breaking news New

SI NOS DEJAN

banners sin foto-09

Por: Gamaliel Espinoza

El sargento pasa revisión a sus soldados y le dice que les hará un examen. Los pone en fila y les va preguntando. ¿Cuánto es 7 por 5?…- Este… este… este… vamos a ver son… mas… ¿como 38 mi sargento? El sargento lo hace a un lado. El que sigue- Cuánto es 4 por 4…- Mmmmmm este… como…. como… creo que son 15 mi sargento. Hace lo mismo el sargento. El que sigue… Cuánto es 5 por 5- 5 por 5 son… veamos, 5 por 5 son… ¿5 por 5 verdad? serían como… creo que son mas de 20 mi sargento- El sargento muy molesto lo hace a un lado. -El que sigue- – Cuanto es 7 por 3- – 73 mi sargento- responde inmediatamente y muy seguro el soldado. – Así me gusta, tarugo pero muy enérgico- ¿Recuerda cuando se casó?… si es que esta casado. Si no lo está, pues simplemente no lo va a recordar. Ahora que si lo recuerda pero… no lo quiere recordar (que podrían tener muchos motivos para no querer hacerlo) eso ya es otra cosa. Recuerda cada detalle de su boda: padrinos, comida, baile, pastel… en fin. Ahora que si pasó algo gracioso o alguien se pasó de listo e hizo lo que no debería de hacer… pues lo va a recordar siempre. Eso fue lo que le pasó a una pareja que decidió que su ceremonia matrimonial fuera en un zoológico… que por el amor que le tienen a los animales. Todo estaba planeado para que saliera a la perfección… solo que no contaban que un animal les iba a robar el momento especial de sus vida. Precisamente un oso estuvo presente en la ceremonia, solo que estaba detrás de un vidrio de seguridad… lo que le valió a la pareja. Los gestos del oso hacia la novia, parecía indicar que le decía… ¿estas segura de que te quieres casar con él? Que bueno que al oso no lo contrataron para impedir la boda… de otra manera hubiera hecho pedazos el cristal que le impedía estar como invitado a la boda. Ojalá y el novio no se arrepienta de no haberlo invitado personalmente al oso. Aunque a decir verdad, creo que las parejas de estado de Minesota deberían de invitar al oso para que apruebe o no el casamiento. Compadre, no se vaya a enojar por lo que le voy a decir- Como cree que me voy a enojar con usted comadrita- Pues entonces agárrese compadre… porque su esposa, o “seasque” mi comadre, lo engaña con mi esposo… “oseasque” su compadre- No diga eso comadrita- Pos así como lo ve compadrito- ¿Y que sugiere que hagamos comadrita?- ¿Pos como ve si nos vengamos compadre? ¿Y como comadrita? Pues como ve si usted y yo… ya sabe compadre… Ahhhh, entiendo comadrita, pos si no tiene inconveniente pues vamos a “vengarnos”- Y que le ponen “Jorgito” al niño. Acabado el acto la comadrita le pregunta… Que compadrito… nos volvemos a vengar?- Seguro que si, comadrita- Y así se vengaron 4 veces seguidas. En la quinta la comadre le pregunta… Que compadrito… ¿nos vengamos otra vez? ¿Sabe que comadrita? Creo que ya se me acabó el coraje. Un marido romántico contrató a unos mariachis para que le llevaran serenata. Los mariachis llegaron y se pusieron a cantar y a cantar y cantar. Cuando estaban cantando la canción “si nos dejan” de José Alfredo Jiménez, quien se asomó a la ventana fue el marido, (que había contratado al mariachi) y también su esposa. Lo que no contaba ninguno de los dos hombres era que, se iban a enterar de que la mujer para la que había contratado al mariachi era el marido… y que el cantante se vino a enterar que su novia estaba casada. No quisiera dejar la historia a medias, pero lamentablemente no se sabe que fin tuvo el asunto. Claro que tuvieron que separar al novio y al marido… pero ¿y la mujer? No se dice que fue lo que pasó. Pero me imagino que se quedó sin marido y sin novio… lo que hay que ver en México. Sugerencias, comentarios y opiniones favor de hacerlos llegar a: gamma9_10@yahoo.com y editorial @novedadesnews.com.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register