breaking news New

Refuta juez federal a la policía de Dallas Poderosa ley libera a peligrosos criminales

presos-inmates1

Nota Novedades News

Dallas, Tx.- Morris Burrell Haynes estaba armado para la guerra. Cuando la policía de Dallas lo arrestó en 2015 durante una operación encubierta de prostitución, encontraron un “alijo de armas peligrosas” en la cajuela de su auto Lincoln Town: rifles “estilo asalto” cargados, una escopeta, docenas de cartuchos de munición y un chaleco antibalas, de acuerdo con los fiscales federales. Los oficiales, que no tenían una orden de allanamiento, se felicitaban mutuamente, dicen los registros judiciales. Pero debido a que aparentemente no llevaron a cabo una búsqueda legal de su automóvil, Haynes, de 37 años, un delincuente violento y presunto miembro de una pandilla que una vez le disparó a alguien, podría estar pronto nuevamente en las calles de esta ciudad. Los abogados de Haynes impugnaron la evidencia de las armas de fuego en la corte, argumentando que la búsqueda era ilegal, y un juez aceptó su moción, una rareza en un tribunal federal. La decisión del juez de distrito de los Estados Unidos Sam Lindsay, tomada en agosto de 2017, significó que dos de los tres cargos contra Haynes le fueron exonerados. “La supresión en este caso impedirá que estos oficiales sean efectivamente recompensados por sus búsquedas inconstitucionales”, aseveró Brandon McCarthy, uno de los abogados de Haynes, en una presentación ante el tribunal. El equipo de la defensa ahora está tratando de desestimar el último cargo en su acusación al argumentar que la policía de Dallas buscó inapropiadamente pruebas nuevamente al intentar cumplir una orden de arresto contra Haynes en un apartamento del sur de Dallas. Los oficiales encontraron un arma que afirmaron pertenece a Haynes debajo de un colchón durante un operativo denominado “barrido protector” que les permite buscar sólo en lugares donde alguien podría esconderse. Los abogados de la defensa indicaron que la policía usa cada vez más esas técnicas para tratar de eludir las protecciones de la Cuarta Enmienda contra búsquedas irrazonables. “Si se permite eso, ¿de qué sirve obtener órdenes de allanamiento en primer lugar?”, enfatizó Nicco Capozzi, un abogado defensor de California que maneja casos federales y ha escrito sobre redadas protectoras. Capozzi llamó a la búsqueda del colchón como una pendiente resbaladiza. SEVERO GOLPE “Si esto es lo que se considera razonable ahora, ¿eso les permite explotar las paredes porque alguien podría estar escondido allí?”, preguntó. “Tiene que haber una línea”. Lindsay escuchó a ambas partes durante una audiencia de un día realizada hace unos días sobre el asunto y emitirá su fallo en una fecha futura. Si el juez también acepta esa evidencia sobre las armas, Haynes será un hombre libre. Y sus fallos, si se mantienen, darían un golpe significativo a los fiscales que intentan encarcelarlo. También podría significar más problemas para la unidad de narcóticos del Departamento de Policía de Dallas, que la nueva jefa, U. Renee Hall, repasó en noviembre, citando “problemas serios”. La oficina del fiscal de los Estados Unidos y la Policía de Dallas se negaron a comentar sobre el caso. DECOMISO DEL ARSENAL Haynes fue arrestado en junio de 2015 por la policía de Dallas por solicitar prostitución, un delito menor, durante una operación encubierta en un estacionamiento del centro comercial de South Dallas, según documentos judiciales. La Policía dijo que Haynes ofreció pagarle a una agente encubierta por sexo. Los oficiales Daniel Sullivan y Emanuel Paulos hicieron el arresto, indican los registros judiciales. Sullivan abrió la cajuela del carro Town del arrestado y “buscó brevemente”, señalan los registros judiciales. El oficial encontró el chaleco antibalas, municiones y armas de fuego, algunas de las cuales estaban dentro de bolsas, de acuerdo con los mismos documentos. El decomiso incluía cuatro rifles, dos de los cuales estaban cargados, una escopeta calibre 12 cargada y una pistola. Los registros judiciales federales enumeran las armas aseguradas a Morris Burrell Haynes en 2015, pero que un juez fede-ral dictaminó que el gobierno no puede usar para procesarlo. Además, los oficiales no realizaron un inventario de todos los artículos encontrados en el maletero, dictaminó el juez. En cambio, los oficiales llevaron el Town car a un puesto de mando cercano donde los oficiales de la Policía de Dallas lo registraron y lo “procesaron”. Los suboficiales investigaron a Haynes a través de una base de datos y descubrieron que tiene ocho condenas por delitos mayores, que datan de 1998. Su historial incluye condenas por armas de fuego, tráfico de drogas, posesión de chalecos antibalas, asalto con agravantes con un arma mortal y robo de automóviles. La policía llevó a Haynes a la cárcel del condado y remolcó su automóvil a su lote de confiscación. Llevaron los artículos en el maletero a la sala de propiedades de la Policía y los entregaron a Selwyn DeLoach, un agente del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, según los