breaking news New

Aseveró el alcalde Rawling “Terrible”, reciclaje de bicis ambientales

bicicletas1

Nota Novedades News

Dallas, Tx.- Una foto de bicicletas Ofo acumuladas en un centro de reciclaje de Dallas ha provocado cierta ira en las redes sociales después de que la compañía de bicicletas compartidas decidió abandonar la ciudad. El alcalde de la ciudad Mike Rawling calificó de “terrible” el hecho de que cientos de bicicletas Ofo se encontraran apiladas en dicha planta para ser transformadas en otros productos, lo que generó también el fuerte enojo de la ciudadanía. Cientos de las bicicletas amarillas, mostró la gráfica fotográfica, se vieron en las instalaciones de CMC Recycling en el sur de Dallas, una compañía que trabaja con empresas e individuos que buscan vender chatarra. La compañía de bicicletas com partidas respondió en un comunicado que estaba trabajando con la mencionada planta para reciclar miles de estas unidades de transporte. “A medida que disminuyen los mercados selectos, seguimos comprometidos con la sostenibilidad ambiental”, escribió Ofo en el comunicado. El alcalde Mike Rawlings tuiteó una respuesta simple a las bicicletas amontonadas en el centro de reciclaje: “Terrible”. Su portavoz indicó a KXAS- TV (NBC5) que tirar todas las bicicletas en una planta de reciclaje parecía “terriblemente inútil” porque la gente todavía podía montarlas. Ofo respondió que las bicicletas en “buenas condiciones de trabajo” fueron donadas a organizaciones locales como City Square y Bikes for Tykes. Ofo, con sede en Beijing (China), anunció que se retiraba de Dallas en julio, después de que el Concejo Municipal de Dallas aprobara un mes antes las normas que exigían a los operadores de bicicletas compartir los permisos y tarifas por vehículo. En ese momento, Ofo informó que tenía alrededor de 5,000 bicicletas en toda la ciudad. Ofo se quejó de los “honorarios exorbitantes” en una declaración a la prensa local. Las nuevas reglas requieren que las compañías paguen una tarifa de solicitud de $ 808 y $ 21 por bicicleta si quieren operar en Dallas. El número de bicicletas alrededor de esta ciudad está disminuyendo: en el apogeo de la marea de bicicletas compartidas, había alrededor de 20,000 de estas unidades alrededor de la metrópoli. Ahora, ese número es menos de 3,500. ADIOS A OFO La compañía china de bicicletas compartidas de color amarillo brillante anunció de manera oficial su salida de Dallas, confirmaron funcionarios de la empresa y de la ciudad. Y otra compañía de alquiler no se quedó atrás: Spin, con sede en San Francisco, también ha informado que abandonará la ciudad. La compañía todavía tiene algunas bicicletas en los campus universitarios comunitarios del condado de Dallas, según un representante local, pero ya no presta servicios a la ciudad en general. Spin fue una de las primeras compañías de bicicletas compartidas en llegar a las calles de Dallas en agosto pasado, poco después de que VBikes, de Garland, y LimeBike de Bay Area, empezaran a obstruir las aceras del centro de la ciudad. Pero sus bicicletas color naranja constituían un pequeño porcentaje de alquileres en la ciudad: en un momento dado, se estimaba que había 20,000 bicicletas en toda la ciudad, la mayoría en el centro de la ciudad o cerca de él. De ellas, los funcionarios de Spin dijeron que menos de 700 pertenecían a su empresa.

OFO ERA DIFERENTE Recientemente, cuando el Concejo Municipal de Dallas aprobó las normas que exigían que los operadores de bicicletas compartidas tenían que registrarse y pagar una tarifa por bicicleta, la compañía señaló que tenía alrededor de 5,000 de estos vehículos repartidas por toda la ciudad. Ahora, ese número es oficialmente cero. “Ofo ha comenzado a reevaluar los mercados que presentan obstáculos para las nuevas soluciones de tránsito verde y priorizar el crecimiento en mercados viables que respalden el transporte alternativo y nos permitan continuar prestando servicios a nuestros clientes”, dijo Everett Weiler, gerente general de Ofo para Texas. “Como resultado, no buscaremos un permiso para operar en Dallas y le agradecemos a la ciudad por permitirnos introducir bicicletas compartidas a millones de personas en Texas”. Las salidas de las compañías no son ninguna sorpresa. Ofo fue la única empresa que se opuso a las regulaciones de Dallas para compartir bicicletas, e insistió el mes pasado que estaban “un paso atrás con tarifas tan exorbitantes que reducirán drásticamente el acceso a opciones de transporte asequibles”. Entonces comenzaron a circular historias de que Ofo, que cobraba a los usuarios $1 por hora por viaje, había despedido a la mayoría de su personal de los Estados Unidos. Y se había retirado de varios países. La mayoría de las noticias sobre este asunto informaron que la compañía estaba en el proceso de decidir en qué mercados se mantendría. Pero un informe, de Quartz, afirmó que Ofo se quedaría con sólo un puñado de ciudades estadunidenses: Nueva York, Seattle y San Diego. Ofo había estado en 30 mercados de Estados Unidos y, hasta hace poco, esperaba expandirse al menos a 70 más. Unicamente en marzo, recaudó alrededor de $900 millones en otra ronda de financiación, según una reciente historia de Forbes sobre sus planes de expansión.

DECLARACION DE FORBES Ofo, sin embargo, podría no desaparecer por mucho tiempo: Forbes informó el mes pasado que la compañía está buscando agregar scooters eléctricos a su inventario para mantenerse al día con Lime and Bird. Esas son las dos compañías que trajeron scooters a Dallas después de que el consejo levantó las restricciones que los mantenían fuera de las calles y aceras de la ciudad. Ofo quiere comenzar a rodar en algún momento este verano. Spin también se está volviendo eléctrico. De hecho, su sitio web ha sido despojado de todas las fotos y menciones de bicicletas. Ahora dice que la compañía “ofrece a su comunidad scooter sin compartición para que pueda llegar a donde necesita ir”. Jared White, el planificador de transporte de Dallas que también se desempeña como zar de facto de la bicicleta del City Hall, dijo que “anecdóticamente, al menos”, al parecer la flota de Ofo comenzó a reducirse en las últimas semanas. De hecho, indicó, parece que todas las bicicletas de alquiler en la ciudad han comenzado a desaparecer, al igual que las scooters eléctricas se convirtieron en legales, al menos por el momento. “Puedo ver haciendo scooters o, desde mi punto de vista, bicicletas con asistencia eléctrica dentro del mercado de Dallas”, señaló White. “Es más fácil moverse en un vehículo con motor que en una bicicleta”, especialmente cuando las temperaturas superan los 108 grados. “Esto puede ser donde el mercado los está presionando”, manifestó White. “Supusimos que con el tiempo el mercado se sacudiría. Ofo podría ser el primero”. Pero las compañías deben recordar: los scooters eléctricos no son legalmente permanentes en Dallas. El consejo sólo acordó un período de prueba de seis meses cuando levantó las restricciones el mes pasado. “El tiempo dirá”, expresó White sobre las regulaciones de la ciudad. “Pero ha sido un día interesante. Pensamos que algo así sucedería. Me interesaría ver si hay un efecto dominó en la industria, o si es una pequeña corrección.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register