breaking news New

Por drogas, reinicia juicio a Gas Piper Despiden a A. Guyger de la policía de Dallas

primera21

Nota Novedades News

 Dallas, Tx.- El agente de la Policía de Dallas, Amber Guyger, quien disparó fatalmente a Botham Jean de 26 años en su departamento de Cedars, fue despedida, días después de que la Jefa de la corporación Renee Hall dijera que hacerlo comprometería la investigación criminal. La Policía indicó en un comunicado de prensa que Hall despidió a Guyger luego de que una investigación interna descubriera que la agente había incurrido en “conducta adversa” cuando fue acusada de homicidio involuntario tres días después del tiroteo. El despido de Guyger fue apoyado por el alcalde, quien lo llamó “la decisión correcta en interés de la justicia”, y por otros que habían estado pidiendo su despido por semanas. Guyger se encontraba con permiso administrativo desde el tiroteo y está libre, mientras espera el juicio, con una fianza de $ 300,000. Guyger le disparó a Jean, su vecino que vivía arriba de su departamento, la noche del 6 de septiembre. La joven oficial indicó a las autoridades que confundió su departamento con el suyo y que creía que Jean, que estaba desarmado, era un ladrón. Lee Merritt, un abogado de la familia de Jean, arrojó dudas desde un principio sobre la versión de los hechos de Guyger. La decisión de Hall de despedir a Guyger se produjo después de los llamados generalizados a la acción. Los manifestantes habían pedido que la despidieran durante semanas Su estado laboral incluso se convirtió en un problema en la carrera por una banca en el Senado de los Estados Unidos entre el senador Ted Cruz y el Representante Beto O’Rourke. Este último, un demócrata, había pedido su despido, mientras que Cruz había dicho que O’Rourke estaba apresurándose a juicio. Guyger tiene permitido apelar la decisión bajo las reglas del servicio civil, señaló la Policía.

DECLARACION VERDADERA El anuncio del despido de Guyger tuvo lugar poco después de que Hall interviniera en una audiencia del Comité de Seguridad Pública y Justicia Penal del Concejo Municipal. La única discusión sobre el despido durante la reunión se produjo cuando el miembro del consejo Kevin Felder dijo que había escuchado que Guyger había sido despedida y le pidió a la titular que confirmara. “Esa es una declaración verdadera”, precisó Hall, sin mayor detalle. La decisión de Hall de despedir a la oficial pareció contradecir las declaraciones que había hecho en los últimos días sobre por qué no despediría a Guyger todavía. Amber Guyger debería ser despedida. Pero los policías que enfrentan esta situación en Dallas no siempre se mantienen así. La Jefa policial manifestó en una reunión en el ayuntamiento que no podía despedir a Guyger antes de que se completara una investigación interna debido a las leyes federales, estatales y locales. La funcionaria no especificó a qué leyes se refería. El jefe de gabinete de Hall, Thomas Taylor, había dicho que la investigación interna estaba en espera hasta que se completara una averiguación criminal sobre Guyger. Hall emitió un comunicado diciendo que no quería arriesgarse a interferir en una investigación criminal al tomar una decisión sobre el empleo de Guyger.

ACUSACIONES CONTRA GAS PIPE Autoridades de Dallas informaron que inició la prueba de tráfico de narcóticos contra los propietarios de Gas Pipe acusados de vender mariguana lo que causó fuerte daño a casi un centenar de personas. En un solo fin de semana, más de 90 personas fueron tratadas en hospitales de Dallas por sospecha de sobredosis de marihuana sintética, comúnmente conocida como K2 y Spice. Eso fue en 2014. En ese momento, muchos funcionarios de salud y de cumplimiento de la ley apenas comenzaban a comprender el alcance de la amenaza a la salud pública de los medicamentos tóxicos, que estaban ampliamente disponibles en las “tiendas principales” que también vendían accesorios para fumar. Desde entonces, el abuso de esas drogas, que en su mayoría son creadas en laboratorios en China, ha explotado y ahora tiene la culpa de las sobredosis masivas en todo el país. El pasado lunes, cinco personas asociadas con la cadena de tiendas Gas Pipe, incluidos sus dueños, se enfrentaron en tribunales federales de Dallas por cargos múltiples de tráfico de drogas derivado de la venta de narcóticos. Gerald “Jerry” Shults, de 72 años, y su hija, Amy Herrig, de 43 años, dos de los propietarios, enfrentan posibles condenas a cadena perpetua si son declarados culpables. Un total de 33 acusados, incluidas cuatro empresas, fueron acusados en la demanda de 2014. Incluyen a varios altos ejecutivos corporativos de Gas Pipe y más de una docena de gerentes de área y tienda. Algunos ya se han declarado culpables por su participación y esperan sentencia. También irán a juicio esta semana Bridgett Payrot, una gerente de la tienda de Arlington; la gerente de la oficina Carolyn Settlemire; y Tom Scott, un contratista de la compañía.

