AMLO Y LA LEY 3 DE 3

opinion-12

Por: Jessica Woolrich

Twitter: @ JessicaWoolrich

Desde que se diera a conocer la iniciativa de la Ley 3 de 3 que consiste en la revelación por parte de los políticos de sus declaraciones fiscales, patrimoniales y de interés, hasta que ésta se convirtiera en una realidad, la polémica ha sido una constante, y en estos últimos días, esta ley cobró mayor interés, cuando después de que el aspirante presidencial por MORENA, Andrés Manuel López Obrador, diera a conocer una declaración patrimonial, que para muchos parecía más una burla, que una declaración real, muchos imaginaron que varios golpes políticos, e investigaciones periodísticas estarían enfocadas en este tema, porque a decir de muchos, era un tema que tenía mucha tela de donde cortar, sobre todo si tomamos en cuenta que en su declaración, él aseguró no poseer bienes inmuebles, ni cuentas bancarias y cobrar solamente un sueldo mensual como presidente de su partido por 50,000 pesos mensuales, lo que para muchos es poco creíble y hasta fantasioso, no sólo si se toman en cuenta los parámetros de los sueldos de este tipo en México, sino también el tipo de vida que el político y su familia tienen, sin embargo a partir de que presentó su declaración, aun cuando muchas habían sido las críticas y los cuestionamientos, nada había sido presentado que pudiera rebatir lo dicho por el tabasqueño, hasta que la semana pasada, el diario estadounidense The Wall Street Journal, publicara un reportaje en el que aseguraba que el líder de MORENA no había presentado en su declaración, dos departamentos que poseía, lo cual supone una falta de claridad y veracidad en su declaración. Inmediatamente el ex candidato presidencial, criticó al diario diciendo que su intención al publicar dicha investigación era la de favorecer a “la mafia del poder”, lo cual suena más a una justificación absurda, que a una defensa creíble del por qué no incluyó dichas propiedades, y es que aún cuando finalmente reconoció ser poseedor de dichos bienes, también dijo que en el 2005 los había cedido a sus hijos ante un notario público, declaraciones que ocasionaron que algunos pensaran que el Wall Street Journal se había equivocado en su publicación, mientras que otros consideraron que esta cesión de las propiedades no había sido sino una simple jugada política para evitar que él fuera dueño de algún bien inmueble, lo que de alguna manera podría chocar con su política de austeridad, que ha sido su principal estandarte desde que contendió por primera vez por la presidencia del 2006. Y claro, en este tema las opiniones se encuentran muy divididas, ya que López Obrador se ha convertido en un personaje de extremos, entre quienes lo defienden a capa y espada, y lo consideran un político diferente y limpio, y entre quienes se oponen tajantemente a él, al considerarlo un político populista, que no hace sino buscar mostrar una imagen de austeridad para acercarse al pueblo y de esta manera mantenerse vigente en la preferencia de un gran sector de la población. Y claro este tema no se va a quedar aquí, ya que incluso López Obrador ha declarado que va a demandar al diario por calumnias, y buscará llegar hasta las últimas consecuencias para evitar que esta nota ensucie su imagen, por lo que habrá que seguir muy de cerca este tema, para saber quién tiene la última palabra al respecto.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register