breaking news New

No salir de casa, ordena juez Jenkins a residentes de Dallas

25 MARZO novedadesnews com BROADSHEET 1

Por lo menos hasta el 3 de abril

 

  • Superó el Condado más de 100 casos de coronavirus y Texas aumentó a 826
  • EU confirmó 51,768 infectados y 667 fallecimientos,

     

    Nota Novedades News

     

    Dallas, Tx.- Los residentes del condado de Dallas deberán quedarse en casa a partir de este lunes mientras se establecen nuevas reglas de refugio en la zona para prevenir más contagios del coronavirus, ordenó el juez del condado Clay Jenkins. “Las empresas y actividades que no se consideran esenciales también deben detenerse”, demandó además el alto funcionario público.
    “Se ordena a los residentes del condado de Dallas que se queden en sus hogares, excepto para trabajos indispensables y diligencias, a partir de las 11:59 p.m de este lunes. Todas las empresas que no se consideran esenciales también deben dejar de funcionar”, ordenó.
    Jenkins anunció así los límites más estrictos en Texas –cuya pandemia ha infectado hasta ayer martes a 826 personas– para reuniones sociales, trabajo y otras actividades durante una conferencia de prensa celebrada el domingo por la noche.
    Su orden llegó el mismo día que el número de casos positivos de coronavirus en el condado superó los 100 y el número de muertes aumentó a tres. Es la última actualización de las restricciones a las reuniones que se implementaron el 12 de marzo. Los residentes que violen la orden pueden ser multados o encarcelados.
    La escalada extraordinaria pone fin a las reuniones sociales de casi cualquier tipo, un movimiento que Jenkins dijo que no estaba listo para tomar hace solo unos días.
    «Esta orden es nuestra mejor oportunidad para aplanar la curva aquí en el condado de Dallas y salvar tantas vidas como sea posible», enfatizó. «Me enferma que estemos en este punto».
    Mientras tanto, ayer martes Estados Unidos registraba más de 51,768 mil infectados por COVID-19 (alrededor de 15 mil más que el pasado lunes recién pasado y 667 fallecimientos, lo que lo sitúa como el tercer país en número de casos positivos en el mundo.

    HOSPITALES,

    SIN CAMAS

    Los hospitales pueden quedarse sin camas a fines de abril si el gobernador Abbott no ordena a los texanos que se queden en sus casas, adviertió un grupo de representantes de hospitales.
    Dichas órdenes, ya llevadas a cabo en California y Nueva York, apuntan a reducir el movimiento de las personas y el contacto con los demás. En general, refugiarse en el lugar requiere que las personas se queden en casa, excepto por actividades esenciales, como comprar comestibles, visitar al médico o ir al banco.
    Los residentes pueden hacer ejercicio y pasear a sus mascotas afuera, pero deben mantenerse al menos a 6 pies de distancia de otras personas. Los restaurantes pueden continuar entregando comidas, y las tiendas de comestibles pueden permanecer abiertas. Los trenes y autobuses de DART también continuarán funcionando.
    Sin embargo, los servicios religiosos deben ser transmitidos y deben limitar a los miembros del personal en el sitio a 10. Las bodas están prohibidas. Los funerales pueden continuar, pero se requiere distanciamiento social. La cirugía electiva y el trabajo dental deben reprogramarse.
    Las medidas están destinadas a reducir drásticamente la propagación del nuevo coronavirus que conduce a COVID-19.
    Hasta ayer martes, había más de 826 casos positivos de COVID-19 en Texas, según estadísticas difundidas por fuentes oficiales. Sin embargo, al salir al público este semanario hoy (miércoles) se espera que el número de personas contagiadas sea ya mucho mayor.

