Investigan fallecimientos en las casas de ancianos Senior Care Center en la mira

seniorliving31
Autoridades estatales investigan a una compañía de Dallas ante la muerte de varios ancianos que se encontraban en su casa de cuidado a consecuencia de un huracán.

Nota Novedades News
I de II Partes

Dallas, Tx.- Las investigaciones por la muerte de varios ancianos en un asilo a causa de las inundaciones provocadas por las torrenciales y destructivas lluvias del huracán Harvey llegaron hasta una compañía de Dallas. Cuando la Policía llegó al asilo de ancianos durante el mortal fenómeno metereológico, más de un pie de agua había llenado el edificio de una sola planta, junto con el hedor de la orina y las heces. Voluntarios con botes estaban listos para retirar a los 70 frágiles residentes, muchos de ellos en sillas de ruedas. Pero el encargado del asilo de Lake Arthur Place en Port Arthur se negó a permitir la evacuación, según una declaración jurada de la Policía que detalla el incidente. Tuvo que ser esposado antes de que la Policía y los voluntarios pudieran comenzar la evacuación de los ancianos a refugios y hospitales. Ese incidente ha puesto a una compañía de Dallas, Senior Care Centers, en la mira de los reguladores estatales, quienes indicaron que al parecer los directivos de esa oficina entendieron mal la ley estatal y los protocolos de desastres. El mayor operador de hogares para ancianos en Texas, Senior Care Centers posee casi 100 instalaciones en todo el estado, incluyendo 17 en el área de Dallas y dos en Port Arthur.

DRASTICA ACUSACION CONTRA TEXAS En términos más generales, la confrontación en Port Arthur, junto a otras alegaciones contra hogares de ancianos de otros operadores durante el huracán, resaltaron los continuos problemas en la forma en que Texas cuida a sus enfermos y ancianos durante los desastres naturales. El director ejecutivo de Senior Care Centers, Andrew Kerr, manifestó que su compañía está cooperando con las investigaciones estatales y locales. Pero enfatizó que la institución no podría liberar pacientes a cualquier persona que se presentara. “Estos son pacientes médicamente frágiles y complejos”, indicó Kerr en una entrevista con The Dallas Morning News. “No es la evacuación normal que se ve en la televisión donde están poniendo a la gente en la parte trasera de un barco bajo”. En cuanto a organizar una evacuación en sí, sostiene que las manos de su empresa estaban atadas – necesitaba una orden de evacuación obligatoria por parte de un gobierno. Sin eso, recalcó Kerr, Senior Care no pudo activar su contrato con una compañía de ambulancias para trasladar a los residentes. “No pudimos iniciar una evacuación”, señaló Kerr. “Tiene que ser ordenada por las autoridades”. Sin embargo, los hogares de ancianos no tienen que esperar órdenes de evacuación obligatoria para mover a sus residentes fuera de peligro, de acuerdo con funcionarios del Estado y la compañía de ambulancias. “Es exactamente lo contrario”, aseveró Christine Mann, portavoz de la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas, que regula hogares de ancianos. “Las instalaciones son responsables de mantener a salvo a sus residentes si están en peligro de sufrir un daño”.

DESMIENTEN LA VERSION La compañía de ambulancias que presta sus servicios a Senior Care aseguró que no requiere una orden de evacuación obligatoria para comenzar a transportar a los ancianos residentes de ese sitio. Acadian Ambulance Services informó que antes de que comenzaran las inundaciones, se contactó con los Centros de Atención a Personas Mayores y se les indicó que en dichas instalaciones se habían refugiado ya algunas personas de edad, señaló Denise Richter, portavoz de Acadian. En el momento en que Senior Care llegó a Acadian para solicitar ambulancias, Richter respondió que la evacuación ya no era posible debido a las carreteras inundadas. La terrible situación en Lake Arthur Place y una instalación cercana, también operada por Senior Care Centers, atrajo 16 denuncias contra el Estado, la mayoría dirigidas a las casas de reposo afectadas por la tormenta, según documentos obtenidos exclusivamente por The News. El periódico revisó casi 50 quejas presentadas ante los reguladores estatales por residentes de hogares de ancianos, familias y trabajadores de la salud sobre cómo dichas instalaciones para personas mayores y los centros de vivienda asistida respondieron durante el huracán. El Estado indicó que los está investigando. CUENTOS Y QUEJAS Los cuentos en las quejas son dramáticos. Una anciana fue dejada abandonada en una habitación cerrada con llave dentro de un edificio vacío en Victoria cuando su centro en el que se encontraba fue evacuado. Un hombre murió en Corpus Christi después de pasar horas en una habitación caliente y abarrotada de personas en un asilo de ancianos que decidió no evacuar. Los residentes fueron evacuados sin sus medicamentos, etiquetas de nombre, números de contacto de emergencia o incluso ropa. Mantener a los residentes de los hogares de ancianos seguros durante una tormenta no es un problema nuevo para Texas, que ha registrado 86 declaraciones de desastres mayores desde 1953, cantidad mayor que la registrada por cualquier otro estado del país. Sin embargo, Texas se clasifica regularmente en o cerca de la parte inferior en comparación con otros estados cuando se trata de las condiciones en que se encuentran los hogares para ancianos. Los críticos se han quejado durante décadas sobre la regulación por parte del estado a este tipo de negocios y a la renuencia a imponer multas o sanciones, aunque existe una nueva ley que se supone clausura a todas las compañía que reinciden en esos problemas.

EN BUSCA DE CALIFICACIONES Estas instalaciones se juzgan con base a las inspecciones de salud de sus residentes, a los niveles de personal y a la calidad de atención prestada a los ancianos. El Estado no instruye a esos hogares de ancianos en casos de evacuación. Pero el gobierno requiere una instalación para tener un plan de desastre que diga a los trabajadores qué hacer, a quién contactar y cómo transportar a los pacientes en una emergencia. El plan también debe guiar al personal de enfermería a través de los pasos necesarios para refugiarse de manera segura en su lugar. Texas deja las indicaciones de esos planes a hogares de ancianos y a centros de vida asistida. Los inspectores estatales revisan esos planes pero no guardan una copia de ellos. Desde el año 2014, el Estado ha emitido citatorios a más de 500 hogares de ancianos – alrededor del 40 por ciento en todo el estado – y 350 a centros de vida asistida sobre la preparación para dar respuesta a las emergencias, según un análisis de datos de noticias. Pero no puede informar si las multas fueron gravadas o pagadas. La mayoría de las violaciones no amenazan de inmediato la vida o seguridad de los pacientes, según el Estado. Alrededor del 30 por ciento de las 89 residencias para ancianos de Senior Care han recibido tales citaciones desde 2014, según datos estatales. Ninguno de los centros de vivienda asistida de la compañía ha sido citado. La compañía afirmó que a menudo corrigió los problemas en el lugar y que ninguno era grave. Inicialmente, Senior Care Centers acordó dar a The News una copia de los planes de desastre para sus dos instalaciones en Port Arthur, donde más de 35 pulgadas de lluvia cayeron en 27 horas. En su lugar, la compañía permitió a los periodistas ver un documento llamado “Hurricane Evacuation Information”, pero no les permitió hacer una copia. El documento comienza, “Si se da una orden de evacuación, active las órdenes de suministro de evacuación y facilite la ruta a los residentes…”

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register