breaking news New

¡Gira exitosa! México cierra el 2020 con triunfo sobre Japón

18 noviembre novedadesnews broadsheet 12

Terminó el año. El Tricolor tuvo un juego nuboso, Japón los puso a sufrir cómo nadie lo había hecho desde el juego que perdieron contra Argentina. México estuvo asustado mucho tiempo, pero al final supieron opacar al país del Sol Naciente. Raúl Jiménez y Chucky Lozano enseñaron porqué son considerados actualmente dos de los mejores futbolistas mexicanos y calmaron la angustia de Gerardo Martino y todos los paisanos.

Japón le dio libertad al Tricolor. México pensó que iba a ser una noche cómoda, pero fue un error. Los verdes cayeron en la trampa de los nipones y enseguida tuvieron encima a los Samuráis Azules. El cuadro japonés mostró las razones que lo tienen con 13 juegos invicto y es actualmente el país asiático mejor colocado en el Ranking FIFA.

Japón puso en aprietos a los verdes. Musashi Suzuki no alcanzó a contactar un balón que Daichi Kamada envió al área. El susto fue grande.Las aproximaciones niponas se incrementaron. Genki Haraguchi tiró de lejos, el balón iba a la portería, pero Guillermo Ochoa voló para desviar el esférico. Iban dos.

La defensa azteca se cayó. Suzuki disparó, sin embargo, Ochoa sacó el balón con la pierna derecha, en la continuación de esa jugada Junya Ito tiró de media distancia, pero Memo apareció por segunda ocasión. Fueron minutos de angustia para el Tricolor.

México no supo cómo quitarse de encima a Japón. Los verdes erraron pases, no tuvieron solidez.

La contención que formaron Luis Romo y Carlos Rodríguez no funcionó. El equipo del Sol Naciente ganó la mitad del campo.  Las laterales aztecas también fueron superadas. Jesús Gallardo en el lado izquierdo no pudo subir como siempre lo hace, mientras que Jorge Sánchez en el sector derecho mostró deficiencias. Jorge es uno de los convocados que más críticas recibe. Rodolfo Pizarro fue otro jugador que flotó en la cancha. El jugador de Japón detuvo sus embates y le dio un respiro al Tricolor.

Tata Martino cada que lo enfocaron las cámaras se observó preocupado. México no era superado en el campo desde que perdió contra Argentina en 2019.

El Tricolor se repuso de a poco, pero no le generó peligro a Daniel Schmidt. Lo mejor para los verdes fue el descanso.

Algo pasó en el vestidor. Un regaño de Gerardo pudo ser. El equipo que regresó fue otro. Los papeles se invirtieron. México eclipsó como casi siempre lo hace al país de Sol Naciente. Tata modificó. El estratega argentino metió a Edson Álvarez y Luis Rodríguez. Las nuevas piezas funcionaron.

Orbelín Pineda volvió a hacer diferencia, el Maguito sacó la varita, dejó solo a Raúl Jiménez en el área, el delantero de los Wolves vio el espacio y tiró a un costado de Schmidt. Con esa jugada se despidieron los atacantes del juego. Henry Martín y Uriel Antuna los sustituyeron. Japón se nubló como la ciudad de Graz. En medio de una intensa neblina Hirving Lozano acrecentó el marcador.

Hajime Moriyasu puso en el campo a jugadores como: Takumi Minanino y Kento Hashimoto, pero no mostraron sus mejor versión. Takefusa Kubo fue el as bajo la manga del estratega nipón. El jugador del Villareal, pero que pertenece al Real Madrid está valuado en 35 millones de dólares a pesar de tener 19 años.

Japón ingresó a sus mejores elementos, pero fue demasiado tarde. Los Samuráis Azules estaban perdidos, desconcentrados y la neblina no permitió que el juego se desarrollara de buena forma. El balón tuvo que cambiar de color. De blanco pasó a color zanahoria. Esa fue la única manera de seguir con el partido.

 

La desconcentración y errores se incrementaron. Gerardo metió a Roberto Alvarado y Diego Lainez para dejar pasar los últimos minutos.

 

Aztecas y nipones supieron que no iba a pasar más. En ese instante el juego terminó.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register