Kevin Spacey, en libertad sin fianza inculpado de abuso sexual

kevin1

Kevin Spacey no pronunció ni una sola palabra durante la vista de cerca de 11 minutos que duró su comparecencia ante un juez de distrito de la exclusiva localidad de Nantucket (Massachusetts) para que se le leyeran los cargos de presunto asalto sexual a un joven de 18 años en julio de 2016. Durante la vista no hubo declaración ni de culpabilidad ni de inocencia por parte del dos veces ganador de un Oscar. La fiscalía acordó no solicitar fianza. Spacey tan solo se limitó en una ocasión a asentir con la cabeza a una pregunta del juez Thomas Barrett, quien le informó de que no debía permanecer de pie durante toda la vista y que podía tomar asiento cuando quisiese. El abogado del actor, Alan Jackson, intenta desmontar la acusación del joven William Little, hijo de una famosa expresentadora de un canal de televisión de Boston, alegando que el adolescente no denunció inmediatamente los hechos, por lo que pidió al juez que todas las comunicaciones electrónicas del entonces adolescente queden protegidas para que no se pueda borrar ninguna prueba que exculpe a su cliente. Además, según la defensa, el joven mintió sobre su edad, al decir a Spacey que tenía 23 años – en EE UU, se puede beber a partir de los 21 años. El actor enfrenta hasta cinco años en prisión si es declarado culpable. La vista de Nantucket es la primera que puede significar cargos penales contra el actor de 59 años, que enfrenta otras investigaciones y más de 30 denuncias por supuesto asalto sexual en Los Ángeles e Inglaterra. El juez fijó una fecha para una nueva vista el próximo lunes 4 de marzo, vista a la que Spacey estará exento de comparecer. Visiblemente desmejorado y cansado, vistiendo un traje gris con una camisa floreada en tonos lila y una corbata de topos, el actor accedió a la sala del tribunal a cuyas puertas se agolpaban decenas de periodistas, tanto nacionales como llegados de diversas partes del globo, en una pequeña ciudad costera que en invierno no supera los 10.000 habitantes. Spacey había solicitado al juez hace algunas semanas no tener que comparecer para evitar lo que a todas luces se va a convertir en un circo mediático, pero el magistrado rechazó su petición. Este lunes, el juez no ha fijado fianza pero ha ordenado que el actor de House of Cards no tenga ningún contacto con la supuesta víctima y su familia. Los hechos denunciados se remontan al verano de 2016, cuando el joven de 18 años trabajaba en el conocido bar Club Car limpiando mesas. La madre del joven, Heather Unruh, fue una de las primeras personas en denunciar el supuesto comportamiento de depredador sexual del actor después de que viera la luz el escándalo del productor Harvey Weinstein. En un tuit del 13 de octubre de 2017, Unruh contaba que Spacey había asaltado sexualmente a un ser querido. El tuit se hizo viral. En una conferencia de prensa semanas más tarde en noviembre, Unruh aportó más detalles, relatando cómo el artista se acercó a su hijo y le ofreció bebida de forma repetida (a pesar de no ser menor, la edad para beber en EE UU es 21 años), “para acabar asaltándole sexualmente”. Comenzaron bebiendo cerveza, para al rato pasarse al whisky, a petición de Spacey, siempre según el relato de la madre de Little.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register