breaking news New

En Dallas se utiliza Tras años de ser utilizada para intentar resolver asesinatos, la hipnosis enfrenta una severa controversia por no dar resultados. Causa controversia uso de hipnosis en crímenes

hipnosis51

Nota Novedades News

Dallas, Tx.- Para muchas personas, la palabra “hipnosis” evoca imágenes de relojes de bolsillo, remolinos y temas impresionables hipnotizados por villanos del cine. Piensan en Get Out, The Manchurian Candidate, incluso en Office Space. Pero en el estado de la Estrella Solitaria, no es un truco de salón o una estratagema de Hollywood. Aquí, la hipnosis es una cuestión de vida o muerte. Texas tiene el programa de hipnosis forense más sólido del país, capacitando a los agentes de policía en todo el estado para agudizar o recordar los recuerdos perdidos de los testigos del crimen. A medida que más y más estados prohíben la práctica, las fuerzas del orden acuden a ella al menos una docena de veces al año. Ahora, dos reclusos en el corredor de la muerte de Dallas argumentan que es hora de detenerse. Sus ejecuciones se han retrasado porque luchan contra sus convicciones, que según ellos se basan en “ciencia basura”. “Una vez que tiene, como mínimo, preguntas serias de que una técnica envió a un hombre al corredor de la muerte, debe cambiar la forma en que se usa esa técnica”, manifestó Gregory Gardner, un abogado que defendió a esos dos hombres. La hipnosis “hace mucho más daño a personas inocentes que poner a las personas culpables tras las rejas”. ¿Es la charlatanería de la hipnosis forense la que ha enviado a la muerte a hombres inocentes, o una poderosa técnica de aplicación de la ley que puede resquebrajar casos abiertos? Una de las herramientas de investigación más controvertidas del estado está a punto de ser probada. Así las cosas, un recluso condenado a muerte por un asesinato en Farmers Branch ganó el indulto porque un testigo fue hipnotizado. También, la ejecución se detuvo para el hombre que dio muerte a un agente de bienes raíces en una casa modelo en McKinney.

 DEVOTOS Y DETRACTORES Para entender la hipnosis, los lectores deben suspender sus ideas preconcebidas. Tanto los partidarios como los escépticos coinciden en que no es una técnica de control mental. Los hipnotizadores profesionales no te harán ladrar como un perro. No ponen a las personas a dormir. Los sujetos están alertas y despiertos todo el tiempo. No emplean relojes o vórtices oscilantes, por lo general. También hay acuerdo en que la hipnosis puede ser valiosa en la terapia. Los profesionales de la salud mental la han utilizado para lograr que los pacientes eliminen la adicción y como una herramienta de relajación para ayudar a curar el trauma. La verdadera brecha entre los devotos y los detractores es si la hipnosis puede agudizar o desbloquear recuerdos perdidos. Los agentes del orden público que utilizan la “hipnosis forense” -utilizando la técnica como una “herramienta de relajación” para que los testigos y las víctimas recuerden lo que vieron- creen que puede hacerlo, y señalan varios casos como prueba. Lawrence Singleton, “The Mad Chopper”, fue declarado culpable de la violación y mutilación en 1978 de Mary Vincent, de 15 años. Singleton fue arrestado por el asesinato de otra mujer. El boceto policial de Singleton fue realizado después de que Vincent, bajo hipnosis, se le pidiera que recordara sus características. En 1978, Mary Vincent, de 15 años, hacía una parada en su auto cerca de Berkeley, California, cuando un marinero mercante la recogió. El hombre la violó, le cortó los brazos y la abandonó en un barranco para morir. La adolescente sobrevivió pero no pudo recordar cómo era su atacante, hasta que fue hipnotizada. Lawrence Singleton fue rastreado y condenado. La hipnosis ayudó a recuperar a 26 escolares de California secuestrados en 1978 y ayudó a condenar al asesino en serie Ted Bundy. En Texas, fue utilizada para investigar a un ladrón que atracó un banco en Amarillo en 2013 y condujo a la detención en 2016 de dos hombres acusados de violar y apuñalar a una mujer y dejarla inconsciente y parcialmente vestida en un campo. La CIA ha recurrido a eso, y el Departamento de Justicia cree que puede ser útil “en raras ocasiones”. El FBI exige que sus dibujantes la aprendan. Pero desde su apogeo en los años setenta y ochenta, la hipnosis forense no sólo ha disminuido rápidamente, sino que la evidencia hipnóticamente inducida ha sido prohibida en algunos lugares por ser poco confiable.

