breaking news New

Anuncia EU cambios en la revisión de asilos – Devuelve caravaneros a México

NOVEDADES_CARANA
Fuertes críticas a nivel nacional continúan por el rezago de miles de casos que prevalece en las oficinas de Inmigración

Nota Novedades News Dallas, Tx.-

El gobierno de los Estados Unidos advirtió que regresará a México para esperar una solución a su caso a todos aquellos centroamericanos que han solicitado asilo político a su llegada a esta nación a través de las caravanas. Aunque México criticó la medida unilateral dictada por la Administración Trump y recalcó que seguiría respaldando a los llamados caravaneros, señaló que será responsabilidad única de Washington localizar a las personas que hayan recibido alguna respuesta sobre su caso. Ante el retraso que prevalece en resolver decenas de miles de estos casos, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) anunció que los solicitantes que tienen un caso de asilo pendiente desde ahora pueden verificar el estado de sus solicitudes en línea en uscis.gov/casestatus. Solo los solicitantes de asilo con un trámite pendiente con USCIS podrán usar esta nueva función para verificar el estado de su caso en línea.

La agencia gubernamental fue clara al afirmar que esta nueva herramienta no aplicará a los solicitantes de asilo defensivos cuyos casos están pendientes en el tribunal de inmigración. “La nueva capacidad aumenta la transparencia y asegura a los solicitantes que tienen la información más actualizada y precisa sobre su caso, las 24 horas del día, los siete días de la semana”, manifestó el director de USCIS, Francis Cissna. “Nos esforzamos por adjudicar todas las solicitudes y peticiones de manera oportuna y estamos trabajando para reducir el impacto en los tiempos de procesamiento al alinear los recursos de manera apropiada”, añadió Cissna en un comunicado oficial enviado a los medios de comunicación. Anteriormente, los solicitantes de asilo solo podían verificar el estado de su caso a través de una oficina de asilo en persona o por teléfono, fax o correo electrónico Las organizaciones no gubernamentales y las partes interesadas dentro de la comunidad legal ven con buenos ojos que USCIS haya habilitado esta opción para los cientos de inmigrantes con solicitudes pendientes. Po su parte, según explica USCIS, dar a los solicitantes de asilo la posibilidad de verificar el estado de su caso en línea permite al personal de la oficina de asilo concentrar mejor sus recursos en la programación de entrevistas y en la adjudicación de casos pendientes.

DEVUELTOS A MEXICO

El gobierno de Estados Unidos, mientras tanto, ratificó que devolverá a algunos solicitantes de asilo a México a la espera de que la justicia resuelva sus casos, en una nueva estrategia que ya entró en vigencia, según el diario The Washington Post. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) explicó, en un comunicado que a ciertos solicitantes de asilo ya no se les dejará en libertad en el país como hasta ahora, sino que serán devueltos a México mientras se resuelven sus casos. Se les permitirá regresar a Estados Unidos para comparecer ante un juez cuando se les cite en audiencia. The Washington Post, que cita funcionarios estadunidenses, informó que los primeros retornos se produjeron desde el pasado viernes en el puerto fronterizo de San Ysidro, en el límite entre San Diego (California) y Tijuana (México). Autoridades de México se encuentran en alerta ante la posibilidad de que el gobierno estadunidense comience a regresar en grandes cantidades a migrantes con solicitudes de asilo, informaron fuentes gubernamentales. Estados Unidos pretende reducir así los casos de “asilo fraudulento”, en los que los inmigrantes “a menudo no presentan una solicitud de asilo y/o desaparecen antes de que un juez de inmigración pueda determinar los méritos de cualquier petición” una vez son puestos en libertad. Según datos del gobierno, 90% de las solicitudes de asilo son rechazadas en última instancia. La secretaria del DHS, Kirstjen Nielsen, dijo que la nueva medida “no tiene precedents” y aseguró que ayudará a poner fin al “abuso” de las “generosas” leyes migratorias estadunidenses, así como a abordar la “urgente crisis humanitaria” en la frontera sur. El mandatario Donald Trump ha combatido en los últimos meses la llegada de solicitantes de asilo en las llamadas caravanas migratorias procedentes de Centroamérica e integradas por miles de personas. Cerca de 10 mil inmigrantes esperan en estos momentos su ingreso a México en la frontera con Guatemala en una de esas caravanas y unos 2 mil ingresaron la semana pasada a ese país sin cumplir con los protocolos requeridos por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Según el DHS, México se hará cargo de proveer ayuda humanitaria a los inmigrantes retornados mientras esperan en ese país la resolución de sus casos. Fuentes del gobierno de México indicaron a EFE que el país sólo recibirá a sus nacionales o a extranjeros con una condición legal previa.

