breaking news New

Un Tribunal federal Ordena no encarcelar a quienes piden asilo

primera1

Nota Novedades News

Dallas, Tx.- Un tribunal federal bloqueó la detención arbitraria de solicitantes de asilo que huyen de la persecución, la tortura o la muerte en sus países de origen. También ordenó una revisión caso por caso de si cada solicitante de asilo en la demanda colectiva debe ser liberado bajo libertad condicional humanitaria. La decisión se deriva de un desafío presentado por la Unión Americana de Libertades Civiles, el Centro para Estudios de Género y Refugiados, Human Rights First y Covington & Burling LLP. La política del gobierno estipula que a los solicitantes de asilo se les conceda la libertad condicional humanitaria mientras esperan sus procedimientos de inmigración, siempre que cumplan con una serie de requisitos estrictos. En cambio, la Administración Trump los ha encarcelado categóricamente de forma indefinida, en violación de la Constitución, las leyes de inmigración de Estados Unidos y la propia política escrita del Departamento de Seguridad Nacional. “La detención indefinida de solicitantes de asilo va en contra de la Constitución y nuestros valores como nación”, enfatizó Edgar Saldívar, abogado sénior de la ACLU de Texas. “El fallo representa una victoria contra los esfuerzos de la Administración Trump para detener arbitrariamente a familias eguridad en nuestras costas. Continuaremos resistiendo estas prácticas inhumanas”. “Esta decisión significa que la Administración Trump no puede utilizar la detención indefinida como arma para e individuos que sólo buscan seguridad en nuestras costas. Continuaremos resistiendo estas prácticas inhumanas”. “Esta decisión significa que la Administración Trump no puede utilizar la detención indefinida como arma para castigar y disuadir a los solicitantes de asilo”, señaló Michael Tan, abogado principal del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de ACLU. La demanda se dirige a cinco oficinas de Inmigración y Aduanas que casi han dejado de otorgar la libertad condicional desde principios de 2017. Esas oficinas son Detroit (que cubre Michigan y Ohio), El Paso (que cubre Nuevo México y West Texas), Los Ángeles, Newark (que cubre Nueva Jersey) y Filadelfia (que cubre Pennsylvania). Todos los demandantes pasaron pruebas de detección de miedo creíbles, lo que significa que un oficial de asilo de los Estados Unidos ha determinado que su temor a la persecución es creíble y que tienen una posibilidad significativa de recibir asilo completo. Se estima que a más de 1,000 solicitantes de asilo se les ha negado la libertad condicional en esos cinco distritos del ICE solamente. “La decisión tendrá un enorme impacto en los solicitantes de asilo, que no representan ningún riesgo, y actualmente languidecen bajo custodia. Es un rechazo a la política general de la Administración Trump de negar la libertad condicional a aquellos que buscan protección en este país. Esperamos que nuestros clientes y aquellos que les gusta ya no sean mantenidos erróneamente en condiciones parecidas a la prisión “, manifestó el director legal de Human Rights First, Hardy Vieux.

VICTIMAS DE TRUMP El acusado Ansly Damus, un profesor de ética de Haití, ha sido encerrado en Ohio por más de año y medio. Damus no cometió ningún crimen. Por el contrario, se había manifestado en contra de un funcionario de su gobierno y luego se vio obligado a huir de la violenta persecución política. Cuando llegó a este país, se presentó ante las autoridades de inmigración y solicitó asilo. Pasó su entrevista de miedo creíble y un juez le concedió el asilo, no una, sino dos veces. A pesar de eso, se ha mantenido tras las rejas mientras el gobierno apeló sus concesiones de asilo. La Administración Trump había puesto a Damus tras las rejas indefinidamente junto con miles de otros solicitantes de asilo como él. ICE no le ha permitido salir ni una vez en más de un año. “No respiré aire fresco ni sentí el sol en la cara, y nunca sé si hace frío o calor afuera, si sale el sol y si las estaciones están cambiando”, dijo Damus cuando se archivó la demanda. “Estados Unidos ha reconocido desde hace tiempo su obligación moral y legal de proteger a los refugiados, incluido el derecho a solicitar asilo. Las personas que huyen de la persecución nunca deberían ser encerradas sólo por afirmar este derecho. La decisión reconoce que los solicitantes de asilo merecen compasión y la protección de nuestras leyes, no el castigo”, expresó Eunice Lee, directora adjunta del Centro para Estudios de Género y Refugiados. El caso, Damus v. Nielsen, se archivó en el Tribunal de Distrito de esta nación en Washington, DC. En el documento se nombra al Departamento de Seguridad Nacional y al Departamento de Justicia como acusados.

DERROTA A TRUMP El juez James Boasberg, en el Tribunal de Distrito de Columbia, dio un nuevo golpe a las políticas migratorias del presidente Donald Trump. El impartidor de justicia dijo que la Administración Trump debe considerar de forma individual si los inmigrantes que llegan a Estados Unidos en busca de asilo representan un riesgo de fuga o un peligro para su comunidad, antes de que puedan ser detenidos si han demostrado un temor creíble de persecucion. Boasberg emitió el lunes anterior un mandamiento judicial preliminar que impide al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) detener arbitraria e indefinidamente a los solicitantes de asilo. La orden surge de una demanda colectiva presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en nombre de solicitantes de asilo a quienes se les denegó la libertad condicional a pesar de que funcionarios de Inmigración y Aduanas (ICE) encontraron que tenían un reclamo creíble de persecución en sus países de origen, el cual es el primer paso para obtener el estado de asilo. La ACLU argumentó que el DHS violó su propia directiva de libertad condicional, la ley de inmigración y la Constitución en un esfuerzo por disuadir a otros solicitantes de asilo de venir al país. En la demanda, los defensores de derechos civiles argumentaron que las autoridades migratorias habían creado una política general de detención de solicitantes de asilo en las oficinas de ICE en Detroit; El Paso, Texas; Los Angeles; Newark, Nueva Jersey, y Filadelfia. El grupo de derechos civiles elogió a la corte por su fallo el lunes. “Esta decisión significa que la Administración Trump no puede usar la detención indefinida como un arma para castigar y disuadir a los solicitantes de asilo”, indicó en un comunicado Michael Tan, abogado principal de ACLU. El Departamento de Justicia puede impugnar la decisión.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register