Migrantes hondureños se quedan en México para mejorar calidad de vida

niños hondureños1

Monterrey, NL.- (Notimex) La falta de empleo, la inseguridad y difícil situación económica que se vive en su país hicieron que Héctor Arias, originario de Honduras, abandonara a su familia para buscar en México un mejor nivel de vida. De profesión contador púbico y técnico mercantil, el joven hondureño cuenta que apenas llegó a Nuevo León en enero pasado, tras 25 días de camino en los que sufrió frío, hambre, cansancio, golpes y el robo de sus pertenencias al cruzar por la frontera sur de México. Héctor cuenta que es la primera vez que cruza la frontera y lo hizo solo, después de platicar con amigos que ya están establecidos en diferentes estados de la República Mexicana donde viven mejor que en sus países de origen. En este momento, dijo, no piensa en cruzar la frontera norte hacia Estados Unidos ya que está consciente de que con el nuevo gobierno está difícil la situación de los migrantes, por lo que su idea es establecerse en México de forma legal. Para ello, el hondureño busca, como muchos otros centroamericanos, formalizar su situación y obtener mejores oportunidades laborales y así mejorar su sueldo para enviar dinero a su familia. Mencionó que actualmente trabaja en una fábrica en donde le pagan mil pesos por semana, sueldo menor al que reciben los mexicanos, sin embargo, comenta que al menos le alcanza para pagar un cuarto en la zona de Guadalupe, comer y vestirse, en lo que invierte 700 pesos semanales. El trabajo lo consiguió gracias a la recomendación de la Casa del Migrante San Nicolás, ya que al buscar por su cuenta las empresas le pedían la documentación de su estancia legal en el país y él no la tiene. Héctor comenta que ya se estuvo informando de cómo arreglar su situación migratoria en México y hasta donde le han dicho en la Casa del Migrante San Nicolás, puede conseguir una visa humanitaria. El migrante hondureño dice estar a gusto en Nuevo León a pesar de que hay gente que no lo trata muy bien al saber que es un centroamericano ilegal, pero reconoce que la mayoría de la gente es amable con él. Aunque en las oficinas locales de migración le han dicho que sí tiene posibilidades de regularizar su situación, le piden que no se desespere, que tenga paciencia , que lo van a ayudar; sin embargo, ya tiene dos meses dando vueltas y haciendo trámites y aún no le resuelven. Comentó que algunos centroamericanos conocidos e instalados en otros estados ya formalizaron su situación migratoria y le han comentado que en Chiapas, Oaxaca, Tabasco, el trámite tardó sólo un mes, por lo que no entiende porque aquí se ha rezagado. A él le urge regularizarse ya que esto representaría poder estudiar para validar su profesión y ejercerla en México, lo que significaría un mejor empleo y mejor salario para poder vivir mejor y enviar dinero a su familia en Honduras. Por su parte Elena -quien declinó proporcionar sus apellidos- originaria también de Honduras que vino de vacaciones a México y decidió regresar para quedarse, mencionó que ya tiene tres años radicando en Monterrey y aunque ha intentado regularizar su situación migratoria, aún no ha podido. Su idea inicial era venir a estudiar y trabajar para pagar sus gastos y carrera y aunque ha podido mantenerse gracias a los trabajos en los que ha sido recomendada, no le ha sido posible prepararse profesionalmente porque necesita documentos que avalen su estancia legal en el país. Expresó que actualmente tiene un asesor migratorio que le ayuda en los trámites y comentó sentirse a gusto en Monterrey en donde ya tiene muchos amigos, pero subrayó que quiere y necesita sentirse segura y tranquila de su situación migratoria, por lo que seguirá insistiendo hasta conseguir estar de forma legal en México.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register