MUCHO, POCO Y NADA PARA… MORIR

banners sin foto-08

Por: Gamaliel Espinoza

Recuerdo que hace muchos años hice una pequeña encuesta solo con amistades y conocidos. La pregunta era sencilla. Con cuanto tiempo te gustaría saber que vas a morir… mucho tiempo, poco tiempo o sin tiempo. La respuesta me dejó anonadado, sorprendido. La gran mayoría respondió que con mucho tiempo para poder arreglar sus cosas, con la familia. ¿A poco no le parece una buena idea? Pareciera que si… pero lo más seguro es que no lo arregle por estar pensando en el tiempo que falta para morir. En otras palabras, estaría muriendo antes de tiempo. Ya no disfrutaría la vida por estar pensando en la muerte. Claro que mucha gente trataría de cumplir sus sueños, viajar. Hacer lo que nunca ha hecho. Por ejemplo, en la película The Bucket Lista… (la lista de los deseos) si no la ha visto, se la recomiendo. Sin palabras con esta película. Los actores Morgan Freeman y Jack Nicholson son personas que saben que van a morir por tener enfermedades terminales y hacen su lista de lo que les gustaría hacer… bueno, creo que me desvié un poco. Al contrario del tiempo, morir cuando menos lo espera… sin sentir la muerte, morir pacíficamente… sin dolor, creo que mucha gente cuando piensa en la muerte la prefiere así. Por ejemplo, cuando se anuncia que viene un huracán… se tiene tiempo para prepararse, y si aún así toca la muerte, se tuvo tiempo para medio organizarse. ¿Qué pasa cuando viene un temblor? Cuando mucho se cuenta con 20 segundos para prepararse. Bajar de donde uno esté, ponerse abajo de una mesa, de las columnas del edificio… de donde se pueda uno meter en 20 segundos. Ya me ha tocado estar en un huracán en Matamoros Tamps. como en un temblor en Los Angeles Ca. En ninguno de los dos casos me gustó… pero logré salir bien librado. En donde si no me gustaría estar es en algo parecido en lo que vivieron los asistentes al concierto de música country en Las Vegas. En serio que no hay palabras para explicar lo que pasó. Cuando todo indicaba que era diversión, alegría, buen tiempo… en segundos pasa a ser todo lo contrario. No me puedo imaginar por lo que pasaron los asistentes al concierto. De repente ver cómo la gente está bailando… a ver cómo está cayendo por culpa de los disparos que estaban llegando de quien sabe dónde. ¿Para donde correr? No me lo puedo imaginar. Cualquier película vista se quedaría corta con lo que estaba pasando. 59 muertos y más de 500 heridos… es el saldo de lo acontecido. No puede ser. Y ¿ahora qué? Ahora a esperar a que pase algo más fuerte y así poder olvidarnos… ¿lo duda? Ahora quien habla de Harvey? De María? Del sismo en México, de Puerto Rico… muy pocos. Alguien se acuerda de los indocumentados que murieron en una caja de un tráiler? No sabemos que pasó con la investigación. Una noticia como la que se está viviendo es para nunca olvidarla y empezar a hacer otras cosas que se han dejado de hacer.’ Se nos olvida que el enemigo lo tenemos dentro del país. Me tiene sin cuidado lo de Corea del Norte. Por mucho que tenga sus misiles nucleares, sé que este país (EU) tiene la capacidad de responder ante un ataque de Corea del Norte… pero ante un ataque de un desalmado como el del domingo pasado qué se puede hacer? NADA. Para cuando reaccione la policía… ya hizo su masacre. No sé si es cierto, pero según dicen las noticias dicen que por una hora estuvo disparando. Aquí viene lo que más odio… mis preguntas que no tienen respuestas, mis preguntas que están fuera de lo normal: En realidad, ¿era un solo tirador? El tirador, ¿se suicidó? Aunque a decir verdad conviene que se haya suicidado… ¿sabe porqué? Porque de otra manera habría que mantenerlo dentro de la prisión y eso cuesta al gobierno. Y luego el juicio, cree que es barato todo lo que se tiene que armar para enjuiciarlo. Regresando a las preguntas… ¿Porqué tardó tanto la policía en llegar al cuarto del tirador? ¿Es cierto que ya habían avisado de lo que iba a suceder? Si se avisó…¿porque no se actuó de inmediato? Si las armas tienen que estar registradas… ¿no se dieron cuenta del arsenal que tenía este hombre? ¿Hasta cuantas armas se permite tener? El hotel ¿no tiene detector de armas? Si no lo tiene… ¿porque? Y si lo tiene ¿qué fue lo que pasó para que este hombre tuviera tantas en su cuarto? ¿Sabe que es lo que pasa? Hemos bajado la guardia y creemos que ya todo está bien. Creemos que ya nada va a pasar. Por eso lo mencioné arriba, el enemigo esta dentro… y nosotros bien confiados en que no pasa nada. Creo que de ahora en adelante no hay que confiar de nadie… que se pongan detectores en todos y por todos lados. No importa quienes tengan que pasar por ahí. Sugerencias, comentarios y opiniones favor de hacerlos llegar a: gamma9_10@ yahoo.com y editorial@novedadesnews. com

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register