breaking news New

Mini Reforma Migratoria, sólo con el muro: Trump EU y el Congreso se polarizan

trump - congreso1

Dallas, Tx.- En su primer informe sobre el Estado de la Unión, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso a un Congreso dividido y a una sociedad polarizada, una reducida reforma migratoria dirigida a sólo 1.8 millones de inmigrantes indocumentados, al tiempo que presumió avances económicos sin precedentes en lo que va de su administración. Con esta pretendida y limitada modificación al inoperante sistema migratorio estadunidense, Trump dejó claro que dejará sin ninguna posibilidad para legalizar a más de 12 millones de personas a las que tratará de deportar, tal y como lo advirtió durante su campaña electoral. También fue enfático al decir que tampoco los migrantes acogidos en el programa de Status de Protección Temporal (TPS) recibirán un beneficio migratorio, por lo que a partir de septiembre del 2019 estarían en peligro de ser expatriados a sus violentos, pobres y conflictivos países, como es El Salvador. El mandatario conminó a los legisladores demócratas y republicanos a trabajar con él en un proyecto de reforma migratoria basada en cuatro elementos y condicionada al gasto de más de 20 mil millones de dólares en seguridad fronteriza, que incluye la edificación de un muro limítrofe. “Es tiempo de reformar nuestras caducadas reglas de inmigración y finalmente actualizar nuestro sistema migratorio al Siglo XXI”, dijo ante la sesión plenaria del Congreso federal de su país, a la cual no asistieron varios miembros del Partido Demócrata. El primer elemento o pilar del plan de Trump, ofrece la residencia permanente con posibilidades de ciudadanía por naturalización a 1.8 millones de inmigrantes indocumentados; entre los cuales se cuentan los 800 mil definidos como dreamers o soñadores. El tiempo de espera que propone el presidente republicano para recibir este estatus migratorio sería de entre 10 y 12 años. “Bajo nuestro plan, aquellos que cumplan con los requisitos de educación y empleo y demuestren una buena moral y carácter, podrán convertirse en ciudadanos de los Estados Unidos”, indicó. Los soñadores son los inmigrantes indocumentados que, siendo menores de edad, llegaron a Estados Unidos y fueron acogidos por el Acta Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), a la que Trump dio por terminada en septiembre del año pasado y cuyo plazo de vigencia termina el próximo 5 de marzo.

“El segundo pilar”, acotó Trump, “da una seguridad completa a nuestras fronteras, construyendo un muro en la frontera sur (con México) y requiere de la contratación de más agentes para mantener seguras a nuestras comunidades”. Con un presupuesto de más de 20 mil millones de dólares en seguridad fronteriza incluido en su plan, el republicano condiciona la regularización laboral y de residencia de los 1.8 millones de inmigrantes indocu- mentados contemplados en su proyecto, a la construcción del muro, el reclutamiento de agentes de inmigración, abogados y jueces migratorios y en adquirir nuevas tecnologías para detectar, aprehender y deportar a los inmigrantes indocumentados. “Nuestro plan es crucial para tapar los terribles huecos explotados por los criminales y terroristas para entrar a nuestro país y finalmente pone fin a las prácticas peligrosas de atrapar y liberar (inmigrantes indocumentados)”, subrayó Trump. El tercer punto del plan de la Casa Blanca da por terminada la asignación de visas por lotería y la remplaza con la entrega del visado a extranjeros que cumplan con criterios de labor especializada. El último punto acaba con lo que Trump calificó como la cadena migratoria. Una vez que se hagan ciudadanos por naturalización, los inmigrantes beneficiados con esta reforma no podrán solicitar residencia permanente en Estados Unidos para sus padres, otros familiares o hijos mayores de 18 años. “Bajo nuestro plan nos concentramos en los familiares inmediatos limitando el patrocinio a conyugues e hijos menores de edad. Esta reforma vital es necesaria no sólo para la economía, sino también para la seguridad y el futuro”, asentó el mandatario. La propuesta de Donald Trump fue recibida con el rechazo de los demócratas y de algunos republicanos que ya la han declarado muerta. Los aplausos al Informe provenían de sus correligionarios republicanos que hasta se pusieron de pie para alabar el plan de reforma migratoria. Varios de los congresistas demócratas permanecieron sentados y con los brazos cruzados en señal de rechazo a lo que ofreció el presidente. “Esto cuatro pilares representan un compromiso central y uno que creará un sistema migratorio moderno, seguro y legal. Por más de 30 años, Washington fracasó en resolver este problema. Finalmente, este Congreso puede lograrlo”, aseguró Trump. A lo que llamó, sistema de “fronteras abiertas”, el presidente responsabilizó de la entrada a Estados Unidos de drogas procedentes de México o de criminales como los pandilleros de la agrupación MS-13.

DESTACA LOGROS En otros aspectos, el presidente Donald Trump propuso al Capitolio un plan de inversión en infraestructura por 1.5 billones de dólares. Presumió que, durante su primer año en la Presidencia estadunidense se han creado 2.4 millones de nuevos empleos. “Tenemos la tasa de desempleo más baja en 45 años, el desempleo entre la comunidad afroamericana está en los niveles más bajos de su historia y también la de la comunidad hispana”, afirmó. De su único éxito político, la aprobación del Congreso a su plan de reforma fiscal, resaltó que, gracias a esto, los estadunidenses han podido obtener grandes beneficios en sus deducciones tributarias y duplicado sus ahorros e ingresos. Sobre el efecto de sus políticas comerciales destacó que empresas como Chrysler han decidido cerrar sus plantas en México y regresarlas a Estados Unidos. “Progresos entusiastas ocurren todos los días… Vamos a corregir los malos acuerdos comerciales y a negociar nuevos”, dijo Trump, en clara alusión al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado con Canadá y México. En política exterior, indicó que Estados Unidos enfrenta amenazas de naciones enemigas, grupos terroristas “y de rivales como Rusia y China que retan nuestros valores, economía e intereses”. “Mientras tengamos confianza en nuestros valores, fe en nuestros ciudadanos y fe en Dios, no vamos a caer”, concluyó el presidente.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register