Protagonizan jóvenes asesinatos en Dallas Latinos, en su mayoría

portada21

Dallas, Tx.- La violencia entre jóvenes latinos en Dallas parece no tener fin y, por el contrario, continúa tornándose cada día más alarmante y sanginaria, advierten expertos. Ricardo Zamora Zapata fue arrestado bajo el cargo de asesinar a Israel Tovar, ambos adolescentes. El Departamento de Alguaciles de los Estados Unidos fue la dependencia encargada de llevar a cabo la detención de Zapata hace unos días y de entregarlo a la sede de la Policía de Dallas para su interrogación. Poco antes del 1:00 de la mañana del pasado 28 de mayo, Zapata se encontraba junto con un conocido en la gasolinera del número 2900 de la calle Ruder, cerca de South Walton Walker Boulevard, intentando arreglar un vehículo que se había descompuesto, según la declaración del arresto. El testigo indicó que varias personas en otro vehículo se acercaron en diversas ocasiones y se ofrecieron a ayudarles, pero Zapata declinó la ayuda. El auto se estacionó y Tovar se acercó e insistió en auxiliar, se indica en la declaración jurada. El testigo explicó que Tovar le indicó que entrara en el vehículo para tratar de encenderlo. Zapata refutó a Tovar para que no le hablara en tono agresivo, pero Tovar golpeó a Zapata en la cara, afirmó en la declaración Tovar metió la mano en su bolsillo delantero y Zapata le dijo al testigo que entrara en la tienda. Mientras ingresaba al comercio, oyó varios disparos. Cuando regresó al vehículo, Zapata le expresó que ya se había ocupado de la situación, según indicó en la declaración jurada. Zapata desapareció detrás de la gasolinera por un tiempo antes de abandonar la escena del crimen. Las imágenes de vigilancia lo mostraron colocando un arma en el suelo, se precisa en la declaración jurada. Los hermanos de Tovar y un amigo lo llevaron al Parkland Memorial Hospital, donde murió. Zapata está detenido en la cárcel del condado de Dallas bajo una fianza de 250.000 dólares.

TIROTEO MORTAL EN DUNCANVILLE La Policía de Duncanville arrestó también a un joven de 17 años tras un tiroteo fatal en una fiesta el domingo. Juan Daniel Martínez Jr. de Dallas fue detenido en la cárcel de Duncanville como sospechoso de estar invucrado en una balacera que cobró la vida de otra persona. Se le fijó una fianza de $ 100.000. Las autoridades, debido a las averiguaciones que realiza, no habían revelado los cargos que pesan contra el adolescente detenido. Según las primeras investigaciones, el tiroteo ocurrió alrededor de 2:45 a.m. del domingo, por lo que de inmediato fue enviada una patrulla de policía al lugar de los acontecimientos, luego que se presentara una queja por exceso de ruido en una casa ubicada en el número 500 de Golden Meadows Lane, cerca del bulevar Oriole. Aproximadamente unas 300 personas se encontraban en el patio trasero, señaló el oficial de policía de Duncanville, Doug Sisk. La gente de la casa bajo el volumen de la música, pero se dejaron oir varios disparos mientras los oficiales estaban en la casa, explicó la Policía. El tirador y presuntos cómplices huyeron de inmediato de la fiesta. La víctima fue llevada a un hospital, pero la Policía dijo ayer que su herida era fatal. Las autoridades, debido a la edad de la víctima, no lo habían identificado. Un helicóptero del Departamento de Seguridad Pública registró el área en busca del presunto homicida o víctimas adicionales pero no localizó a nadie.

