breaking news New

Permite Biden el ingreso a más de 60 mil migrantes

NOVEDADES NEWS 4

Pidieron asilo y fueron expulsados a México 

Nota Novedades News 

 

Dallas, Tx.- El gobierno del presidente Joe Biden comenzará a permitir el ingreso a Estados Unidos de los más de 60,000 migrantes que habían solicitado asilo en la frontera y fueron expulsados a México por el gobierno de Donald Trump, según medios nacionales.

La cadena CNN citó como fuente de su información a tres funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el medio digital BuzzFeed indicó que tuvo acceso a documentos relacionados con la nueva política.

Mientras que la versión de CNN indica que la admisión paulatina de solicitantes de asilo comenzará en dos sitios, la información de BuzzFeed señala que serán tres los puertos de ingreso habilitados para ese ingreso.

Desde 2019, el entonces presidente Trump puso en efecto un llamado Memorando de Protección de Migrantes (MPP), más conocido como “Quédate en México”, por el cual las personas llegadas a la frontera sur en busca de asilo en Estados Unidos fueron devueltas a México para que esperaran allí el curso de sus trámites.

Hasta entonces, los solicitantes de esa protección que eran arrestados o que se presentan en la frontera sin un visado válido eran sometidos a un proceso, por el que, en primer lugar, eran entrevistados por un funcionario de inmigración ante el que debían demostrar que afrontaban “un miedo creíble” de ser perseguidos en su país de origen.

En caso de superar esta primera entrevista, después debían defender su caso ante una corte migratoria, donde un juez examinaba las pruebas y decidía si se les concedía el asilo u otra protección en vez de ser deportados. Y todo ello en libertad, pero todo cambió con MPP.

Decenas de miles de personas han permanecido en campamentos precarios junto a la frontera mexicana en condiciones que los grupos defensores de los migrantes han calificado como peligrosas por la amenaza de grupos criminales, e insalubres en un año de pandemia.

BuzzFeed señaló que se espera que la nueva política de admisiones limitadas entre en efecto dentro de las próximas dos semanas y “es el comienzo de la promesa de Biden de poner fin a la política de MPP de Trump”.

Según este medio, se atenderá a quienes todavía tienen casos abiertos ante los tribunales de inmigración de EU y primero se les someterá a un examen médico y la prueba para la detección del coronavirus.

“Quienes tengan resultados positivos deberán seguir esperando en México hasta que obtengan un resultado negativo”, señaló BuzzFeed, que indicó que se estima que se podría procesar hasta 300 migrantes por día en las primeras semanas, por lo que podría demorarse meses en resolver la situación de los migrantes varados en la frontera.

El mismo día de la toma de posesión de Biden, el 20 de enero pasado, su gobierno anunció la suspensión de nuevas inscripciones al MPP y posteriormente instó al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) a revisar el programa.

LLAMADO 

A ASILADOS 

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, ha explicado en una entrevista con Noticias Telemundo que el retorno de los migrantes enviados al otro lado de la frontera dentro del programa Quédate en México también beneficiará a los que se hayan ido a sus países de origen, siempre y cuando sigan teniendo un caso de asilo abierto en Estados Unidos.

Miles de personas han sido enviadas por la anterior Administración, presidida por Donald Trump, a esperar al otro lado de la frontera, en ocasiones en zonas peligrosas de México y a merced del crimen organizado, hasta que se resolviera su solicitud de asilo. El gobierno maneja la cifra de 25,000 afectados, pero podrían ser hasta 70,000 según el centro TRAC de la Universidad de Syracuse.

El gobierno de Joe Biden anunció que, a partir del próximo 19 de febrero, se pondrá en marcha un sistema de registro en Internet para que aquellos que tengan un caso abierto aún puedan ser transportados desde México hasta tres puertos de entrada y se les permita esperar en Estados Unidos hasta la resolución de su solicitud en una corte migratoria.

El orden de prioridad será asignado por organizaciones humanitarias en colaboración con el Gobierno estadunidense, atendiendo también a su situación. “Toma tiempo reconstruir nuestro sistema de asilo”, ha indicado Mayorkas, porque “fue desmantelado completamente por Trump”. “La gente no debería lanzarse hacia la frontera porque eso sólo pondría en peligro el sistema para un regreso seguro y eficiente”, ha insistido, y “comprometería su propia seguridad”.

“Si la gente se apresura a ir a la frontera y llegan en este momento, no tenemos la capacidad para atenderlos”, añadió, “estamos reconstruyendo un sistema seguro, y eso lleva tiempo, se pondrían en peligro y comprometerían nuestros esfuerzos”. “No lograrán lo que buscan, pero si nos dan tiempo hay esperanza”, dijo.

Los inmigrantes que están ya en la frontera pero aún no han pedido asilo y no están incluidos en el programa Quédate en México deberán esperar porque sigue en vigor el veto puesto en marcha hace un año por Trump con la excusa de la pandemia de coronavirus.

NO SEPARACION 

FAMILIAR 

Mayorkas ha prometido que no separará a familias en la frontera, como hizo Trump con la política conocida como de tolerancia cero. En la actualidad, las autoridades migratorias están admitiendo a familias y menores en Texas porque México se niega a aceptarlos de vuelta, aunque esta política no afecta a otras zonas fronterizas, ni a los adultos que llegan solos.

Respecto a los menores que todavía no han sido reunidos con sus padres tras el final de la política de tolerancia cero, Mayorkas se ha comprometido a encontrar “a los individuos separados donde quiera que puedan estar, ya sea dentro de Estados Unidos, en México, Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador o algún otro país”. “No podemos borrar el daño causado, el trauma sufrido, pero podemos tratar de hacer las cosas bien de ahora en adelante”, ha indicado, “vamos a reunificar a estas familias, vamos a encontrarlas”.

“Las deportaciones se han reanudado”, ha admitido Mayorkas por último sobre la orden judicial que anuló temporalmente la decisión de Biden de congelar las expulsiones durante 100 días, “tenemos obligación de cumplir la decisión de la corte”. “Estamos haciendo lo mejor posible dentro de los confines de la ley”, dijo.

A largo plazo, Mayorkas prometió trabajar con los países de salida de los inmigrantes para construir un sistema de refugiados que permita aceptar a personas de forma ordenada sin que tengan que viajar a la “peligrosa” frontera y solicitar allí asilo.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register