Barcelona y Real Madrid llevan la pasión del Clásico a Miami

Lionel-Messi-vs-Cristiano-Ronaldo1

Miami.- Hay rivalidades deportivas históricas como la de los Yankees y los Red Sox o los Celtic y los Lakers, pero difícil que se acerquen a la pasión que despierta el partido de fútbol que paraliza el mundo y lo divide en bandos irreconciliables. Un Barça- Madrid es algo diferente. Esa sensación de que el planeta se detiene por 90 minutos para seguir a 22 individuos vestidos de corto la experimentará Miami este sábado, cuando albergue el segundo Clásico de la historia que se disputa fuera de las fronteras de España. El primero fue en el lejano 1982, en Venezuela, en el que los blancos ganaron por la mínima a los azulgranas. Desde entonces la rivalidad entre los dos clubs solo ha hecho que crecer de forma desproporcionada, alimentada en los últimos años por la presencia de Cristiano Ronaldo en el Madrid y de Leo Messi en el Barça, los dos mejores jugadores de la presente era. El encuentro que se disputará en el estadio Hard Rock (19:30 p.m., hora del Este,) se enmarca dentro del torneo International Champions Cup, que cada verano reúne en Estados Unidos a clubes europeos de primera fila que preparan la nueva temporada. Claro, que ninguno de los encuentros hasta ahora ha sido como el del sábado. “Es una situación un poco rara”, admitió el capitán barcelonista, Andrés Iniesta. “No se ha dado nunca un partido en este contexto de inicio de temporada, [cuando] a todos los falta mucho por recorrer y estar en nuestro mejor estado”. El motivo del encuentro, más allá de las consideraciones deportivas, es el interés de ambos clubes de explotar el interés que genera su rivalidad, particularmente en un mercado prioritario como es el estadounidense. Si bien no se han revelado cifras de los ingresos que se generarán, el precio de las entradas –que empiezan en $200– da una idea de la bolsa que se llevarán. “También es bonito jugar un partido de esas características, y en un sitio como este, y que la gente pueda disfrutar”, agregó. Además de Iniesta, todas las otras estrellas del Barcelona –Messi, Neymar y Luis Suárez– estarán presentes en el estadio para jugar si lo decide su entrenador, Ernesto Valverde. Eso sí, con el culebrón de la posible marcha de Neymar al club francés Paris Saint-Germain como drama de fondo. En cuanto al Real, la mayor ausencia es la de Cristiano Ronaldo, que salvo sorpresa mayúscula, no estará en Miami. Entre otras cosas porque el lunes se le espera para prestar declaración en un juzgado de Madrid en relación al caso de defraudación de impuestos que afronta. El duelo servirá para medir cómo se encuentran los grandes rivales meses después de que los blancos culminaran una temporada histórica ganando la Liga española y la Champions, la segunda consecutiva. “El año pasado no hicimos las cosas bien”, reconoció Iniesta. “El Madrid nos superó en las competiciones”. Veremos si el sábado hay revancha.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register