Razones de peso para conocer Zamora

zamora catedral1

Una vez que sepas lo que hay en ‘la ciénega de Michoacán’, no querrás irte nunca Déjate seducir por el aroma del café y las frutas en la tercera ciudad más importante de Michoacán: Zamora, conocida también como ‘la tierra del chongo zamorano’ o ‘la ciénega de Michoacán’. Te invitamos a adentrarte un poco en su historia para conocer algunos de sus atractivos turísticos. Historia Su nombre hace honor a los primeras familias españolas que llegaron de España para fundar la Villa de Zamora en el valle de Tziróndaro, en 1574. Más tarde, en 1953 y como homenaje al padre de la patria, se le tituló Zamora de Hidalgo, nombre que permanece hasta nuestros días. Un detalle más: la palabra ‘Zamora’, proviene del latín civitas murata o ‘ciudad amurallada’, cualidades que aplican a la perfección con esta hermosa ciudad que más allá de murallas, está rodeada por montañas y el cruce de dos ríos. Santuario Guadalupano Aquí se levantan sobre el paisaje de manera majestuosa las torres del Santuario Diocesano de Nuestra Señora de Guadalupe. Sus torres son consideradas como las más altas de México, con una altura de ¡107.5 metros! Además, es considerado el número 14 entre los 15 recintos religiosos más grandes del mundo y el cuarto más grande de Latinoamérica. Por la tarde, iluminada es todo un espectáculo para la vista. Mercado de Morelos: tentación hecha dulce Situado en el corazón de Zamora, este emblemático lugar, conocido anteriormente como ‘Pasaje de los dulces’, fue construido en 1912. En él encuentras los mejores chongos zamoranos, un postre de leche cuajada con canela que es capaz de deleitar hasta el paladar más exigente. Además, también encuentras frescos dulces típicos que tienen como base frutos de la región, así como artesanías hechas en piel, textiles y otros materiales. Si cae la tarde y sigues por ahí, date la oportunidad de beber una buena taza café. Parque Nacional Lago de Camécuaro Deleita tu pupila con cientos de contrastes naturales que abundan en este lugar, situado al sureste de Zamora, en el municipio de Tangancícuaro. En este parque encuentras casi diez hectáreas de área protegida, incluido el lago, que se abastece de manantiales naturales. Sus aguas cristalinas y su paisaje coloreado de abundante vegetación te despertarán la sensación de nunca querer alejarte de allí. Si quieres refrescarte, consiéntete en sus piscinas de aguas termales o un largo paseo en lancha.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register