    VIRUS  EN

    DALLAS

    Para la mayoría, el nuevo virus causa solo síntomas moderados, como fiebre y tos. Para algunos, especialmente los adultos mayores y las personas con problemas de salud existentes, puede causar enfermedades más graves, incluida la neumonía. La gran mayoría se recupera. Sin embargo, no hay cura y se desconoce mucho sobre el virus, que según los expertos en salud se mueve de manera más «eficiente» que otros. Hasta ahora, el 40% de todas las personas infectadas que se reportaron en Dallas no habían viajado recientemente fuera del estado, lo que llevó a Jenkins y a otros a creer que el virus tiene una fuerte presencia en la comunidad.
    Jenkins dijo que estaba convencido de que el sistema de salud del estado sería invadido a fines de abril si no se establecieran normas más estrictas.
    Los funcionarios del condado de Dallas compartieron una gráfico de hospitalizaciones en Texas versus la capacidad de camas hospitalarias bajo diferentes niveles de acción para frenar la propagación del coronavirus. Los datos provienen de covidactnow.org, indicó el juez Jenkins.
    «El objetivo de esta orden nunca es exceder nuestra capacidad hospitalaria y minimizar los resultados catastróficos que hemos visto en otros países porque esperaron demasiado», enfatizó.
    Durante su presentación, el juez estaba flanqueado por gráficos que sugerían que los hospitales estatales podrían quedarse sin camas antes del 28 de abril y que hasta 480,000 texanos podrían morir bajo los límites actuales de reuniones. Los números se basaron en parte en modelos del Imperial College de Londres y se publicaron en línea en covidactnow.org.
    Los funcionarios del condado de Dallas compartieron esta estimación de muertes en todo el estado bajo diferentes niveles de acción para frenar la propagación del coronavirus. Las estimaciones provienen de covidactnow.org, sentenció el juez del condado Clay Jenkins.
    Las órdenes de refugio en el lugar hacen eco de restricciones similares en California y Nueva York.

    RESPUESTA

    DE ABBOTT

    El domingo anterior, el gobernador Greg Abbott dijo que no estaba preparado para implementar tales límites en todo el estado, y señaló que la mayoría de los condados de Texas no han informado un caso COVID-19 positivo.
    Sugirió que las autoridades locales establezcan políticas más estrictas si las consideran necesarias.
    «En este momento no es el enfoque apropiado para hacer cumplir ese estricto estándar en todo el estado», recalcó Abbott.
    Jenkins, quien anteriormente presionó a Abbott para que cerrara los restaurantes en todo el estado, reiteró su esperanza el domingo de que el gobernador lo reconsidere.
    «Tenía muchas esperanzas de que esto fuera una prohibición a nivel estatal y no estaría parado aquí esta noche», indicó, y agregó más tarde: «Nos dirigiremos a un punto sin retorno si continuamos perdiendo el tiempo».
    Siguiendo la orden, el comisionado del condado J.J. Koch, un republicano que representa el norte del condado de Dallas, aconsejó a los condados vecinos, específicamente a los de Collin, Denton y Tarrant, que hagan lo mismo.
    «Esta es una acción no partidista», dijo. “Tenemos que dar un paso adelante y hacer lo correcto. Si no lo hacemos, seremos castigados, y severamente «.
    Koch señaló que Parkland Hospital & Health System tiene 159 ventiladores, y otros hospitales regionales en el área no tienen más de 700 combinados. El virus, que puede causar dificultad para respirar y neumonía doble, requiere hospitalización en casos graves.
    «Después de recibir 10,000 casos, vamos a tener que pedirles a nuestros médicos que elijan quién vive y quién muere ahogado por enfermedad», aseveró. «Tendremos que pedirle a los médicos que decidan quién vivirá y morirá en las próximas dos semanas».

    APOYO DE

    E. JOHNSON

    El alcalde de Dallas, Eric Johnson, manifestó en una declaración escrita que la ciudad todavía está descubriendo la mejor manera de hacer cumplir las órdenes del condado, pero que apoya mantener a las personas en casa.
    «Si bien este enfoque probablemente significa que nuestra ciudad experimentará dificultades económicas, nuestra principal prioridad es la salud pública, y es de vital importancia que tomemos las medidas necesarias para salvar vidas y evitar la tensión en nuestro sistema de atención médica».
    Johnson hizo eco del llamado de Jenkins a la acción estatal, diciendo que el virus «no respeta las fronteras políticas».
    «Creo que un enfoque estatal o regional, en oposición a un enfoque de condado por condado o de ciudad por ciudad, es la mejor manera de derrotar esta pandemia y derrotarla rápidamente».

