En las elecciones intermedias Ganan demócratas Cámara Baja; pierden Beto y Valdéz

voto1

Dallas, Texas.- Nota Novedades News

Dallas, Tx.- Los dos principales candidatos demócratas para las elecciones intermedias texanas de ayer martes, Beto O’Rourke, para el Senador federal, y Lupe Valdéz, para la gubernatura de Texas, fueron derrotados por los republicanos conservadores Ted Cruz y Gregg Abbott, respectivamente. Según algunas de las principales cadenas noticiosas, Cruz habría obtenido apenas una muy reducida victoria al lograr el apoyo de poco más de 3 y medio millones de votantes, lo que representó el 51.7% de electorado, contra más de 3 millones 200 sufragios de O’Rourke, que alcanzó el 46.6% de total de los votos. Esto significa que Ted Cruz mantuvo su reelección para un período por seis años más en el Senado de los Estados Unidos. Abbott, mientras tanto, llevaba una cómoda ventaja de 56% del respaldo electoral contra 42 de su contrincante demócrata Lupe Valdéz, al cierre de esta edición. Pero el Partido Demócrata logró una muy importante victoria en este proceso electoral al conquistar nuevamente la Cámara de Diputados federal, aunque los republicanos mantuvieron la hegemonía en la de Senadores.

LA CONTIENDA Durante su campaña, Abbott, quien impulsó la ley antisantuario de Texas que veta políticas que limiten la cooperación con el Servicio de Inmigración y Control de Aduana (ICE), buscó enfatizar que la legislación era un asunto de seguridad pública porque impedía que inmigrantes criminales volvieran a estar libres en las calles. Desde la campaña, distintos analistas dijeron que la exsheriff del condado Dallas, Lupe Valdéz, no había mostrado la garra necesaria para pelear un puesto tan difícil como es la gobernación de Texas. La aspirante demócrata se defendía alegando que no hablaba el lenguaje de los medios y que lo único que le preocupaba era llegarle a los votantes de su estado. Valdéz fue la primera candidata hispana y gay en competir al máximo puesto de Texas por uno de los principales partidos. LATINAS AL CONGRESO Las primeras latinas del estado de Texas fueron elegidas para el Congreso de los Estados Unidos, de acuerdo con declaraciones extraoficiales. La demócrata Sylvia García, una senadora estatal del área de Houston, está lista para reemplazar al representante Gene Green, que se retira. Ella creció en el sur de Texas y obtuvo su licenciatura en la Universidad de Mujeres de Texas y una licenciatura en Derecho de la Universidad de Texas Southern. La juez del condado de El Paso, Verónica Escobar, también demócrata, tomará el asiento que dejó Beto O’Rourke, quien optó por postularse para el Senado de los Estados Unidos. Una tercera candidata latina, la demócrata Jana Lynne Sánchez, tenía una pequeña ventaja sobre Ron Wright en el distrito del condado de Tarrant, que se encuentra al retirarse el representante Joe Barton.

DERROTA DE BETO La carrera por el Senado federal en Texas terminó ayer martes con la victoria del senador Ted Cruz, cuando los texanos emitieron su veredicto sobre un provocativo presidente. Los demócratas de toda la nación invirtieron sus esperanzas (y $ 70 millones) en el representante Beto O’Rourke, un afable, carismático y completamente oscuro congresista de tres períodos de El Paso cuando lanzó su candidatura. Cruz, por el contrario, se había postulado para presidente y tenía un perfil nacional, después de forzar el cierre del gobierno y organizar un discurso de 25 horas al comienzo de su período en el Senado. Dos redes, NBC y ABC, proyectaron una victoria estrecha para Cruz poco después de las 9 p.m., con cerca de tres cuartos de los votos reportados. El concurso tuvo implicaciones mucho más allá de Texas. Las opiniones sobre el presidente Donald Trump pesaron mucho en la mente de los votantes, y Trump atrajo a una multitud de 16,000 personas en Houston en el mayor mitin de Cruz. Los demócratas no han ganado una oficina estatal desde 1994 y los republicanos temen el día en que pierdan a Texas como baluarte en las contiendas presidenciales. Con Nueva York y California, Texas le daría a los demócratas una ventaja casi insuperable en las matemáticas del Colegio Electoral. El interés en el concurso del Senado generó una participación inusualmente alta, incluyendo un aumento en los votantes menores de 30 años y los votantes hispanos rechazados por la línea dura de Cruz- Trump sobre la separación familiar y la llamada caravana de migrantes de América Central. Los mismos problemas galvanizaron el apoyo para Cruz, cuyos partidarios cantaron “construir el muro” en sus mítines.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register