va a ser difícil…(justificar) el Título 42», apuntó. «Debería desaparecer, ahora, nunca se justificó, pero incluso si está justificado (por la pandemia), y desaparece después de que la pandemia haya terminado, entonces la Administración tendrá que decidir cómo maneja el control fronterizo».

Este año, la vicepresidenta Kamala Harris tiene el reto de mostrar los primeros resultados de un plan en Centroamérica.

4. Programa Centroamérica 

La vicepresidenta Kamala Harris lidera el plan de desarrollo para Centroamérica, el cual ha tenido un lento avance, aunque el año pasado terminó con la promesa de varias empresas para una inversión de $1,200 millones de dólares.

El objetivo es ofrecer opciones a los originarios de Honduras, El Salvador y Guatemala para evitar que migren hacia EU por razones económicas.

El proyecto también integra el programa Sembrando Oportunidades, implementado con México, el cual pretende otorgar fondos para la agricultura y conectar a estudiantes con empresas en la región.

Debido a la lentitud del plan en Centroamérica, las críticas hacia la vicepresidenta Harris se han incrementado y podría ser la principal víctima política de las fallas en inmigración.

«La vicepresenta Kamala Harris puede ser esa víctima (política), pero la vida es larga. Estamos en el primer año. Tiene mucho tiempo para reposicionarse», consideró Selee. «El problema es que no han logrado avanzar mucho en los países centroamericanos. El objetivo tiene más posibilidades de ordenar las cosas a largo plazo».

5. Mejorar sistema USCIS 

En el reporte del año fiscal 2021, la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) reconoció los retrasos que enfrenta.

«En toda la agencia, el volumen de casos pendientes aumentó, así como los tiempos de procesamiento asociados», reconoció.

Sin embargo, las acciones del presidente Biden han permitido a la agencia impulsar diversos cambios, aprovechando sus recursos, por ejemplo, reutilizando datos biométricos para 2.5 millones de solicitantes desde marzo de 2020.

Sin embargo, uno de sus mayores logros es ayudar a la reunificación de familias con el Grupo de Trabajo de Reunificación Familiar.

«USCIS… estableció un proceso de libertad condicional (‘parole’) y aprobó aproximadamente 100 personas… durante el año fiscal 2021 para ayudar a reunificar a las familias separadas por las políticas de Cero Tolerancia y políticas relacionadas de la administración anterior», se indicó.

La abogada Susan Cohen, presidenta de Mintz Immigration Practice y autora del libro «Journeys From There to Here: Stories of Immigrant Trials, Triumphs and Contributions», destacó que el principal reto es reducir más los retrasos en casos de asignación de visas de todo tipo, algo que dijo no haber visto en 35 años ejerciendo en su profesión.

«(USCIS) está tardando tanto que su autorización para trabajar expira y sus empleadores tienen que pedirles que salgan de la nómina y vuelvan hasta que llegue la tarjeta. Es este un problema creciente», advirtió Cohen. «Los atrasos se han vuelto tan insostenibles que las personas están presentando demandas en todo el país ahora para obligar al Servicios de Inmigración a hacer su trabajo y producir la tarjeta».

6. Implementar nueva regla DACA 

Un tema en el que coincidieron todos los expertos consultados fue asegurar la permanencia, sin un mayor reto en tribunales, a los ‘dreamers’ beneficiados bajo el programa para los Llegados en la Infancia (DACA).

«Las protecciones de soñadores y beneficiarios de DACA. Vimos que la Administración ha propuesto una nueva regla», destacó Flores, quien reconoció que el reto seguirá en tribunales. «Vemos un gran desafío en el caso de Texas que ha intentado invalidar el programa».

Selee destacó la regla que prepara la Administración Biden, la cual fue criticada al verse como una antesala al fracaso de una protección migratoria en el Congreso.

«Formalizar DACA un poco más sería un logro enorme… o TPS, son cosas que podrían hacer, que dan más seguridad a la gente y aumenta el número de permanencia», consideró.

La abogada Cohen se sumó a esa postura y reconoció la intención de la Administración Biden de buscar proteger a los ‘dreamers’, pero también alertó del riesgo en los tribunales.

«Un tribunal falló en contra de la Administración Biden sobre DACA. Y en este momento, no se pueden enviar nuevas solicitudes de DACA… Este será un tema importante… si no obtenemos una solución legislativa, continuará siendo un tema candente para el Administración de Biden», acotó.

A qué poner atención 

Los expertos destacaron otros temas migratorios, debido a la complejidad de este tema a nivel nacional:

La implementación de ICE sobre las nuevas reglas de persecución de indocumentados. 

El futuro de Permanecer en México, ya que podría haber riesgo de que se convierta en «permanente». 

La aprobación de más ‘green cards’ para reducir los retrasos a beneficiarios de visas laborales, como H-1B. 

El nuevo plan de refugiados, el cual pretende un mayor número de beneficiados. 

El futuro de las visas laborales en Centroamérica.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register