breaking news New

Cientos de mexicanos llegan a la frontera para pedir asilo a EU

25 septiembre novedadesnews com PORTADA1
Cientos de mexicanos continúan llegando a la frontera con Estados Unidos, principalmente a Ciudad Juárez para solicitar a Washington asilo político ante la violencia del crimen organizado que impera en sus lugares de origen, informaron autoridades estadunidenses.

 

 

Por la violencia en México, según expresaron

 

Nota Novedades News

Dallas, Tx.- Una nueva ola de migrantes, esta vez formado por mexicanos, sigue llegando a la fronteriza Ciudad Juárez, donde alrededor de 700 de ellos esperan en los puentes internacionales su oportunidad de pedir asilo en Estados Unidos.

Novedades News ha recibido una gran cantidad de llamadas de familiares radicados en Dallas en las que expresan su preocupación por sus seres queridos que tomaron la decisión de llegar a la frontera norte ante la versión de que las autoridades migratorias estadunidenses están dejando pasara “sin documentos” a todos los mexicanos.

Incluso, han indicado que se ha corrido el rumor de que la entrada sin restricciones se llevará a efecto por espacio de varios días. “Me aseguraron algunas amistades que sus familiares ya pudieron pasar sin problemas, sin documentos migratorios y ya se dirigen a Dallas o a alguna otra ciudad de Texas o del país”, declaró una señora entrevistada por Novedades News que pidió el anonimato durante una llamada telefónica.

Sobre los migrantes que están llegado a Ciudad Juárez, entre ellos cientos de menores de edad, proceden en su mayoría del centro y el sur de México, principalmente los estados de Zacatecas, Michoacán y Guerrero, de donde –según esas personas– se vieron obligados a huir de la violencia vinculada al crimen organizado.

Aunque por las noches algunos acuden de manera voluntaria a albergues de esa ciudad del norteño estado de Chihuahua, procuran quedarse cerca de los puentes internacionales con la esperanza de que los agentes migratorios estadunidenses les dejen pasar.

TESTIMONIOS

Tal es el caso de Eleni Gutiérrez, que dejó lo poco que tenía para comenzar la aventura de cruzar todo México y buscar refugio en el vecino país del norte.

“Queremos cruzar para el otro lado, porque hay mucha delincuencia allá donde estábamos nosotros. Ya estamos en una lista, nada más que estamos esperando”, dijo Gutiérrez a la agencia española EFE en el Puente Internacional Zaragoza-Ysleta.

Otro caso es el de Juan de Dios Gutiérrez. La violencia en su comunidad ha hecho que él y toda su familia vayan al encuentro de las autoridades estadunidenses para solicitar que les dejen entrar a El Paso, Texas, con el fin de tener un mejor lugar para vivir.

“La delincuencia organizada obliga a esto, a huir de nuestros lugares. Por eso nos vinimos con toda la familia porque si no nos pueden desaparecer”, aseguró.

Juan de Dios vino con su hermana, su cuñado, su esposa, su hijo y una sobrina, “y aparte una familia de otro pueblo conocido cerca de nosotros por la misma violencia del crimen organizado”.

El apoyo de los habitantes de Ciudad Juárez ha sido fundamental para estos migrantes, ya que las inclemencias del clima, y sobre todo el tener que estar a la intemperie, han hecho que su odisea sea aun más difícil.

“Les damos muchas gracias por el apoyo que nos están dando, la comida, agua, juguetes para los niños, ropa y muchas cosas que nos han regalado”, exclamó Juan de Dios.

Con todo, las necesidades son grandes, y la lluvia y el frío son los principales adversarios de estas familias que desean vivir en paz, lo que en México no han podido conseguir en los últimos años.

“(Son) muchas necesidades. Necesitamos una lona, colchoneta para que no nos moje la lluvia, porque venimos desde lejos y estamos sufriendo aquí”, añadió el migrante.

MESES DE

ESPERA

El proceso de cada uno de los migrantes es diferente en cuanto a tiempos, pero igual de complicado para acceder a una visa humanitaria por parte del Gobierno de Estados Unidos.

Podrían ser meses los que estas personas tengan que esperar para su cita de migración, aunque lo que tienen a su favor es que pueden incorporarse temporalmente a la vida laboral en la frontera.

Desde octubre del año pasado han llegado a Ciudad Juárez más de 13,000 migrantes para intentar obtener asilo en Estados Unidos.

A diferencia de lo que ocurre en otros puntos fronterizos como Tijuana, donde la inmensa mayoría de los migrantes que han llegado en una serie de caravanas son centroamericanos, a Ciudad Juárez han llegado fundamentalmente cubanos, pero también migrantes procedentes de diversos países europeos, africanos y asiáticos, así como de Centroamérica, Sudamérica y el propio México.

En México, la migración aumentó desde octubre de 2018, cuando caravanas con miles de migrantes, en su mayoría centroamericanos, comenzaron a ingresar con el objetivo de cruzar el país para llegar a Estados Unidos.