PROTOCOLO INFERNAL

Santos y Carla Yesenia, con un niño de brazos y otro en camino, llevan tres meses viviendo en un refugio para familias, Juventud 2000 en Tijuana, dentro de una tienda de campaña que les dieron allí. Ambos esperan que esta situación sea temporal y que cuando les toque “el número” para pedir asilo, la familia pueda trasladarse a Estados Unidos donde Santos tiene a su mamá, y dejar espacio para las otras familias que vienen. “La tienda se queda aquí cuando nos vayamos, así la pueden usar los otros que están en camino”, dice Carla. El problema es, sin embargo, que cuando llegue la nueva caravana que salió la pasada semana con más de 2,000 hondureños y salvadoreños, es posible que los miles de “caravaneros” que permanecen en Tijuana desde noviembre aún estén en el mismo lugar. El gobierno de Donald Trump dio a conocer un nuevo “Protocolo de Protección para Migrantes”, un plan que forzaría a los solicitantes de asilo a permanecer en México mientras su solicitud de asilo se mueve por los congestionados juzgados migratorios. HOTEL MIGRANTE La situación en Tijuana ya es bastante desesperada para muchos de estos “caravaneros”, distribuidos en unos 27 refugios, a quienes se suman cada vez más deportados mexicanos que han terminado por acampar en plazas públicas y calles, porque no hay espacio para todos en los “shelters”. Santos y Carla están entre los afortunados. Juventud 2000 está entre los mejor administrados de los refugios manejados por organizaciones no gubernamentales, pero muchos otros, que están aún más llenos, no tienen muchas condiciones de seguridad. “Es mejor que estar en la calle”, dijo Miguel Angel Coca, un hondureño de 23 años que llegó también con la caravana de noviembre, pero que ya abandonó la idea de cruzar. “Ya me dijeron un permiso de trabajo aquí en México y prefiero quedarme”. Como Coca, hasta los que no esperan para pedir asilo están hospedados en los refugios. El joven está en el “Hotel Migrante”, un edificio semiderruido con mínimas condiciones de seguridad y cobijo, pero que sirve de hogar a docenas de hombres solos, con colchones colocados en fila sobre el piso, muy pegados unos con otros. Gracias a donativos recientes de grupos del otro lado de la frontera, el Hotel Migrante hace poco instaló un par de inodoros, algo que hasta ahora no tenían. “Quiero encontrar la forma de ayudar a mejorar las condiciones de ese lugar, buscar algunas donaciones para ellos”, dijo el concejal de Los Ángeles Gil Cedillo, quien esta semana encabezó una delegación a Tijuana para llevar enseres a los refugios. “Es un asunto de humanidad”. La caravana con más de 5,000 personas que llegó a Tijuana en noviembre, no sólo fue el centro de la atención política y la vilificación de parte del presidente Donald Trump, sino que creó un problema logístico en la ciudad fronteriza. Y aún puede empeorar con la nueva política de EU de “Permanecer en México” Esto podría llegar a empeorar si una nueva caravana llega a la región y los “caravaneros” que aún esperan allí no logran cruzar al otro lado para pedir asilo o son regresados a México luego de sus entrevistas oficiales, debido a la nueva política bautizada “Permanecer en México”. Sergio Infanzón, funcionario de la oficina del concejal Cedillo y exalcalde de Bell Gardens, en Los Ángeles, ha estado visitando la frontera con regularidad desde noviembre y ayudando a coordinar ayuda de organizaciones centroamericanas y proinmigrantes en el sur de California. Infanzón dijo que el gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ha dicho algo sobre la situación, pero indicó que es hora de actuar, especialmente cuando se acerca otra caravana. “Es un asunto de voluntad y de invertir en este asunto humanitario y político”, dijo Infanzón. “Qué va a hacer el gobierno de AMLO para poder solventar y ajustarse a todo este fenómeno social? Hasta ahora no es mucho lo que han hecho”. Parte del problema es que en México no hay organizaciones centroamericanas para abogar por sus connacionales y le ha tocado hacerlo a las organizaciones mexicanas y a los grupos de Estados Unidos, agregó. Los dos “refugios” más grandes que atendieron a los “caravaneros” y fueron patrocinados en forma oficial cuando llegó la caravana ya cerraron. El primero fue el estado Benito Juárez, que se volvió un desastre de lodo y agua durante varios fuertes días de lluvia el año pasado. El segundo, con capacidad para unas 2000 personas (El Barretal) cerró hace poco, porque cada vez había menos gente que quería quedarse allí, ya que está a por lo menos una hora de la frontera. Los solicitantes de asilo deben ir todos los días a la garita, o “día de por medio” para ver que “número” de la fila de caravaneros está logrando entrar a iniciar su proceso, explicó Jorge Jonathan, hondureño de 22 años. “Hay que estar yendo uno para que no se vaya a pasar”, dijo Jorge, quien se hospeda en el segundo piso del Hotel Migrante. “Ahora que fui se quedó en 1724 y yo tengo el 1890”. Durante los últimos meses, el gobierno de Trump ha limitado el número de solicitantes de asilo que ingresa a Estados Unidos a unos cuarenta. El famoso “número” es asignado por un comité no oficial que escribe los nombres en un cuaderno y que ambos gobiernos parecen respetar, aunque es una lista informal y no está en ninguna base de datos.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register