SEVERA ADVERTENCIA “Tenga especial cuidado antes de usar la hipnosis para la regresión de la edad para ayudarlo a revivir eventos anteriores en su vida”, advierte la Clínica Mayo. “Puede causar emociones fuertes y puede alterar tus recuerdos o llevar a la creación de recuerdos falsos”. Joseph Green, el dos veces expresidente de la Sociedad de Hipnosis Psicológica de la Asociación Estadunidense de Psicología, advirtió que las películas han condicionado erróneamente a los estadunidenses a creer que es una especie de “suero de la verdad”. “Es bastante fácil hacer que las personas cambien o modifiquen los recuerdos, al menos hasta cierto punto, mediante el uso de la hipnosis”, explicó Green, profesor de la Universidad Estatal de Ohio en Lima. Esta y otras técnicas de memoria, como el diario o la regresión por edad, están “plagadas de peligros, y provocan preguntas y prejuicios del entrevistador”. Especialmente, dicen los abogados defensores criminales, si ese entrevistador es un oficial de la ley. HIPNOSIS EN TEXAS Según un análisis de News del Registro Nacional de Exoneraciones, al menos 10 hombres han sido liberados después de que la hipnosis los ayudó a salir de prisión. Esto incluye a Clarence Moore, un hombre de Nueva Jersey que pasó 20 años en pri-sión por violación antes de que los tribunales determinaran que había sido condenado por error. En su caso, entre otros asuntos, el recuerdo de la voz y la apariencia del violador cambió después de la hipnosis. Su caso llevó al estado a prohibir el testimonio hipnóticamente mejorado en casos criminales. “Veintiséis estados limitan la admisibilidad del testimonio post-hipnótico”, escribió la Corte Suprema de Nueva Jersey en 2006. “Los casos de esos estados representan un cuerpo de ley persuasivo, basado en la opinión de expertos, sosteniendo que el testimonio hipnóticamente actualizado no es generalmente ciencia aceptada”. Según un estudio de 2012, la mitad de los estados de la Unión Americana. Ahora tienen “reglas de inadmisibilidad” que prohíben la evidencia hipnóticamente inducida en casos penales. No es así en Texas. Si bien es mucho menos popular de lo que solía ser – 152 oficiales de la ley fueron certificados en 1999 en comparación con sólo 12 hace una década – la hipnosis forense todavía se ve como una herramienta útil en circunstancias limitadas. Hay alrededor de dos docenas de hipnotizadores forenses en Te- xas en este momento, la mayo- ría de los cuales sirven en la Oficina del Sheriff del Condado de Harris y de los Texas Ran-gers. No está claro cuántas veces utilizaron la técnica, pero los Rangers confirmaron que realizaron 24 sesiones de hipnosis en 2016 y 2017. “La hipnosis se utiliza en un porcentaje muy pequeño de casos y es realizada sólo por hipnotizadores forenses especialmente capacitados”, señaló el portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Tom Vinger, a The News. “Cualquier información obtenida a través de la hipnosis debe ser corroborada con otra información/ evidencia durante el curso de una investigación criminal”. El año pasado, los Rangers adoptaron “un nuevo proceso de investigación… para determinar si la técnica de entrevista hipnótica es una opción sostenible, antes de programar una sesión”. El Estado no tiene requisitos de informe o monitoreo para los departamentos de policía locales. Aunque actualmente no hay hipnotizadores forenses en los departamentos de policía locales en el norte de Texas, la herramienta jugó un papel importante en los arrestos y condenas de dos reclusos del corredor de la muerte del área de Dallas cuyas ejecuciones fueron suspendidas recientemente.

CONDENADOS A MUERTE Charles Don Flores, de 48 años, fue declarado culpable de la muerte de Elizabeth “Betty Black” en 1998 después de que una vecina fuera hipnotizada para recordar las facciones de dos hombres que vio entrar en la casa de la víctima en Farmers Branch la mañana del asesinato. En 2007, Kosoul Chanthakoummane, ahora de 37 años, fue declarado culpable de la brutal muerte por apuñalamiento de la agente inmobiliaria de Mc Kinney Sarah Walker. La Policía encontró al sospechoso después de que publicaron un boceto elaborado por un testigo hipnotizado que había visto a un joven asiático en la escena. Ambos hombres fueron condenados a muerte. Pero ambos han argumentado con éxito para retrasar sus ejecuciones, diciendo que merecen nuevos juicios porque la “ciencia basura” los descarta. Marx Howell, quien ayudó a diseñar el programa de hipnosis forense del estado hace 30 años, expresó que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que quieren la certificación son personas bien entrenadas que adquieren una nueva habilidad. El curso toca todo, desde actitudes religiosas que involucran la hipnosis y técnicas para hipnotizar a los niños hasta “conceptos erróneos, mitos y posibles peligros”. Los oficiales deben completar el programa, así como un examen, y renovar sus certificaciones cada tres años. Cualquiera que sea sorprendido conduciendo sesiones está sujeto a penalidades criminales.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register