breaking news New

Fallece Superintendente de GPISD en trágico accidente

10 JULIO novedades

 

Nota Novedades News

Dallas, Tx.- La superintendente de Grand Prairie ISD, Susan Simpson Hull, murió trágicamente luego de sufrir un accidente de motocicleta mientras se encontraba de vacaciones en Arizona, informaron autoridades de ese distrito.

El accidente ocurrió alrededor de las 2:20 p.m. en la carretera interestatal 40 cerca de la ciudad de Twin Arrows, según el Departamento de Seguridad Pública de Arizona. Hull, quien conducía la motocicleta, fue trasladada en ambulancia al Centro Médico Flagstaff, donde falleció.

No hubo otros vehículos o personas involucradas.

Hasta el cierre de esta edición el martes por la noche, autoridades policiales de esa ciudad investigaban las causas que provocaron el mortal accidente.

Durante los últimos 12 años, Hull, de 60 años, había dirigido al distrito como su superintendente. La alta funcionaria tenía un total de 39 años de experiencia en educación, sirviendo como maestra, entrenadora, directora y superintendente en cinco distritos escolares, indicó Grand Prairie ISD en una declaración escrita.

Burke Hall, presidente del consejo de administración del distrito, expresó en la declaración que Hull sería muy extrañada.

“Esta es una pérdida significativa para toda la comunidad de Grand Prairie ISD, así como para la comunidad educativa en general”, dijo Hall. “Durante los últimos 12 años, la doctora Hull ha tenido un impacto significativo en GPISD y ha ayudado a establecer nuestra reputación en todo el mundo. También hizo una diferencia duradera en los niños de las escuelas de Texas a través de su defensa y creatividad”.

Bajo Hull, Grand Prairie ISD se convirtió en un líder en la elección de escuelas, destacó el distrito en su declaración.

Hull fue una de las primeras líderes escolares en luchar contra la pérdida de estudiantes al intensificar los programas especializados del distrito.

Fue la líder escolar con más años en el condado de Dallas y uno de los superintendentes mejor pagados en el estado, con un salario de más de $ 400,000 por año.

La indemnización de Hull se examinó en 2017, cuando la Junta Escolar de Grand Prairie contrató a un abogado para investigar las prácticas relacionadas con la compra y renovación de una casa del distrito.

BRILLANTE

TRAYECTORIA

En 2005, Hull fue seleccionada como la Superintendente del Año de Texas por la Asociación de Texas de Consejos Escolares y la Asociación de Administradores del estado de la Estrella Solitaria. También fue nombrada por dos gobernadores, Rick Perry y Greg Abbott, a la Junta Estatal de Certificación de Educadores en 2014 y 2015, respectivamente.

Se informó que Hull estaba bajo consideración en 2015 para reemplazar al comisionado de educación del estado. Abbott nombró al administrador de Dallas ISD, Mike Morath, para el cargo en diciembre de 2015.

En una declaración escrita, Morath extendió sus condolencias a la familia de Hull y la elogió como “una guerrera para los estudiantes de todo Texas”.

“Susan fue maestra de maestra y admiradora de la excelencia educativa, que tenía una dedicación inquebrantable para mejorar la vida de cada estudiante que tocaba”, dijo. “La educación de Texas no será lo mismo sin ella”.

Hull obtuvo una licenciatura de la Universidad Estatal del Este de Texas en 1980 y una maestría en educación de la misma universidad en 1989. En 1993, Hull obtuvo su certificación de superintendente de UT-Tyler. Y recibió un doctorado en administración educativa de Texas A&M University en 2003.

El distrito informó que Hull se encontraba con su familia cuando murió. Tuvo con su esposo, Kent, tuvieron cuatro hijos y cuatro nietos, según el distrito.

Los servicios fúnebres están pendientes.

PROMESA

DE DALLAS

Así como José Álvarez se preparó para su primer año de universidad, se vio obligado a someterse a una apendicectomía.

Su familia se hizo cargo de los costos médicos, especialmente porque Alvarez perdió su trabajo debido a sus problemas de salud.

Pero no se dieron por vencidos con respecto a la matrícula universitaria de Álvarez. Eso ya estaba cubierto a través de la Promesa del Condado de Dallas, que ayuda a los estudiantes a obtener una educación superior de forma gratuita.