    TARRANT,

    CONTRARIO

    Pero en el condado de Tarrant, los comisionados votaron el domingo por la noche para extender una orden que cierra una serie de negocios pero no requiere que los residentes se refugien en el lugar.
    Al tomar nota de la orden de refugio en el condado de Dallas, el comisionado Roy Charles Brooks abogó por un decreto similar.
    «Odio que siempre estemos siguiendo el condado de Dallas, pero es lo correcto para nosotros en el condado de Tarrant», señaló.
    El juez del condado de Tarrant, B. Glen Whitley, no estuvo de acuerdo y dijo que no había habido tiempo suficiente para evaluar el resultado de las restricciones actuales, que entraron en vigencia el sábado por la noche.
    Esas restricciones, que limitan las reuniones a 10 personas; detener los servicios de adoración en persona; y negocios cercanos que incluyen bares, gimnasios, peluquerías, centros comerciales, teatros y tiendas que no venden artículos esenciales para el hogar, ahora se extienden hasta las 11:59 p.m. 5 de abril.
    «Mucha gente piensa que estoy loco por poner estas restricciones, y espero que tengan razón», dijo Whitley.
    «No digo que tengas razón o no», apuntó Brooks, quien asistió a la reunión por teléfono. «Lo que digo es que no vas lo suficientemente lejos».
    Los comisionados también enmendaron la orden para permitir el castigo de los infractores con una multa de hasta $ 1,000 o hasta 180 días de cárcel por delito.

    ORDEN HASTA

    EL 3 DE ABRIL

    La orden de Jenkins para el condado de Dallas expira el 3 de abril. Sin embargo, dijo que espera que los comisionados del condado la extiendan. Las partes anteriores de su orden permanecen en su lugar: los hogares de ancianos deben restringir las visitas, los hogares completos deben aislarse si algún miembro da positivo por el virus, y se suspenden las ordenanzas de ruido para que los camiones de reparto lleguen a las tiendas de comestibles.

    Lo que significará refugiarse en un lugar en el condado de Dallas

    Cualquier persona que resida en el condado de Dallas debe permanecer en su hogar, apartamento u hotel o habitación de motel.
    Pueden salir si trabajan en un empleo esencial o si necesitan realizar una diligencia esencial, como ir al supermercado o al consultorio del médico.
    Todas las reuniones, públicas o privadas, fuera de un hogar están prohibidas independientemente de su tamaño.
    Se permite ejercicio externo. Así es caminar mascotas. Pero debe caminar, correr o andar en bicicleta a 6 pies de distancia de otras personas.

    ¿Qué es un trabajo esencial?
    En general, el trabajo de atención médica se considera esencial, al igual que los trabajos del gobierno que brindan salud, seguridad y bienestar al público, como los socorristas. Las personas que trabajan en la construcción, el transporte público, los servicios públicos (agua, alcantarillado, gas, electricidad, saneamiento, internet, telecomunicaciones, etc.) también se consideran esenciales, así como los proveedores de servicios de alimentos, como las tiendas de comestibles y los restaurantes que solo preparan alimentos para entrega.
    Los residentes tienen prohibido asistir a servicios religiosos. Pueden transmitirse, pero solo 10 miembros del personal están permitidos permanecer en el sitio durante la grabación.
    Las bodas están prohibidas. Se permiten los funerales, pero se requiere distanciamiento social de 6 pies.
    Se prohíben todas las cirugías electivas, el trabajo dental y las visitas al médico. Estos podrían incluir quiroprácticos y algo de fisioterapia. Las personas deben consultar con sus proveedores de atención médica.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register