Luego de los comicios primarios Guerra electoral entre demócratas y republicanos

voto1

Nota Novedades News

Dallas, Tx.- En la elección primaria del Partido Demócrata más importante para pretender reconquistar el estado de Texas, los candidatos de ese partido Lupe Valdez y Andrew White se enfrentarán en una segunda vuelta por una oportunidad contra el gobernador de Texas Greg Abbott. Mientras tanto, el longevo diputado estatal por el Disrito 104 de Dallas, Roberto Alonzo, cuya zona abarca parte del popular sector latino de Oak Cliff, Cockrell Hill y Grand Prairie, estaba siendo derrotado hasta el cierre de esta edición por Jessica González. Con respecto a la exsheriff del condado de Dallas, Lupe Valdez, llegó a una segunda vuelta demócrata para gobernador contra el inversionista de Houston Andrew White. En un campo de nueve candidatos de los demócratas, Valdez atrajo la mayor cantidad de votos, aunque no la mayoría necesaria para evitar una segunda vuelta. Valdez publicó grandes números en Dallas, su hogar adoptivo, y en San Antonio, donde creció. También tuvo apoyo en el sur hispano de Texas, donde publicó un anuncio radial en español durante la última semana de la carrera. White no pudo alcanzarlo  aunque se mostró más fuerte en áreas a lo largo de la costa del Golfo como el condado de Harris, su hogar. En una campaña publicitaria televisiva de pocos dólares, destacó cómo el verano pasado utilizó su barco de pesca para rescatar a las víctimas del huracán Harvey. “Mis compañeros demócratas, si ganar en noviembre es importante para usted, soy su candidato”, dijo a sus seguidores en Houston la noche de ayer martes. La participación en la recién concluida votación anticipada para las primarias demócratas de este año se duplicó desde la última elección de mitad de período en 2014. De acuerdo con el sitio web del secretario de Estado de Texas, que sólo rastrea los 15 condados con mayor número de votantes registrados, 205 mil 583 personas votaron temprano en las primarias demócratas de 2014. Este año, 406 mil 302 personas de ese partido votaron en los comicios anticipados, lo que representó un aumento del 98 por ciento. Por el lado del Partido Republicano, 352 mil 963 personas votaron temprano en la primaria republicana. Eso es un aumento del 16 por ciento con respecto a los 303 mil 858 que sufragaron en 2014. Los demócratas tienen una ventaja de 53 mil 339 votos, pero eso no significa que todos los votantes sean demócratas. Debido a que Texas tiene primarias semiabiertas, los votantes pueden elegir la elección primaria de cada partido. (Hay una advertencia para elegir: en una segunda vuelta, los votantes deben quedarse con la misma postura). Los expertos políticos atribuyen gran parte del aumento de votantes de Texas como una reacción a la elección del presidente Donald Trump en 2016, así como a los ocho escaños abiertos del Congreso en el estado. Harold Clarke, un profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Texas en Dallas, dijo que una de las razones por las cuales los números de votantes primarios demócratas han aumentado es porque la gente piensa que los demócratas tienen una posibilidad razonable de ganar. “Una de las cosas que sabemos es que la competencia agita la participación, y ahora parece que aquí en Texas, quizás especialmente por primera vez en mucho tiempo, ganar las primarias demócratas es realmente un premio que vale la pena porque tienes una oportunidad real en las elecciones generales “, manifestó Clarke. “Esa percepción es bastante generalizada tanto entre los posibles candidatos como entre los votantes demócratas”.

AUMENTO DEMOCRATA La base demócrata tradicionalmente fuerte del Condado de Dallas pareció responder a esa competencia, con una participación que aumentó un 93 por ciento desde 2014. La participación republicana disminuyó un 4 por ciento. El aumento en el condado de Collin, que vota por candidatos más conservadores, es aún mayor: el número de votantes primarios demócratas aumentó un 248 por ciento desde 2014, mientras que los votantes republicanos aumentaron en un 47 por ciento. Chris Wilson, que realiza encuestas e investigaciones para el gobernador Greg Abbott y el senador Ted Cruz, señaló que el aumento en la participación demócrata habla más de la falta de entusiasmo por sus candidatos en 2014. “Cuando llegue el momento, la participación para el Congreso y el Estado de Texas en noviembre se verá casi como lo hace hoy”, precisó. Wilson agregó que el entusiasmo creciente de los demócratas debería demostrarles a los republicanos que ejecutar malas campañas ya no será suficiente. “Estas cifras deberían ser una llamada de atención a todos los republicanos que se postulen en Texas”, enfatizó Wilson. “Si no ejecutan una campaña que se diriga a los votantes a nivel individual, podrían perderla”. En años pasados en Texas, podrías tener una campaña mala y seguir ganando”. Según Ryan Data & Research, el 85 por ciento de los primeros votantes este año tienen una historia de votación en primarias republicanas, pero no demócratas. Derek Ryan, quien dirige el grupo de investigación que apoya las campañas republicanas, analizó los datos de los votantes de los 17 condados con mayor participación republicana en las últimas elecciones internas de los partidos. Apuntó que el mayor logro fue que casi una cuarta parte de las personas que votaron demócratas este año nunca habían votado en una primaria. “No necesariamente sé quiénes son estas personas, pero mi pensamiento es del lado demócrata, probablemente sean personas que votaron por Hillary Clinton o incluso por un Partido Demócrata directo en las elecciones generales de 2016 y las elecciones generales previas”, expresó. “Pero esta es la primera vez que se involucran en el proceso primario demócrata”.

CRUCE DE VOTOS Ed Sills, director de comunicaciones de la organización laboral estatal Texas AFL-CIO, explicó que republicanos y demócratas a menudo cruzan para votar en las primarias del otro partido. “Si tienes personas que son demócratas que votan en una carrera republicana, es posible que tiendan a tratar de ayudar a las personas que son más moderadas”, indicó Sills. “Y yendo en otra dirección, los republicanos que votan en las primarias demócratas, pueden estar intentando votar por alguien más centrista”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register