VENDIAN MARIGUANA Los propietarios están acusados de fabricar y vender marihuana sintética, un material orgánico de hoja mezclado con productos químicos para imitar los efectos de esa droga. Los productos fumables solían venderse en paquetes de papel de colores con nombres como Wolf Pack Rage, Assassin Revolution y Venom. La Drug Enforcement Administration informó que los cannabinoides sintéticos son sustancias químicas peligrosas creadas en un laboratorio que pueden causar aumento de la presión sanguínea, convulsiones, alucinaciones, violencia hacia la policía, incapacidad para respirar y episodios psicóticos. La droga también puede causar un comportamiento “tipo zombi”. Ha resultado en muertes y numerosas hospitalizaciones, advierten las autoridades federales. Sólo el mes pasado, más de 110 personas tomaron una sobredosis de Spice en un parque de New Haven, Connecticut. Otras sobredosis masivas ocurrieron en la ciudad de Nueva York y San Luis en 2016. Los abogados defensores dijeron en un reciente documento judicial que “no hay ningún elemento de la ofensa de que la conducta de los acusados haya causado daño a ninguna persona”. “Vale la pena señalar que la estrategia de juicio del gobierno es convertir este caso en un desfile de horrores”, expresó la defensa. Se cree que el caso de Gas Pipe es la mayor persecución de una operación de marihuana sintética en Texas y una de las más grandes del país. Cuando agentes federales allanaron el negocio en 2014, Gas Pipe estaba ganando hasta $ 500,000 por semana vendiendo el medicamento, afirmaron los fiscales. Desde esa publicación muy publicitada, la venta de dichos productos se ha trasladado de las tiendas minoristas a los vendedores callejeros y las pandillas, alertó Jane Maxwell, profesora de investigación en la Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Texas en Austin. Eso ha hecho que el medicamento sea más barato, indicó. El caso de Gas Pipe “prácticamente ha paralizado la fabricación industrial”, expresó Maxwell. “Quién sabe cómo se está haciendo ahora”. La base de clientes también ha cambiado, aseguró. Inicialmente, las personas usaban la droga porque escucharon que producía un efecto similar al de marijuanal y no daría lugar a una prueba de orina sucia, dijo Maxwell. La información muestra que los usuarios principales hoy en día son personas que están en riesgo de desempleo y falta de vivienda, apuntó. El abogado de Shults, George Milner, emitió la siguiente declaración el viernes: “The Gas Pipe sigue en pleno funcionamiento a pesar de estos reclamos del gobierno”. De hecho, abrimos una nueva tienda durante la investigación. Ahora, después de cuatro largos años, esperamos presentar nuestro lado de este caso en un tribunal de justicia. Y, obviamente, estamos seguros de que el jurado verá esto de una manera muy diferente una vez que hayan escuchado todos los hechos”.

ORIGEN DEL NEGOCIO En 1970, Shults regresó a Texas desde Vietnam, donde sirvió en la Fuerza Aérea, para abrir su primera tienda de accesorios para fumadores en Dallas. Shults convirtió su negocio en una cadena minorista multimillonaria con 14 sucursales en todo Texas y Nuevo México y casi 200 empleados. La compañía tenía tiendas en Arlington, Dallas, Fort Worth, Garland y Plano. Con los años, Shults llamó la atención de las agencias de aplicación de la ley, que asaltaron sus tiendas al menos una vez cada década. Pero eludió serios problemas hasta fines de 2013, cuando agentes encubiertos comenzaron a comprar marihuana sintética en las tiendas Gas Pipe, según la acusación. Los fiscales dicen que los acusados se refirieron a las drogas como “incienso de hierbas, popurrí o productos de aromaterapia

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register