Combate Inmigración el fraude matrimonial Acusados un abogado y empleada

boda falsa 31

Dallas, Texas.- Ante el consistente número de casos de fraude matrimonial registrado en los últimos meses en esta ciudad, las autoridades de Inmigración informaron que mantienen una exhaustiva investigación en este tipo de trámites para llevar ante la justicia a las personas que violen la ley en este proceso al intentar obtener una residencia legal en el país. Entre la condena que podría recibir una persona que ha sido encontrada culpable de este delito, se encuentra una sentencia de 5 años de prisión y el pago de una fuerte multa económica hasta de un cuarto de millón de dólares. Uno de los casos más sonados detectado recientemente en esta ciudad -en el que se vio involucrado un abogado y su empleda- es el de una mujer de Pakistán quien se declaró culpable en un tribunal federal de un cargo de conspiración para cometer fraude matrimonial. La condena fue anunciada por el fiscal federal John Parker, del distrito norte de Texas, en una investigación dirigida por la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés). Amna Cheema, de 37 años de edad, se declaró culpable de los cargos ante el juez federal de distrito Renee Harris Toliver. Cheema permanecerá bajo custodia a la espera de su audiencia de sentencia, la cual está pautada para el 22 de enero de 2018. Mientras tanto, el juicio del coacusado abogado Bilal Khaleeq, de 47 años, está pautado para iniciar el próximo 11 de diciembre por su participación en la conspiración. Si es condenado, Khaleeq enfrenta una pena máxima de cinco años de prisión federal y una multa de $250,000. Según los documentos de declaración de culpabilidad presentados en este caso, en mayo de 2015, Cheema entró en conversaciones con Khaleeq y otro individuo (Persona A) en el bufete de abogados de Khaleeq para discutir la planificación del matrimonio de Cheema con el individuo identificado con la letra “A” con el fin de que la mujer pakistaní obtuviese estatus legal en los Estados Unidos. La Persona A recibió un pago de $745 a cambio de contraer dicho matrimonio con Cheema y promesas de pagos adicionales una vez se completase el proceso de inmigración. El 15 de junio de 2015, Cheema se casó con la Persona A para establecer la elegibilidad para el estatus legal en esta nación. Cheema, el individuo “A” y Khaleeq discutieron la presentación de la Petición de Familiar Extranjero (I-130), las solicitudes de residencia permanente (I-485) y evidencia adicional necesaria para asegurar la aprobación de estos formularios, incluyendo presentar declaraciones de impuestos conjuntas y dejar algunas prendas de ropa de hombre en la residencia de Cheema como pruebas adicionales de un matrimonio legítimo. La fiscal federal adjunta Lynn Javier, del distrito norte de Texas, fue la encargada de procesar este caso.

EL FRAUDE Y LOS ACUSADOS Un gran jurado federal en Dallas había emitido la acusación formal de un cargo de conspiración para cometer fraude matrimonial en contra del abogado de Dallas y su asistente. Khaleeq y Cheema comparecieron por primera vez ante el magistrado federal Horan en un tribunal federal de esta ciudad. Ambos fueron puestos en libertad bajo fianza. “Abogados de inmigración enfrentarán graves consecuencias cuando elijan beneficiarse financieramente de manera ilegal al violar las leyes de inmigración estadunidenses en vez de desarrollar una carrera al respetar dichas leyes,” advirtió Katrina W. Berger, agente especial encargada de HSI en Dallas. “HSI encabeza un Grupo de Trabajo contra Fraude de Documentos y Beneficios en el área de Dallas y colabora diariamente con muchas agencias del orden público locales para hacer cumplir las leyes de inmigración. HSI y nuestros socios policiales no tolerarán el fraude migratorio—especialmente si es cometido por abogados de inmigración.” Según la formulación de cargos, en mayo de 2015, Khaleeq le pidió intencionalmente a una persona cuyo nombre no fue revelado pero se sabe que es un ciudadano estadunidense naturalizado oriundo de la India, que se casara con Cheema, de nacionalidad pakistaní, con el fin de obtenerle la residencia permanente en Estados Unidos a Cheema. Khaleeq organizó el matrimonio, asesoró a Cheema sobre la tramitación de una Petición de Familiar Extranjero (Formulario I-130) y representó a las partes durante la entrevista con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés). Luego de que Cheema y la Persona A contrajeron matrimonio, Khaleeq asesoró a las partes sobre cómo preparar la petición I-130 y los documentos justi- ficativos necesarios para hacer parecer que el matrimonio era legítimo. La asesoría y consejos de Khaleeq incluyeron, pero no se limitaron a, cuentas de pago mostrando su residencia conjunta, cuentas bancarias y declaraciones de impuestos conjuntas, además de otros tipos de evidencia fraudulenta, incluyendo fotos. El 10 de julio de 2015, las partes presentaron los Formularios I-130 e I-485 ante USCIS. Además, la formulación de cargos alega que Khaleeq, Cheema y la Persona A tuvieron varias conversaciones entre el 26 de enero de 2016 y el 7 de marzo pasado sobre el proceso de inmigración y las pruebas documentales necesarias para representar a Cheema y a la Persona A como una pareja/matrimonio legítimo con el fin de obtener un beneficio migratorio. Más aún, Khaleeq capacitó a la Persona A sobre cómo contestar las preguntas que se le iban a hacer durante el proceso de entrevistas de USCIS. Por ejemplo, Khaleeq le dijo a la Persona A que le dijera al oficial de adjudicaciones de USCIS que él convivía con Cheema aunque eso era una declaración falsa. Khaleeq también le recomendó a la Persona A que dejara algunas prendas de ropa en la residencia de Cheema para aparentar que él residía allí. También, las partes discutieron presentar declaraciones de impuestos conjuntas para proveer evidencia adicional y discutieron por cuanto tiempo la Persona A y Cheema deberían permanecer casados para que ella pudiese obtener su residencia permanente en Estados Unidos. Una formulación de cargos es una acusación por un gran jurado federal, por lo que un acusado tiene el derecho de ser considerado inocente hasta que se demuestre lo contrario.

GRUPOS DE TRABAJO CONTRA EL FRAUDE El fraude de documentos y beneficios representa una severa amenaza a la seguridad nacional y protección pública porque ellos crean una vulnerabilidad que puede permitirle a terroristas, otros delincuentes y extranjeros indocumentados ingresar y permanecer en los Estados Unidos. El fraude de documentos, también conocido como fraude de identidad, es la manufactura, venta o uso de documentos de identidad falsos tales como licencias de conducir, certificados de nacimiento, tarjetas de Seguro Social o pasaportes para cometer fraude de inmigración u otra actividad criminal. Fraude de beneficios se refiere a la falsa representación u omisión de hechos en una solicitud para obtener un beneficio de inmigración al cual uno no tiene derecho, tal como ciudadanía estadunidense, asilo político o una visa válida. Para luchar contra este tipo de fraude, HSI se ha asociado con contrapartes federales, estatales y locales para crear el Grupo de Trabajo contra Fraude de Documentos y Beneficios, una serie de equipos multiagenciales desarrollados para focalizarse en organizaciones criminales y beneficiarios detrás de estos esquemas fraudulentos. Estos equipos de trabajo maximizan recursos, eliminan la duplicación de esfuerzos y producen una fuerte presencia policial. Ellos combinan las autoridades penales y administrativas únicas de HSI con una variedad de herramientas y autoridades de otras agencias del orden público para llevar a cabo enjuiciamientos penales focalizados e incautaciones de activos de alto impacto.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register