Hambrientos y sucios fueron encontrados En su asilo de ancianos

asilo ancianos1

II y Ultima Parte Nota Novedades News

Dallas, Tx.- Luego de la muerte de varios ancianos en las instalaciones de Lake Arthur Place en Port Arthur a causa del huracán Harvey, la compañía de asilo con sede en Dallas –Senior Care Centers- es el blanco de una profunda investigación policial que pone en peligro la continuidad de sus casi 100 centros que mantiene para el cuidado de estas personas en todo Texas. Esto, debido a que el encargado del asilo de Lake Arthur Place se negó a permitir la evacuación de los ancianos a pesar de que dicho centro presentaba condiciones totalmente insalubres para la permanencia en ese sitio de las casi 70 personas mayores de edad que ahí se encontraban, según se desprende de una declaración jurada de la Policía que detalla el incidente. El responsable del centro tuvo que ser esposado antes de que la Policía y los voluntarios pudieran comenzar la evacuación de los ancianos a refugios y hospitales. Ese incidente ha puesto a la compañía de Dallas, Senior Care Centers, en la mira de los reguladores estatales, quienes indicaron que al parecer los directivos de esa oficina entendieron mal la ley estatal y los protocolos de desastres. El mayor operador de hogares para ancianos en Texas, Senior Care Centers posee casi 100 instalaciones en todo el estado, incluyendo 17 en el área de Dallas y dos en Port Arthur. La decisión de dejar que sean evacuados o de que estos pacientes se queden es difícil para cualquier instalación médica, incluyendo hogares de ancianos, que cuidan a los pacientes más vulnerables. Los estudios han demostrado que el riesgo de muerte aumenta para los pacientes enfermos porque las evacuaciones pueden interrumpir la continuidad de su atención. Trasladar a los pacientes antes de una tormenta puede perjudicar la línea de fondo de un hogar de ancianos, dicen expertos de la industria. Es posible que un paciente evacuado no pueda facturar a Medicare, seguro privado o Medicaid si no regresa a la instalación al final del mes. Dichos Centros de Atención a Personas Mayores no consideraron la pérdida potencial de ingresos de facturación cuando su directivo decidió no evacuar en Port Arthur, indicó Kerr: “Absolutamente no (se permitirá su traslado)”.

REFUGIOS Y RIESGOS En 2005, el hogar de ancianos de St. Rita fuera de Nueva Orleans fue uno de los pocos en la parroquia de San Bernardo en el que pudieron refugiarse estos mayores durante el huracán Katrina. Más de 30 ancianos murieron cuando el hogar de ancianos se inundó. Durante Katrina, 30 hogares de ancianos fueron evacuados en la región del Golfo, de acuerdo con un estudio en 2012 publicado en el Diario de Medicina Post-Aguda y de Cuidados a Largo Plazo. El número aumentó en las tormentas posteriores; 84 hogares de ancianos en Texas fueron evacuados durante el huracán Ike en 2008. A diferencia de Ike, que llegó apenas dos años después del nacimiento de Twitter, Harvey podía ser visto en tiempo real. Las imágenes inquietantes de hogares de ancianos inundados y centros de vida asistida empujaron al mundo enclaustrado a volcarse a la atención de ancianos a plena vista del público. La dueña de La Vita Bella, una casa de vivienda asistida en Dickinson, al sureste de Houston, publicó una foto para mostrar a los rescatistas que las instalaciones necesitaban ayuda inmediata. Pero la imagen alarmante de las mujeres ancianas empapadas en sus caderas debido a las turbias inundaciones pronto se volvió viral; el Estado afirmó que está investigando si el hogar se encontraba bien preparado para el desastre. Trudy Lampson, propietaria de La Vita Bella, aseguró que tenía un plan de emergencia y diveros arreglos para que los miembros de la familia recojan a los residentes si es necesario.

 PLANES INSEGUROS “Todos teníamos un plan que seguro no funciona para una inundación repentina”, aseveró, al agregar que todos sus residentes estaban a salvo. Los problemas de los Centros de Cuidado de Personas Mayores en sus dos instalaciones de Port Arthur fueron visibles en videos de Facebook tomados después de que las torrenciales lluvias inundaron ambos inmuebles, comenzando la noche del 29 de agosto y en las primeras horas de la mañana del 30 de agosto. Una portavoz de Centros de Atención a Personas Mayores, Michelle Metzger, señaló que los sacos de arena colocados alrededor de los dos asilos fueron insuficientes para el huracán. Un total de 184 residentes en Lake Arthur Place y de otro hogar de ancianos cercano a la dicha compañía restringieron a esas personas sólo a utilizar pañales y se instruyó al personal a no limpiar los inodoros después de que canceló el servicio del agua para evitar problemas o contaminación en el sistema de aguas residuales durante la tormenta. Los familiares de los resi dentes fueron los primeros en llegar a las inundadas instalaciones de atención para personas mayores. Estas personas se convirtieron en los rescatadores voluntarios, incluyendo los miembros del grupo ad hoc de rescate de canotaje conocido como la marina de guerra de Cajún. Los miembros del personal insistieron en que todos los pacientes deben permanecer bajo su control. Los nuevos socorristas llamaron a la Policía. Funcionarios de la ley decidieron evacuar a los anciados y esposar a Jeff Rosetta, el administrador de Lake Arthur Place, cuando se resistió, de acuerdo con una declaración jurada de la orden de registro. Las familias de los residentes están considerando presentar una demanda contra el cuidado de esos mayores, que con sus abogados han acordado preservar evidencia con respecto a la decisión de no ser trasladados. También se está llevando a cabo una investigación penal. “Los voluntarios que vinieron a esta instalación y evacuaron a sus residentes, ante nuestros ojos, todos son héroes por lo que hicieron”, resaltó el detective Mike Arthur Hebert a periodistas después de que presentó la orden de registro para recuperar evidencia de Lake Arthur Place el 14 de septiembre.

HAMBRIENTOS Y SUCIOS La Texas Health Care Association, que representa a los operadores de hogares de ancianos en el estado, afirmó que en general, la industria hizo bien durante las 120 evacuaciones que se registraron debido a Harvey. El incidente en Port Arthur “no fue tan fácil como alguien hubiera querido”, manifestó su presidente, Kevin Warren. “Hay una oportunidad real para decir, ¿Qué podríamos haber hecho de otra manera?: El grupo está analizando cómo los hogares de ancianos y los primeros en respon der pueden mejorar la comunicación y se está reuniendo con los legisladores estatales para discutir una mejor preparación para estos centros de cuidado”, expresó. Las familias de los residentes que vivían en Lake Arthur Place acusaron que cuando llegaron allí encontraron a sus seres queridos hambrientos y con pañales sucios, algunos tenían su pies mojados con aguas pluviales contaminados con orina humana y heces. “Había literalmente unos 2 pies de agua”, aseveró Tonya Petix, cuya madre era residente en Lake Arthur Place, a The News. -El hedor, el olor era insoportable. Petix, quien dijo que caminó a través de las inundaciones hasta la cintura para llegar a la instalación, encontró a su madre en una silla de ruedas, con los pies descalzos colgando dentro del agua sucia. -Mi madre lloró cuando me vio -dijo Petix.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register