Nueva ley migratoria Otorga residencia a familia de peticionarios fallecidos

migrantes21

Nota Novedades News Con información de agencias

Dallas, Texas.- El Centro de Derechos Humanos de Dallas (CDHD) informó que una ley firmada por el presidente Barack Obama permite a los familiares continuar con su proceso migratorio a pesar del fallecimiento del peticionario. Pedro González, uno de los dirigentes de la organización humanitaria, indicó que en el pasado, al fallecer el peticionario, toda solicitud relacionada con él era cancelada a no ser que ésta fuera aprobada antes de la muerte del mismo. Ahora, señaló, a los familiares pedidos que vivan en los Estados Unidos se les permite continuar con el proceso en las siguientes situaciones: Familiar de un ciudadano: Esposo (a), Padre/Madre, Hijo menor, Hijo adulto soltero, Hijo adulto casado, Hermano o hermana. Familiares de residentes permanentes: Esposo, Hijo menor, Hijo adulto soltero. Familiares de solicitantes de Asilo/o estatus de refugiado: Esposo (a), Hijo menor. Familiares de víctimas de tráfico o víctimas del crimen. (Solicitantes de visas “T” o “U”), Esposo (a), Padre/Madre, Hijo menor, Hermano o hermana menor de edad. El CDHD citó como ejemplo de esta situación el siguiente caso: Un residente permanente pidió a su esposa e hijos que viven con él en los Estados Unidos. Sin embargo, antes de que su esposa e hijos recibieran la residencia, el peticionario fallece. Anteriormente la petición se cancelaba pero ahora la esposa, hijos menores de edad e hijos adultos solteros pueden seguir siendo elegibles para inmigrar por medio de esta nueva ley. VIGENTE, NUEVO “PERDON” También el Centro de Derechos Humanos de Dallas recordó a la comunidad migrante del Metroplex que este próximo lunes 29 de agosto entrará en vigor el nuevo “perdón” con el que millares de inmigrantes indocumentados podrán obtener su residencia permanente. El CDHD señaló que con este beneficio migratorio ciertos hijos indocumentados menores de 21 años que sean solteros y cónyuges de residentes permanentes podrán pedir dicho “perdón” para iniciar el proceso consular y poder continuar con el trámite para ajustar sus estado migratorio en los Estados Unidos, un beneficio que antes sólo tenían los esposos e hijos de ciudadanos. “A partir de este 29 de agosto podrán tramitar los perdones si se encuentran dentro del territorio estadunidense”, dijo Ezequiel Hernández, abogado experto en temas migratorios. “Desde el año pasado sólo los familiares directos indocumentados de ciudadanos podían utilizar este beneficio”. “Los cambios al proceso para solicitar el perdón provisional a la ley del castigo entrarán en vigor el 29 de agosto del 2016”, indicó el abogado Nelson A. Castillo. El cambio al reglamento de ajuste de estado había sido anunciado por el presidente Barack Obama el 20 de noviembre de 2014, cuando publicó la Acción Ejecutiva migratoria, que también incluyó los programas DAPA y DACA ampliado que fueron frenados por la demanda presentada en su contra por gobernadores republicanos liderados por Greg Abbott, de Texas. El perdón los librará de permanecer fuera del país por varios años antes de poder reingresar junto a sus familias. ¿QUE CAMBIA? Hasta ahora la ley indicaba que ciertos cónyuges e hijos indocumentados de residentes que recibían un cupo de visa disponible para ajustar su estado debían salir del país. El problema era que si ponían un pie afuera de Estados Unidos, les caía la denominada Ley del Castigo. Esta norma, también conocida como Ley de los 10 años, señala que si un indocumentado pasa más de 180 días sin autorización legal de permanencia debe salir fuera por tres años y luego pedir permiso para volver a entrar. Y si la permanencia indocumentada pasa de 365 días, el castigo se eleva a 10 años. La Acción Ejecutiva de noviembre del 2014 anuló esta parte de la ley para favorecer a ciertos cónyuges e hijos indocumentados de ciudadanos y también de residentes legales permanentes que ingresaron indocumentados a Estados Unidos y recibieron una petición familiar. “Algunas personas que tienen órdenes de deportación, que no han salido de Estados Unidos y que están casadas con ciudadanos y residentes permanentes también podrán solicitar un permiso para poder gestionar el beneficio”, dijo Hernández. “Pero deben asegurarse, antes de salir, de pedir el perdón para que no les caiga encima la Ley del Castigo, puedan salir y regresar al país. Y asegurarse que no tengan antecedentes criminales”, advirtió. ¿COMO SE SOLICITA? La medida beneficia a cónyuges e hijos indocumentados que viven en Estados Unidos desde el 2013. El beneficio (formulario) se conoce como Perdón 601-A o Ampliación de Elegibilidad de Exenciones por Presencia Legal. Hasta ahora, los residentes legales permanentes que pedían a sus familiares inmediatos indocumentados no podían hacerlo “porque a éstos les caía encima la Ley del Castigo”, dijo el abogado José Pertierra. En julio del año pasado, cuando las normas fueron publicadas en el Registro Federal para recibir el comentario público, Pertierra dijo que “si esto al final se convierte en regla de la manera en como está escrito, es algo muy grande, es enorme”. “Hasta ahora el obstáculo principal para que la gente pueda legalizarse a través de familia y trabajo tenía trabas con la Ley del Castigo y con la condición del sufrimiento extremo que deben argumentar para conseguir el perdón 601-A”, agregó.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register