breaking news New

Murieron al menos 376 migrantes al cruzar a EU Durante el año 2018: MMP

migrantes1

Nota Novedades News

Dallas, Tx.- Al menos 376 inmigrantes murieron al intentar cruzar de manera ilegal la frontera de Estados Unidos con México en 2018, según datos de la organización Proyecto Migrantes Perdidos (MMP). Ese grupo rastrea las muertes de migrantes, incluidos refugiados y solicitantes de asilo, en rutas migratorias a nivel mundial. Los 376 fallecidos en el límite sur de EU incluyen 214 hombres, 20 mujeres y 4 niños, a los que hay que sumar 138 restos humanos de los que no pudieron identificar su edad ni género. Las 376 muertes fueron registradas hasta el pasado 21 de diciembre, debido al cierre parcial del gobierno estadunidense por la falta de un acuerdo presupuestario, por lo que se espera… que puedan aumentar cuando se contabilicen las producidas hasta el día 31. Según esta organización, de los 376 occisos, 90 se presume que procedían de Suramérica y el Caribe, 100 de Centroamérica y 2 de Asia, mientras que se desconoce el origen de los 184 restantes. El medio conservador Breibart News indicó que 230 de estas muertes se produjeron en la frontera en Texas, de las cuales 48 fueron en el condado Brooks, 128 kilómetros al norte de la frontera con México. La cifra provisional de 2018 podría suponer una reducción con respecto a las registradas en los dos años anteriores, con 415 y 401, respectivamente, aunque sería sensiblemente superior a las de 2015 (339) y 2016 (306). La frontera sur de EU ha visto crecer la llegada de inmigrantes indocumentados en los últimos meses. En el pasado año fiscal, que concluyó el 30 de septiembre de 2018, la cifra fue de 521,090 personas, mientras que en el anterior fueron 415,517. En octubre y noviembre pasados, últimos dos datos de los que se tienen registro oficial, fueron detenidos en la frontera con México 123,228 migrantes, muchos de ellos unidades familiares y menores no acompañados, lo que supone un notable aumento con respecto a los 73,992 de los dos meses homólogos de 2017. Este lunes el comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Kevin McAleenan, aseguró a la prensa que la llegada de familias de migrantes está creando una “crisis sin precedentes”. Aseguró que muchos de los indocumentados llegan al país enfermos de dolencias como gripe, neumonía o tuberculosis, lo que obligó a hospitalizar a seis niños y once adultos. En el día de Nochebuena, un niño guatemalteco de ocho años murió en un hospital de Nuevo México tras haber estado bajo supervisión de la Patrulla Fronteriza durante más de una semana. Fue el segundo menor que murió en el mes de diciembre bajo custodia de las autoridades estadunidenses, después de que una niña guatemalteca de 7 años perdiese la vida en un hospital de Texas luego de haber cruzado ilegalmente la frontera desde México junto a su padre. LICENCIAS, UNA AMENAZA Una docena de estados, además de Washington D.C., ofrece a indocumentados la oportunidad para obtener una licencia de manejo, pero autoridades migratorias están haciendo que ese beneficio se convierta en su principal amenaza. Activistas consultados por NPR indicaron que las autoridades migratorias han encontrado en los departamentos estatales de vehículos motorizados un gran aliado para revelar qué personas con licencias son indocumentadas. El objetivo de las entidades que impulsan este beneficio es que haya carreteras más seguras, ya que aplican pruebas de manejo, además de que funcionan como una identificación para el portador. Los casos de deportaciones tras obtener ese beneficio van en aumento, según activistas. En Vermont, por ejemplo, trabajadores agrícolas en productoras de leche fueron deportados después de obtener las licencias de conducir, de acuerdo con una demanda federal presentada por Justicia Migrante, un grupo activista local. “La demanda cita documentos obtenidos en virtud del acceso estatal a la ley de registros públicos que muestran que el Departamento de Vehículos Motorizados del estado envió los nombres, fotos, registros de automóviles y otra información sobre trabajadores migrantes a Inmigración y Control de Aduanas (ICE)”, se acusa. Enrique Balcazar, líder del un grupo, enfrenta