ESCONDIDO EN MEXICO La Policía informó además que Mark Anthony Ponce pateó la puerta principal del apartamento de su exnovia ubicado en el número 11100 de Woodmeadow Parkway y le disparó a su nuevo novio en varias ocasiones. De inmediato el presunto asesino huyó del lugar y ahora se cree que está escondido en México, ya sea en Aguascalientes o San Luis, dijeron funcionarios. Ponce enfrenta una acusación de asesinato capital en el condado de Dallas y de haberse fugado para evitar un proceso judicial para su arresto, indicaron las autoridades. Según fuentes allegadas a los involucrados, Ponce podría haberse fugado a México, por lo que se buscó el apoyo de las policías mexicana para su detención y extradición. El fugitivo es considerado un hombre peligroso que se encuentra armado. Los reportes policiales indican que podría estar utilizando el alias “Juan Pablo Hernández Villalón”. Ponce es un hombre hispano de 5 pies y 9 pulgadas que pesa alrededor de 220 libras. Tiene pelo negro, ojos negros y un lunar debajo de su labio inferior. Se ofrece una recompensa de $5,000 por información que conduza al arresto de Ponce. Cualquier persona que contenga información sobre el sospechoso, puede llamar al 1-800-225-5324. También pueden mandar datos en línea en https://tips.fbi.gov. Para brindar información fuera de los Estados Unidos, debe llamar a la embajada o consulado estadunidense más cercano.

OTRO ASESINATO EN OAK CLIFF Un sospechoso de asesinato huyó del estado esta semana con su bebé recién nacido, pero no sin antes devolverle la ropa a la madre de la víctima, informó la Policía de Dallas. Chris Betts, de 20 años, es acusado de matar a Gregory Wallace, de 33 años, en una habitación de motel de East Oak Cliff, según una orden de arresto. Wallace fue encontrado muerto alrededor de las 12:30 p.m, con múltiples heridas de bala en el motel localizado en el 100 de West Overton Road, cerca de la Interestatal 35E. Las autoridades arrestaron a Betts en Mississippi. La madre de Wallace explicó a la policía que su hijo y Betts llegaron a su casa a lavar la ropa a las 8:45 p.m. de ese fatal día. Wallace le dijo a su madre que él y Betts iban a regresar al motel antes de recoger su ropa. Justo antes de las 9:30 p.m., la madre y Wallace hablaron por teléfono y le indicó que le llevaría algo de comida, pero la mujer nunca volvió a saber de él. Un testigo que vive en el motel afirmó a los oficiales que vio a Wallace y a otro hombre allí más temprano en el día. Después de acostarse, el sonido de los disparos lo despertó. Cuando miró afuera, vio al mismo hombre que puso a un niño pequeño en un Honda verde y se marchó “a toda prisa”, se indica en la orden. La Policía identificó más tarde al Honda como propiedad de Wallace. Una persona que vive con la madre de Wallace señaló a los oficiales que estaba en la casa jugando en su teléfono cuando Betts subió al Honda de Wallace. Betts entró y tomó la ropa que había estado lavando, declaró el testigo. La novia de Betts, con quien tiene un bebé de 3 meses, dijo que ella y Betts habían hablado sobre la necesidad de lavar la ropa ese día porque su secadora no funcionaba, se declara en la orden. Por la noche, Betts salió de su casa con su bebé. Dijo que no sabía a dónde iba. Más tarde esa noche, Betts volvió “actuando frenético y con prisa”, dijo su novia a la Policía. Le indicó que necesitaban salir del estado inmediatamente. Pero ella le respondió que no podía irse porque tenía una cita próxima de libertad condicional. Betts entonces dejó a su bebé en su casa y se dirigió al hogar de su hermana, que vive en Memphis, Tenn. Las autoridades rastrearon a Betts hasta Belzoni (Miss), usando una torre de teléfono celular. Encontraron el Honda de Wallace abandonado cerca de un hotel en la zona. Autoridades federales de los Estados Unidos ayudaron a detener a Betts antes de las 5 de la madrugada, en Hattiesburg, Miss. Las autoridades descubrieron dos pistolas en el vehículo que utilizó para la fuga Betts, se afirma en la orden. Uno de ellas era una pistola de 9 mm, que fue presuntamente la utilizada en el asesinato en Dallas.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register