expedientes judiciales. Haynes salió de la cárcel por el cargo de prostitución. Tres días después de su arresto, agentes de la ATF obtuvieron una orden de arresto contra él por ser un delincuente convicto en posesión de un arma de fuego. Los agentes y la Policía de Dallas buscaron infructuosamente a Haynes en varios apartamentos en Dallas, según muestran los registros judiciales. Haynes no fue arrestado por el cargo federal de armas hasta diciembre de 2016 cuando fue encontrado en Mississippi usando un alias, según muestran los registros. Fue acusado en Dallas en enero de 2017 por ese cargo. Los abogados de Haynes, McCarthy, Rachel Riley y James Bell, presentaron una moción en abril de 2017 para suprimir toda la evidencia confiscada dentro del auto del buscado delincuente. La defensa argumentó que las búsquedas sin orden judicial del automóvil violaron la Cuarta Enmienda. Durante una audiencia el año pasado sobre la moción, los oficiales que arrestaron a Haynes testificaron que sus búsquedas fueron legales porque tuvieron lugar durante el embargo del vehículo de acuerdo con la política de la Policía de Dallas. Pero Lindsay dictaminó que la evidencia de armas de fuego debería ser suprimida debido a que dicha corporación no siguió sus propios procedimientos para realizar inventarios de vehículos confiscados. La política del departamento indica que los oficiales de incautación deben realizar un inventario de un vehículo en la escena. Los oficiales también violaron la política al no completar el registro de una grua que llegó a su auxilio para remolcar el vehículo, así como otra información, dictaminó Lindsay. “Cuando los agentes de la ley actúan sin una orden judicial, el gobierno tiene la carga de probar con una preponderancia de la evidencia de que la búsqueda fue válida”, expresó Lindsay en su orden. “La búsqueda en el vehículo fue de naturaleza investigativa y se realizó para descubrir evidencia incriminatoria en lugar de inventariar y registrar el contenido del vehículo para salvaguardar la propiedad”, escribió Lindsay. Lindsay también dictaminó que “no había evidencia de que los oficiales del DPD tuvieran una causa probable para creer que el Lincoln Town Car contenía contrabando”. BUSQUEDA ILEGAL El gobierno agregó dos cargos más contra Haynes en la acusación formal después de la primera audiencia de supresión de pruebas, pero antes de la decisión de Lindsay, según los registros judiciales. El único recuento sobreviviente se basa en que la policía encontró una pistola en 2016 en un departamento donde presuntamente se quedó Haynes mientras los agentes intentaban arrestarlo allí. Los abogados de Haynes en octubre presentaron una moción para suprimir esa evidencia, diciendo que se obtuvo ilegalmente porque los agentes estaban buscando evidencia en el apartamento en lugar de buscar a Haynes. Los oficiales, que no tenían una orden de allanamiento, dijeron que estaban llevando a cabo el operativo “barrido protector” del departamento por su propia seguridad cuando encontraron el arma. El alcance de tal búsqueda se limita a los lugares donde una persona podría esconderse. Una pregunta clave que surgió durante la audiencia fue: ¿puede un hombre de 200 libras entrar dentro de un somier? Eso es porque los oficiales encontraron el arma en cuestión debajo de un colchón en la cama. Buscaron debajo del colchón porque habían oído hablar de sospechosos que se escondían en somers ahuecados, manifestó el fiscal federal adjunto Joseph A. Magliolo. “En su experiencia, los oficiales involucrados en esta operación han localizado individuos en áreas tan pequeñas como los resortes vacíos debajo de un colchón, una secadora, en gabinetes, y entre el aislamiento y la pared”, aseguró Magliolo en una presentación judicial. Pero cuando la defensa lo preguntó, Magliolo no pudo señalar un caso específico en el que alguien se escondió dentro de un somier ahuecado. La Policía de Dallas no tomó fotos de la cama ni del interior del departamento, un des-cuido que, según Lindsay, ha hecho que la controversia sea más difícil de resolver. “Eso resolvería muchas cosas; realmente lo haría “, apuntó Lindsay acerca de las fotografías. “Esta es la era de la tecnología. Todos tienen un teléfono celular. ¿Por qué esto no estaba documentado? McCarthy expresó que Haynes no podría haber entrado en el box spring y por lo tanto los oficiales no deberían haber mirado debajo del colchón. Capozzi, el abogado defensor de California, dijo que la policía está utilizando incorrectamente el operativo “barridos de protección” para buscar evidencia de un crimen. Como resultado, los tribunales están exigiendo cada vez más a los oficiales que produzcan hechos específicos para respaldar tales búsquedas sin orden judicial, precisó. Por ejemplo, los oficiales tendrían que testificar que oyen ruidos dentro de una casa o que ven algo torcido en una cama u otro mueble antes de buscar, recalcó Capozzi. La teoría de la caja ahuecada, dijo, no pasa esa prueba. “No parece razonable que alguien se esconda allí”, aseveró Capozzi.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register