breaking news New

Demandan más Gobiernos estatales y locales a Trump

29 julio novedadesnews broadsheet 2
El presidente Donald Trump enfrenta una nueva demanda ahora por parte de 20 gobiernos estatales y locales por la intención del polémico presidente de pretender excluir del Censo 2020 a los inmigrantes indocumentados.

Por excluir a indocumentados del Censo 

 

 

Nota Novedades News 

 

Dallas, Tx.- Liderados por la fiscal general de Nueva York, Letitia James, una coalición de gobiernos estatales y locales se unió para demandar al presidente Donald Trump y su esfuerzo de excluir a los indocumentados del censo 2020.

La queja se centra en las consecuencias negativas en cuanto a derechos para las comunidades donde viven estos inmigrantes.

«Si los demandados logran excluir a los inmigrantes indocumentados de la distribución, algunos demandantes sufrirán daños graves a sus derechos más básicos bajo la forma representativa de gobierno de nuestra Constitución: perderán indebidamente uno o más miembros en la Cámara de Representantes y uno o más electores correspondientes en el Colegio Electoral», se lee en la queja.

A Nueva York se sumaron 19 estados y ciudades, como Colorado, Massachusetts, Carolina del Norte y Pensilvania, así como Chicago, Filadelfia, San Francisco, Seattle y Washington, D. C.

El miércoles pasado, el presidente Trump firmó un memorando para ordenar al Departamento de Comercio la exclusión de los indocumentados en el conteo del censo.

«Mi administración no apoyará la representación del Congreso a los extranjeros que ingresen o permanezcan ilegalmente en el país, porque hacerlo crearía incentivos perversos y socavaría nuestro sistema de gobierno», defendió Trump.

La demanda agrega que al excluir a los idocumentados, las comunidades donde viven enfrentarán problemas de financiación de programas básicos.

«Eliminar a los inmigrantes indocumentados de la base de distribución perjudicará aún más a los demandantes al, por ejemplo, socavar su capacidad para llevar a cabo la redistribución de distritos a nivel estatal y del Congreso, privándolos de fondos federales críticos y erosionando la calidad de los datos del censo en los que confían para desempeñarse en funciones gubernamentales esenciales», acota.

Esta demanda se suma a una impulsada por organizaciones de derechos civiles.

 

DACAS, 

PENDIENTES 

La Administración Trump anunció que todas las nuevas solicitudes para el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) se marcarán como «pendientes» a medida que los funcionarios del gobierno reflexionan en otro intento de descartar el programa de inmigración. 

El anuncio se produjo durante una audiencia telefónica en un tribunal federal en Maryland, según The Associated Press, que estaba en la llamada.

La Administración trató de derogar el programa de la era de Obama, aunque la Corte Suprema revocó la medida el mes pasado, diciendo que se terminó de manera incorrecta. El fallo abrió la puerta a una futura derogación, diciendo que la administración solo tuvo que desechar el programa de la manera adecuada.

Los activistas de inmigración han dicho que el gobierno debe continuar aceptando nuevas solicitudes de DACA a la luz del fallo.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), solo había aprobado solicitudes de renovación para beneficiarios de DACA que ya estaban inscritos antes del 5 de septiembre de 2017.

El abogado del gobierno, Stephen Michael Pezzi, dijo que la agencia está aceptando nuevas solicitudes, pero solo de manera provisional, hasta que la Administración decida si quiere continuar con lo que probablemente sea otro esfuerzo contencioso para derogar DACA.

El juez Paul Grimm no consideró si el gobierno debería aceptar o rechazar nuevas solicitudes, aunque le dio a la Administración 30 días para actualizar su sitio web con una nueva orientación.

 

ELECCIONES E 

MIGRANTES 

 

Una mayoría aplastante (68%) de votantes indecisos en estados clave está a favor de allanar el camino a la ciudadanía para inmigrantes indocumentados y, por tanto, políticas y un discurso a favor de la inmigración podría convencerlos a la hora de decantarse por un candidato, según la encuesta de una organización de derechos migratorios.

