Biden apreciara a AMLO

banners sin foto-07
Por: Ing. Esteban Sánchez
“Es muy sencillo, Presidente, primero los pobres”. Con esa fórmula el de Tabasco iniciará la
conquista del oriundo de Pennsylvania. Biden necesita de un modelo a seguir para tener un
gobierno exitoso, y no sabe que lo tiene de vecino. Lo descubrirá apenas se encuentren por
primera vez cara a cara, probablemente en Washington, D.C.
Andrés Manuel López Obrador™ hará su magia habitual gracias a su extraordinario carisma,
porque sabe que tendrá que trabajar con el nuevo habitante de la Casa Blanca durante el resto
de su mandato. Biden iniciará un gobierno en enero que habrá de concluir en el mismo mes de
2025, apenas unos meses después de que AMLO deje Palacio Nacional entre los merecidos
vítores de un pueblo agradecido. Debe ser una asociación fructífera y plena de respeto mutuo,
como también lo fue por dos años con Donald Trump.
Con energía y dignidad, AMLO será ante Biden (como ante Trump) una persona que no cederá
nada de la soberanía nacional. Se ganará su respeto porque este constatará con rapidez la
seriedad y rigidez del inquilino de Palacio Nacional: nada que pueda afectar el honor de
México, un país que debe ser tratado (como finalmente lo tuvo que aceptar Trump, a su pesar)
como un socio igual, no un patio trasero, y menos todavía un perro faldero que obedece
órdenes. Ya se sabe que Trump dejará la Casa Blanca sintiendo el mayor respeto por AMLO,
similar al que le despertaron Putin y Kim el norcoreano.
Entre lo mucho que puede ofrecer Obrador a Biden es lo que significa predicar con el ejemplo.
Destacadamente, la honestidad personal y la austeridad republicana. El estadounidense ha
tenido alguna sombra de posible corrupción debido a su hijo, Hunter, mientras que los vástagos
del mexicano son empresarios que no necesitan de la influencia de su padre para tener
tremendo éxito en el ámbito cervecero y chocolatero.
Quizá, aunque sería algo hoy difícil de concebir, Biden vea la conveniencia de volar en
aerolíneas comerciales y rifar el Air Force One para así obtener recursos que urgentemente
requiere el sistema de salud estadounidense. De la misma manera, desbandar el costoso
Servicio Secreto, y en cambio tener la confianza de que el pueblo cuida a los buenos
gobernantes.
Biden quedará igualmente fascinado con esa gran estrategia nacional de seguridad que le
explicará AMLO, el “abrazos no balazos”, y que tanto le urge a un país infestado de violencia,
incluyendo aquella causada por las propias fuerzas policiales. Un “police hugs, no police thugs”
estaría en el futuro cercano, garantizando que las calles de las urbes estadounidenses sean tan
seguras y tranquilas como lo son hoy las mexicanas.
Finalmente, dado el desastre que han sido las elecciones en Estados Unidos, Biden
probablemente copiará la sabiduría obradorista de la consulta directa a los ciudadanos, por
supuesto ignorando las leyes cuando las causas sean justas. Porque, AMLO se lo hará
comprender, Biden ya no se pertenece, sino que debe convertirse en un fiel transmisor y
ejecutor de la voluntad popular. Quizá incluso se atreva a copiar el gran ejercicio diario de
transparencia y rendición de cuentas: la mañanera.
En estos momentos Joseph R. Biden puede estar preocupado por una votación que le entregó
la presidencia con el mínimo de apoyos requeridos en el Colegio Electoral, un Senado que sigue
en manos republicanas y una Suprema Corte potencialmente hostil. No sabe la suerte que en
realidad tiene. Acabará amando, como lo hace México, a AMLO.
Por ahora es todo; mientras tanto, ¡!! AQUÍ NO PASA NADA ¡!! Para cualquier información,
favor de comunicarse a:
editorial@novedadesnews.com
y/o
tulmex@hotmail.com

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register