deportación. Él afirma que los registros muestran que su estado de inmigración fue marcado en ICE por un trabajador del DMV en correos electrónicos. “La gente temerá que al obtener una licencia si la información va a otro lugar, ya sabes a qué me refiero”, dijo Balcazar. Entidades consideradas santuario, como California y Nueva York no tienen casos recientes de este tipo, al tiempo que en Nueva Jersey hay intenciones de ofrecer el beneficio con esta licencia a los indocumentados. De las deportaciones del año fiscal 2018, ICE indicó que 76,204 inmigrantes fueron expulsados de EU por ofensas de tráfico no relacionadas por conducir bajo influencia (DUI), que fueron 80,730. NUEVA REPRESION La oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) investiga el uso de gases lacrimógenos, gas pimienta y humo cuando más de 100 inmigrantes intentaron ingresar ilegalmente al país la noche del 31 de diciembre de 2018. Reportes indican que algunos de los migrantes arrojaron piedras cuando otros intentaron cruzar a sus menores en el sector de San Diego, dijo la agencia en un comunicado. Las autoridades informaron la detención de 25 inmigrantes, incluyendo dos adolescentes, durante un intento masivo de cruce ilegal en la frontera entre Tijuana (México) y San Diego (California). Poco antes de la medianoche, integrantes de un grupo de 150 personas escalaron la barda que divide ambos países, pero, ante la presencia de agentes fronterizos estadunidenses, cerca de un tercio de ellos regresó hacia suelo mexicano. Pero de las personas que ingresaron a Estados Unidos 25 fueron detenidas, dijo CBP en un comunicado. Tras regresar a suelo mexicano, algunos de los que permanecieron en el sitio arrojaron piedras contra los oficiales que custodiaban la zona, señaló la agencia estadounidense. En medio del altercado, agentes detectaron que algunas personas intentaron cruzar niños por encima de la barda que recientemente fue reforzada con alambrado de púas, por lo que los menores corrían riesgo de lastimarse. Los agentes no pudieron asistir a los niños de forma segura, dado la “gran cantidad de piedras que eran arrojadas” hacia los uniformados, precisaron autoridades. En respuesta a la agresión en contra de oficiales que “puso en riesgo la seguridad de inmigrantes que se encontraban ya del lado estadunidense”, y en su intento por disuadir a la multitud se procedió al uso de gas lacrimógeno, humo y gas pimienta, justificaron autoridades. CBP argumentó que no se desplegaron estas medidas de forma directa contra los inmigrantes que intentaron cruzar de forma ilegal hacia Estados Unidos, sino a las personas que arrojaban las piedras desde el lado mexicano, y que debido al uso del gas huyeron del lugar. “Ningún agente observó a ninguno de los inmigrantes en la línea divisoria, incluyendo a los niños, experimentando algún efecto derivado de los químicos, que eran dirigidos hacia quienes arrojaban piedras a distancia”, señalaron autoridades. CBP señaló que su Oficina de Responsabilidad Profesional investigará lo sucedido después de que los agentes tuvieran que usar la fuerza contra los inmigrantes Según fuentes de derechos humanos en México, guardias fronterizos de Estados Unidos lanzaron al menos dos granadas con gases lacrimógenos para repeler la intentona de cruce durante la noche del último día de 2018. Según su informe, los migrantes se concentraron a un lado del muro divisorio en Playas de Tijuana y en el cañón de los laureles, en la frontera de México con Estados Unidos. En estos dos lugares, había varias unidades de la Patrulla Fronteriza y fue en Playas de Tijuana donde los agentes estadunidenses lanzaron el gas lacrimógeno del lado mexicano. Esta es la segunda vez en los últimos meses que agentes federales recurren al uso de gas lacrimógeno para dispersar a inmigrantes que intentan cruzar por la fuerza hacia Estados Unidos. En noviembre pasado, se recurrió a esta práctica cuando integrantes de la caravana de centroamericanos hicieron lo propio cerca de la garita internacional de San Ysidro. En aquel entonces, funcionarios justificaron esta medida ya que consideraban, era necesaria para prevenir que el

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register