La pesquisa del fondo de justicia migratoria del Centro Nacional de Derecho Migratorio (NILC, por sus siglas en inglés) concluye que cuando Joe Biden usó mensajes a favor de la inmigración, su nivel de aceptación aumentó en 15 puntos porcentuales entre los votantes indecisos y probables de los estados mencionados y su calificación desfavorable cayó en 25 puntos.

En los estados donde demócratas y republicanos tienen prácticamente la misma probabilidad de ganar elecciones, hay un 70% de respaldo al fin de la separación de familias en la frontera sur, de acuerdo a la investigación de NILC.

De la misma forma, un 77% apoya fortalecer las protecciones laborales de todos los trabajadores -incluidos los inmigrantes- y un 60% respalda de alguna manera o en gran medida acabar con la extensión del vallado fronterizo del presidente Donald Trump.

La encuesta se hizo sobre una muestra de 800 votantes probables -600 de ellos, indecisos- de Arizona, Florida, Georgia, Michigan, Carolina del Norte, Pennsylvania y Wisconsin. El muestreo incluyó más encuestados de la comunidad latina y afroamericana  para poder hacer un estudio en mayor profundidad.

Se espera que a mediados de agosto el fondo de justicia migratoria de NILC lance una campaña de hasta tres millones de dólares dirigida a votantes indecisos. Se trataría de la primera actuación de este tipo de la organización en periodo electoral y estaría enfocada a las políticas migratorias.

«Los demócratas tienen miedo de ser firmes» en medidas migratorias durante las elecciones, dice Marielena Hincapié, directora ejecutiva del grupo que desarrolló la investigación. «Nos dimos cuenta de que realmente necesitábamos intensificar nuestra propia participación en el proceso político y electoral e ir más allá de las políticas y la defensa legal», añadió Hincapié para explicar los motivos de la campaña.

 

 

ATAQUES 

A ICE 

 

Las oficinas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en Atlanta, Georgia, se mantienen custodiadas tras ser atacadas en la madrugada del domingo anterior, presuntamente por simpatizantes del movimiento antiracista «Black Lives Matter».

Los vándalos rompieron varias ventanas del edificio, pintaron grafitis en sus paredes y en la calle con mensajes como «Sin policías, sin ICE, sin fronteras» («No cops, no ICE, no borders»), y lanzaron fuegos artificiales.

Videos divulgados en redes sociales bajo la etiqueta @AcidVitalism muestran a personas coreando «Black Lives Matter» al ritmo de tambores en la entrada del edificio y fuegos artificiales explotando y láseres verdes, al parecer intentando impedir que las cámaras de seguridad grabaran el incidente.

El grupo indicó que la acción fue realizada en solidaridad con los «luchadores por la libertad» en Portland, Oregón, donde el presidente Donald Trump ordenó esta semana el despliegue de agentes federales, y en apoyo a «todas las otras personas pobres que están sufriendo tratando de construir un nuevo mundo».

En el edificio federal, ubicado en la calle Ted Turner, en pleno centro de Atlanta, se encuentra la corte de inmigración, además de las oficinas del Departamento de Seguridad Nacional y del Departamento de Justicia.

El edificio amaneció custodiado por agentes federales fuertemente armados y, de acuerdo con algunos medios locales, por miembros de la Guardia Nacional, a quienes el gobernador de Georgia, el republicano Brian Kemp, desplegó hace unas semanas tras el incremento de la violencia en Atlanta.

Kemp decretó el estado de emergencia a principios de julio luego de que se desataran una serie de tiroteos que dejaron varios muertos, incluida una menor de edad, y se vandalizara la sede del Departamento de Seguridad Pública de Georgia, donde se encuentran las oficinas de la Patrulla Estatal de Georgia.

Un portavoz del Servicio de Protección Federal dijo a medios locales que no se han efectuado arrestos.

Los desmanes se dieron la misma noche en que se sucedieron protestas contra la brutalidad policial en Seattle (Washington) y Portland (Oregon), entre otras ciudades del país, en lo que fue otra jornada de disturbios.

La Policía de Seattle indicó esta madrugada que había realizado «45 arrestos en conexión con los disturbios» y agregó que «21 policías habían sufrido heridas por ladrillos, piedras y explosivos, la mayoría de ellos pudieron retornar a su trabajo».

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register