breaking news New

Cómo hablarles a los hijos de los tiroteos escolares y lo que nunca debes decir

hijos1

En lo que va del 2018 se han registrado 18 tiroteos escolares (¡y solo estamos en febrero!). A c o n t i – n u a – c i ó n , los cons e j o s de un sicólogo infantil sobre cómo hablarles a los hijos de estos trágicos sucesos. Mientras las imágenes de aterrorizados y traumatizados estudiantes huyendo de su escuela llenaban —una vez más— las pantallas de televisión, los padres se vieron enfrentados a una pregunta alarmantemente habitual en los últimos tiempos: ¿cómo le digo a mi hijo que es seguro ir a la escuela cuando los tiroteos escolares suceden una y otra vez, sin un final a la vista? Las cifras son inquietantes. Hace unos dias, 17 estudiantes y maestros perdieron la vida cuando un exalumno se presentó en los pasillos de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, FL, con un rifle AR-15. Esto sucede cinco años después de la masacre de la escuela primaria Sandy Hook y 19 después de Columbine. Pero no tenemos que ir tan lejos para ver el terror: según la organización sin ánimo de lucro EveryTown for Gun Safety se han registrado 290 tiroteos escolares desde el 2013, entre ellos 18 en lo que va del año (y recuerden, estamos solo en febrero). El bombardeo constante de malas noticias puede hacer que los padres se sientan paralizados, sin saber qué decirles a sus hijos, pero es importante atender sus preocupaciones y ser un modelo para ellos de que es normal y saludable tener una reacción emocional ante una tragedia, asegura Adam Brown, doctor en sicología y profesor asistente clínico de siquiatría para niños y adolescentes del centro médico Langone de la Universidad de Nueva York (NYU). Si tiene problemas para encontrar las palabras adecuadas, esta es la manera de empezar: No asuma que su hijo está dichosamente ajeno a lo que está sucediendo. “Muchos padres limitan el acceso a las noticias, pero solo porque la televisión no esté prendida no significa que no se van a enterar por otras personas de lo que está pasando”, dice Brown. Si no está seguro de cuánto sabe su hijo, comente: “Hoy ocurrió algo aterrador en una escuela de Florida. ¿Has escuchado algo sobre eso? ¿Tienes alguna pregunta?”. Siempre es mejor que sus hijos escuchen las noticias de su boca, en lugar de que lo hagan en el bus o en el patio escolar, donde pueden estar recibiendo información totalmente errónea, añade Brown. Tranquilice a su hijo, pero no prometa que en su localidad nunca va a suceder una tragedia. Lo primero es dejarle saber a su hijo que él o ella está a salvo. Puede decir: “Esto sucedió en otro estado (o ciudad) y no en tu escuela. Atraparon al malhechor así que no estás en peligro”, aconseja Brown, quien señala que esto es muy diferente a decir: “No, esto nunca sucederá en nuestra localidad”. Lo que puede hacer es referirse a las diferentes maneras en que usted, el maestro de su hijo y la policía están trabajando para mantener la seguridad. Si su hijo aún se siente ansioso o impotente, ayúdelo a canalizar esas emociones de una manera positiva, como escribiendo una carta a su congresista acerca de las leyes sobre las armas o recaudando fondos para las víctimas de la violencia. Siga la iniciativa de su hijo. “Dé a su hijo un poco de información y observe cómo reacciona”, señala Brown. Para algunos eso será suficiente, pero otros necesitarán más. Permítales dirigir la conversación, haciendo preguntas hasta que se sientan satisfechos. Permita que su hijo adolescente exprese rabia y temor. Los adolescentes ya estarán lidiando con asuntos morales y éticos más profundos, y es importante crear un ambiente en el que puedan expresar abiertamente sus sentimientos, reflexiona Brown —si bien señala que algunos estarán más inclinados a hablar sobre esos temas con sus amigos que con sus padres. No obstante, puede sentarse con su hijo adolescente y decirle: “Cuando suceden cosas de este tipo me cuestiono mis presunciones básicas sobre el mundo y me pregunto cómo será para ti”. Aun cuando usted no tenga ninguna respuesta, puede aprovechar la oportunidad para tener una conversación abierta y significativa.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register