breaking news New

Regaña Legislador de Dallas al fiscal Paxton

NOVEDADES NEWS 2

Anuncia Alcaldesa de FW que no se reelegirá  

Nota Novedades News  

 

Dallas, Tx.- Un legislador de Dallas regañó al fiscal general estatal Ken Paxton por desperdiciar casi 12 mil dólares de fondos estatales en una demanda «falsa» sobre las elecciones presidenciales.

El representante Chris Turner, demócrata de Grand Prairie, aseguró que continuará investigando el intento fallido de Paxton para que la Corte Suprema de Estados Unidos anule los resultados en cuatro estados que sellaron la victoria de Joe Biden en la carrera presidencial.

Turner, que está tratando de obtener la correspondencia de Paxton con los abogados del presidente Donald Trump, como Rudy Guiliani y el abogado de Dallas, Sidney Powell, buscó el 10 de diciembre obtener todos los registros públicos relacionados con el esfuerzo altamente publicitado del fiscal general de Texas para reforzar las afirmaciones infundadas de Trump de fraude electoral.

En su solicitud de registros abiertos, Turner lo calificó como «un procedimiento legal sin sentido y no relacionado con el estado al que sirve» y «un intento cínico de descartar millones de votos emitidos por ciudadanos estadunidenses».

Turner señaló que la oficina de Paxton acababa de «responder parcialmente», publicando cartas en las que nombró a dos abogados de Washington como asesores especiales y facturas de uno de ellos por $ 11,940.03.

Ese abogado, Lawrence J. Joseph , dijo en un correo electrónico que el dinero cubría estrictamente los costos de impresión relacionados con la presentación de la demanda en la Corte Suprema.

“Las facturas a las que hace referencia eran para la imprenta de la Corte Suprema (es decir, desembolsos de terceros, no pagos a mí)”, escribió Joseph.

Dirigió las consultas sobre el castigo de Turner de la demanda de Texas como «un episodio vergonzoso» a Alejandro García, un portavoz de Paxton.

Ni García ni la portavoz de Paxton, Kayleigh Date, respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

TEXAS,  

ELEGITIMO  

En sus cartas del 7 de diciembre en las que nombraba a Joseph y Kurt B. Olsen de Washington como asesores externos especiales de su oficina, Paxton dijo que era para «una acción que busca evitar la dilución de los votos del Colegio Electoral de Texas en las elecciones presidenciales de 2020 y defender y hacer cumplir la ley electoral estatal y federal».

Paxton les indicó a ambos abogados que debían trabajar «sin costo para el estado».

El 11 de diciembre, la Corte Suprema dictaminó 7-2 que Texas carecía de legitimación para impugnar los procedimientos electorales en otros estados, un golpe tanto para Trump como para el general Ken Paxton, quien copresidió «Abogados de Trump» durante la campaña y presentó el largo demanda por disparos que los expertos en derecho electoral consideraron una afrenta a la democracia.

“La moción del Estado de Texas de autorización para presentar un proyecto de ley de queja es denegada por falta de legitimación bajo el Artículo III de la Constitución. Texas no ha demostrado un interés judicialmente reconocible en la manera en que otro estado realiza sus elecciones. Todas las demás mociones pendientes se descartan como discutibles”, escribió el tribunal en un breve fallo sin firmar.

FALSA  

DEMANDA  

El representante de Grand Prairie Chris Turner criticó al fiscal general Ken Paxton por presentar una demanda «falsa» para anular las elecciones presidenciales.  Aunque la oficina de Paxton no entregó la correspondencia con los abogados de Trump, Turner dijo: «Seguiré presionando para obtener estas respuestas. La gente de Texas se merece la verdad sobre este vergonzoso episodio».

Aunque la Corte Suprema rechazó a Paxton, Turner señaló en una declaración escrita que «los contribuyentes están en el anzuelo por alrededor de $ 12,000 en costos de impresión por una demanda falsa que fue desestimada de inmediato».

