breaking news New

UNO MAS… UNO MENOS

banners sin foto-08
Si usted esta leyendo esta columna… es que pasó el año. No importa como
lo haya pasado, lo pasó y eso es lo que cuenta.
¿Qué tuvimos que pasar en este año 2019 para llegar al 2020? Solamente
usted y Dios lo saben.
¿De cuantos accidentes o enfermedades nos habremos escapado para
llegar a este Nuevo Año?
Gracias a Dios que nos concedió este año…
¿Cómo será el año que viene?- me preguntó un amigo.
Ha de ser muy valiente- contesté
¿Porque dices eso?-
Porque como está el mundo (humanidad) ha de ser muy valiente para
estar con nosotros- contesté
Cierto- me dijo mi amigo
Y es que es verdad. Para como se esta poniendo la vida, pues el año que
viene, a de venir muy preparado para aguantarnos.
¿Estas preparado para el año nuevo?
¿Cómo se prepara para recibir el Año?- Pregunté
Pues como se prepara todo el mundo- me contestó mi amigo
Y ¿cómo se prepara todo el mundo?-
Con uvas, con calzones rojos, con maletas para viajar… –
Me reí como no lo hacía en días.
¿En serio?-
¿No me digas que no sabías eso?
Claro que lo sé-
Entonces porque preguntas que como se recibe el Año-
Porque tu empezaste. El año nuevo viene estés o no preparado. No
necesitas prepararte-
Es cierto-
Claro que es cierto. Todo lo que hagas o no hagas como quiera el año
nuevo llega-
Y el año viejo se va-
Así es… queramos o no, se va-
El año viejo se va porque se tiene que ir… no le queda de otra.
Hay algo que me llama la atención. Mucha gente dice que pongamos
atención a lo que viene… hasta cierto punto es cierto. Pero me gusta más
disfrutar el momento.
¿
Será que ya estoy viejo como para preocuparme por el futuro?
Me gusta el presente, el mañana no es seguro. Si me paso preguntándome
cómo será el mañana, no voy a disfrutar el momento.
Papa me decía que mi abuelito llegaba a la casa con las bolsas de mandado
para la semana y ya estaba pensando en la semana que seguía. Antes así
era yo. Ahora no me preocupo, ya estoy viejo para preocuparme. Cuando
llego de la tienda no me preocupo por la semana siguiente. Me siento y
empiezo a disfrutar lo que hay. No se diga si es una manzana… o queso
asadero. Si me pongo a preocuparme por la semana que sigue, no voy a
disfrutar la manzana o el queso asadero.
Cierto día estaba comiendo en un trabajo y como siempre con mis ojos
cerrados. Una señora me preguntó…
Siempre que come ¿se queda dormido?-
Si estuviera dormido no le contestaría-
Es que siempre que lo veo comer, cierra sus ojos-
Me gusta disfrutar lo que estoy comiendo-
Después de unos días coincidí con esa señora en el comedor del trabajo.
Estaba comiendo, me acerco y le pregunto riéndome… – perdone, ¿esta
dormida?-
No, estoy haciendo lo que usted… disfrutando la comida-
¿Y qué tal?-
Me gusta hacerlo, ya llevo varios días haciéndolo y me gusta, gracias
por la lección-
Tomar café, agua… lo que sea hay que disfrutarlo. Inclusive, el estar
escribiendo estas líneas lo disfruto.
Creo que parte de la felicidad en esta vida es saber y poder disfrutar el
momento.
No se quien lo dijo que “ser feliz no es un destino, sino un estilo de vida”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register