A inicios de junio de este año, Estados Unidos y México hicieron un acuerdo migratorio que evitó que el primer país impusiera aranceles a todos los productos provenientes del segundo.

A raíz de ello, México envió a las fronteras norte y sur a la Guardia Nacional -un nuevo cuerpo de seguridad- y se contrató a más personal migratorio.

El Gobierno de México informó a inicios de septiembre que a raíz del acuerdo se redujo el flujo migratorio un 56%.

ADVERTENCIA

DE ICE

Desde que el presidente Donald Trump anunció que haría grandes redadas contra inmigrantes, activistas de todo el país han organizado cursos de orientación para que aquellas personas en peligro de deportación sepan cómo enfrentar un posible encuentro con agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Son varios los aspectos que los defensores destacan, pero hay uno que advierten como sustancial para evitar mayores problemas a quienes pudieran ser capturados: no se resistan.

Los defensores de los inmigrantes dicen que no alientan a las personas a obstruir a los oficiales o resistir violentamente, ya que esto puede acarrear otros problemas a los extranjeros.

“Si ICE realmente quiere ir tras alguien, lo más probable es que lo atrapen”, dijo Nick Katz, gerente senior de servicios legales de CASA, a la agencia AFP sobre los cursos de capacitación.

En el estado de Maryland hubo recientemente un entrenamiento para los inmigrantes, reportó la agencia noticiosa francesa, a quienes se les sugiere, “no abrir la puerta”, un derecho que pocos conocen y pueden marcar una diferencia importante. Los oficiales solamente pueden ingresar a las casas con una orden judicial firmada por un juez, no una orden administrativa.

DEFENSA DE

INMIGRANTES

Los esfuerzos de los activistas cruzan todos los Estados Unidos, como en Georgia, donde la Alianza Latina para los Derechos Humanos formó “ICE Chasers”, un grupo que busca a agentes migratorios en vecindarios de inmigrantes a primera hora de la mañana, cuando a menudo se realizan los operativos.

“En caso de que nos encontremos con algún funcionario de ICE haciendo un arresto, queremos documentar y observar el uso adecuado de los derechos civiles”, indicó la directora ejecutiva del grupo, Adelina Nicholls.

ICE ha defendido sus operativos, al considerar que la agencia fue creada con ese fin y sus oficiales actúan en forma adecuada.

“Nuestros oficiales hacen su trabajo de manera profesional, humana y tratan a los que encuentran con dignidad y respeto”, afirmó la agencia en una carta abierta este mes.

En otros lugares, los grupos de defensa han difundido en las redes sociales fotos de presuntos agentes de ICE que vigilan vecindarios o juzgados, al tiempo que establecen líneas directas para que las personas soliciten ayuda.

“La Policía actúa de manera diferente cuando sabe que está siendo presenciada y vigilada”, dijo Laura Williamson, organizadora del grupo Sanctuary DMV del área de Washington, cuyos voluntarios graban arrestos.

Además del primer consejo mencionado, los activistas sugieren a los inmigrantes: evitar usar identificaciones falsas, solicitar su llamada telefónica y evitar firmar documentos.

NIÑO Y PADRES

EN LA MIRA: ICE

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) reanudará la detención de familias migrantes en Texas. Lo hará en unas instalaciones a las afueras de San Antonio con capacidad para cientos de personas.

La administración del presidente Donald Trump había dejado de alojar familias en el centro residencial del condado de Karnes en primavera bajo el argumento de que la gran afluencia de familias en la frontera sur le impedía trasladar inmigrantes allí.

Sin embargo, funcionarios del gobierno dijeron que, tras el descenso de llegadas a la frontera en verano, volverían a restablecer Karnes como “un centro residencial (exclusivo para) familias en un futuro cercano”.

Más recientemente, estas instalaciones se utilizaban para albergar a 700 mujeres adultas pero la agencia migratoria ya ha suspendido las admisiones allí y trasladará a las ahora detenidas a otro lugar, según el vocero de ICE, Richard Rocha, indicó en un comunicado.

Karnes tiene capacidad para unos 830 padres y niños, según adelantó la empresa que gestiona el centro, Geo Group. Este número se sumaría al de las otras dos instalaciones en funcionamiento en el condado de Berks, Pennsylvania, y Dilley, Texas. La agencia calcula que en total podrá alojar a más de 3,000 personas.

El Centro de Educación y Servicios Legales para Refugiados e Inmigrantes (RAICES, por sus siglas en inglés), una organización texana sin ánimo de lucro, dijo que las mujeres que supieron del traslado hace poco, ya se habían quejado de la poca asistencia médica del centro de detención de Karnes.

“ICE está a punto de trasladar a mujeres del centro de detención de Karnes para hacer hueco para detener familias”, acusó la organización en un tuit.

Este aumento de la capacidad de Estados Unidos para detener familias completas llega en medio de los intentos del gobierno por quitar garantías y protecciones a menores migrantes que huyen de la violencia y la pobreza de sus países.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register