«En realidad, sin embargo, el precio que pagan Texas y Estados Unidos es mucho mayor», agregó Turner, quien es presidente del Caucus Demócrata de la Cámara. «La demanda de Ken Paxton fue un asalto a nuestra democracia, simple y llanamente».

Turner mencionó la declaración del senador de Texas Ted Cruz de que él y otros 10 senadores republicanos se opondrían cuando una sesión conjunta del Congreso se reúna hoy miércoles (6 de enero) para revisar el resultado del Colegio Electoral en la carrera presidencial, por lo general, una mera formalidad.

El grupo de senadores liderado por Cruz está exigiendo un retraso de 10 días para permitir una «auditoría» de emergencia de los resultados en los estados de campo de batalla donde Trump disputa el resultado. Tal demora prolongaría el proceso hasta el 16 de enero, solo cuatro días antes de la inauguración.

También durante el fin de semana, el Washington Post informó que Trump pasó aproximadamente una hora tratando de persuadir al secretario de estado republicano en Georgia de invalidar suficientes votos de Biden allí para inclinar al estado hacia la columna de Trump.

“No hay límite para el abuso de poder de Trump y no hay profundidad en el pantano en el que no se hundirá, y Paxton y Cruz aparentemente están felices de dar el paso junto a él”, dijo Turner.

FINAL DE  

  1. PRICE  

Betsy Price, la alcaldesa con más años de servicio en la historia de la ciudad de Fort Worth, anunció que no buscará la reelección.

El anuncio marca el final de los 10 años de Price como alcaldesa y dejará en juego la carrera de Fort Worth en 2021 con la presentación de la campaña a solo una semana.

Price dijo que decidir no volver a postularse fue una decisión difícil, pero indicó que espera pasar más tiempo con sus seis nietos.

Price, de 71 años, se desempeñó como asesora de impuestos en el condado de Tarrant durante una década hasta que realizó una campaña exitosa y asumió el cargo en 2011. Luego cumplió cinco mandatos, y el quinto después de derrotar a Deborah Peoples por 14 puntos porcentuales en 2019.

Price dio positivo por el coronavirus en noviembre, el mismo día en que el condado de Tarrant informó más de 2,100 casos, lo que era un nivel alto en ese momento. Tanto Price como su esposo, que también dieron positivo, se han recuperado por completo.

Price, nativo de Fort Worth, se graduó de Arlington Heights High School antes de asistir a la Universidad de Texas en Arlington.

El Fort Worth Star-Telegram informó que Peoples, la presidenta demócrata del condado de Tarrant, ha planeado otra campaña, pero tomará una decisión final después de reunirse con su equipo. La revista Fort Worth informó que Peoples publicó «¡Estoy corriendo!» en su página de Facebook.

La abogada Dee Kelly Jr. dijo a la revista Fort Worth: “Ella es mi amiga y quiero respetar su tiempo en cualquier anuncio que elija hacer”, cuando se le preguntó si planeaba postularse.

El miembro del Concejo Municipal de Fort Worth, Brian Byrd, declaró a Star-Telegram que se postulará si Price no busca la reelección, y dijo que ella es la candidata a alcalde más calificada.

La miembro del Concejo Municipal Ann Zadeh también expresó al Star-Telegram que postularse para alcalde «es una opción que estoy considerando seriamente».

OPOSICION  

REPUBLICANA  

Casi la mitad de los 25 republicanos de Texas en el Congreso ya planean oponerse a la certificación de la victoria del demócrata Joe Biden en la Casa Blanca cuando los legisladores se reúnan hoy miércoles para examinar los resultados del Colegio Electoral.

El intento de anular el resultado al cancelar decenas de millones de votos en estados clave que ayudaron a Biden a asegurar una victoria electoral de 306-232 sobre el presidente Donald Trump está a punto de fracasar.