El alivio fue un sentimiento nuevo para Alvarez, un estudiante universitario de primera generación de Grand Prairie que está acostumbrado a pensar cómo su familia llegará al fin de mes.

“Si no fuera honestamente por la Promesa de Dallas, probablemente no estaría en la escuela en este momento”, dijo en junio después de terminar su primer año en el Centro College, ubicado en el centro de Dallas.

La Promesa del Condado de Dallas se lanzó en 31 escuelas preparatorias de bajos ingresos en 2017. Garantiza la matrícula gratuita para estudiantes como Alvarez si se comprometen a asistir a un Colegio Comunitario del Condado de Dallas o una universidad asociada de cuatro años.

Los estudiantes que hacen una promesa solicitan ayuda financiera federal y otro tipo de apoyo. Luego la Promesa cubre los gastos de matrícula no cubiertos por esos esfuerzos. Aliados como la Universidad del Norte de Texas en Dallas, la Universidad Metodista del Sur y las empresas también brindan apoyo.

Los socios de Promise trabajan arduamente para que los estudiantes se involucren en el proceso de buscar ayuda financiera e inscribirse en la universidad desde el principio. Muchos luego reciben becas y becas Pell.

Entonces el programa Promesa encuentra el dinero para los gastos restantes. Para los estudiantes de Promise que asisten a los Colegios Comunitarios del Condado de Dallas, el DCCCD entregó aproximadamente $ 1 millón en becas en el primer año del programa.

Ahora la Promesa está creciendo rápidamente. Esta primavera Promise trabajó para comprometer a 16,200 estudiantes elegibles de 43 escuelas preparatorias del área.

Al expandirse rápidamente, dijo Eric Ban, director gerente de programa, Promise espera ayudar a que más estudiantes y sus familias obtengan un mayor acceso a la movilidad económica. Señaló que solo el 37% de los adultos en el condado de Dallas tienen credenciales postpreparatorias.

“Tenemos que asegurarnos de que más de nuestros estudiantes más vulnerables tengan acceso a nuestra economía y que el acceso a menudo sea a través de la educación superior”, dijo Ban.

En 2020, la Promesa espera llegar a unos 22,000 estudiantes de 57 escuelas secundarias, manifestó Ban.

MATRICULA

GRATIS

En su último año de escuela preparatoria, a Álvarez se le presentó la promesa de Promesa en un iPad.

Alvarez, junto con muchos de sus compañeros en la clase de 2018 de Grand Prairie High School, firmaron el compromiso pero no estaban seguros de lo que significaba.

Pronto comenzó a recibir mensajes de texto y correos electrónicos recordándole que completara sus solicitudes de ayuda financiera y de la universidad.

Esos recordatorios de texto inicialmente molestaron a Álvarez, pero ahora está agradecido por ellos. Afirma que este apoyo constante es lo que lo ayudó a superar su primer año de universidad.

“La mejor parte de este programa es que puedes obtener ayuda incluso después de que la gente te haya colocado en esta plataforma”, dijo Álvarez, quien está estudiando para obtener su título de asociado y su certificación en higiene dental. “Eso es muy reconfortante, porque cuando estaba haciendo la transición de mi último año de preparatoria a mi primer año de universidad, las cosas fueron muy difíciles. Las cosas se movían rápido”.

Los mensajes de texto provienen de los entrenadores de éxito de Promise, quienes tienen la tarea de solucionar los problemas de los estudiantes con el papeleo de la universidad o incluso de encontrar transporte o guardería para ayudar a los estudiantes con niños.

A través de este tipo de enfoque, Promesa del Condado de Dallas obtuvo el 57% de sus casi 9,000 compromisos en 2018 para inscribirse en la universidad.

Con el grupo de estudiantes de Promise, los Colegios Comunitarios del Condado de Dallas vieron un aumento del 35% en la inscripción.

UNT Dallas, que se asoció con Promise para reclutar a más estudiantes de bajos ingresos, vio un aumento de inscripción del 30%.

UNT Dallas ofrece a los estudiantes de Promise su propia garantía de matrícula gratuita una vez que se transfieran de la universidad comunitaria, dijo Stephanie Holley, vicepresidenta de acceso y éxito de los estudiantes.

“Estos dos primeros años han sido increíbles y solo va a seguir cambiando vidas”, dijo. “Realmente creo que va a crecer porque las escuelas secundarias ahora están realmente hablando con los estudiantes sobre la universidad”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register