Pero el esfuerzo, que hasta ahora incluye a 12 republicanos de Texas, incluidos el senador Ted Cruz y el representante de Tyler, Louie Gohmert, ha arrojado una nube de incertidumbre sobre el asunto típicamente por la forma de contar los votos electorales, que amenaza con derrocar el proceso de larga data de Estados Unidos para elegir un presidente.

Trump ha exigido la acción por sus afirmaciones infundadas de que el fraude generalizado le costó las elecciones.

Docenas de jueces, incluidos algunos nombrados por el presidente, han rechazado las afirmaciones de Trump de una elección amañada. El exfiscal general de los Estados Unidos, William Barr, antes de renunciar en diciembre, también dijo que el Departamento de Justicia no encontró evidencia de fraude generalizado.

Pero el senador de Texas John Cornyn y el representante de Austin Chip Roy son hasta ahora los únicos republicanos de Texas en el Congreso que han dicho explícitamente que no se opondrán al resultado certificado del Colegio Electoral.

DAÑO A LA  

DEMOCRACIA  

Cornyn dejó en claro su punto de vista, al manifestar en una carta abierta a los tejanos que «a menos que se presenten nuevas pruebas sustanciales durante las impugnaciones a las boletas de cada estado, no me opondré a la certificación de los resultados electorales de ese estado basados en acusaciones no comprobadas».

«La decepción de cualquier persona… no puede ni debe anular los votos legítimos de millones de estadunidenses y nuestro deber de defender la Constitución y las leyes de los Estados Unidos», escribió, advirtiendo contra el potencial de hacer «un daño irreparable a nuestro gran democracia.»

No está claro cuántos republicanos terminarán objetando.

El número seguramente será mucho más alto que en 2005, cuando un senador demócrata y 31 miembros demócratas de la Cámara votaron sin éxito en contra de los votos electorales certificados de un estado. (John Kerry, el candidato presidencial demócrata en esa elección, no apoyó el esfuerzo).

Aquí es donde se encuentra la delegación del Congreso republicano de Texas:

Objetará

Representante Jodey Arrington de Lubbock

“Aprecio la importancia de esta sesión conjunta y entiendo que nuestros Padres Fundadores la diseñaron para servir como el paso final en la certificación de un presidente. En 2016, muchos de mis colegas demócratas se opusieron a la certificación de los votos y luego, inexplicablemente, se negaron a aceptar la certificación final del Congreso del presidente Trump como nuestro presidente legítimo y debidamente elegido. Este desafío a la Constitución y flagrante desprecio por el Estado de Derecho es inconcebible y un abandono de nuestro deber sagrado. Me opondré el 6 de enero y expresaré mis preocupaciones constitucionales con las elecciones presidenciales de 2020, e insto a mis colegas a hacer lo mismo”.

RECHAZO A  

ELECTORES  

“El Congreso debería nombrar inmediatamente una Comisión Electoral, con plena autoridad investigadora y de determinación de hechos, para realizar una auditoría de emergencia de 10 días de los resultados electorales en los estados en disputa. Una vez completado, los estados individuales evaluarían los hallazgos de la Comisión y podrían convocar una sesión legislativa especial para certificar un cambio en su voto, si fuera necesario. En consecuencia, tenemos la intención de votar el 6 de enero para rechazar a los electores de los estados en disputa como no ‘entregados regularmente’ y ‘legalmente certificados’ (el requisito legal), a menos y hasta que se complete la auditoría de emergencia de 10 días».

“Decenas de millones de estadunidenses sienten que su voto no cuenta, pero los demócratas se niegan a tomar sus preocupaciones en serio. Los demócratas ni siquiera aceptarán una auditoría electoral de emergencia bipartidista de 10 días de los resultados de los estados en disputa. Por lo tanto, expreso las preocupaciones de mis electores y de decenas de millones de estadunidenses que sienten que su voto no cuenta al oponerse al recuento de votos de los colegios electorales de los estados en disputa. Le debemos al pueblo estadunidense dejar de lado los juegos partidistas e investigar. Debemos restaurar la confianza en la integridad de nuestras elecciones”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register