breaking news New

Acuerdo con BID no requiere aval de Hacienda

banners sin foto-07

Muy preocupantes, en verdad, las declaraciones del presidente López Obrador, quien se molestó por el acuerdo entre Bid Invest y el Consejo Mexicano de Negocios para financiar hasta 30 mil empresas proveedoras de las 40 empresas más grandes del país, que integran el CMN, con crédito revolvente de factoraje cada 90 días, por un monto inicial de 3,000 millones de dólares, que podrá incrementarse a 12,000 mdd en la medida en que se integren más empresas.

Es, como lo comentamos ayer, un buen convenio porque permitirá dar liquidez a los pequeños y medianos proveedores de las grandes empresas y, lo más importante, mantener las cadenas de producción y miles de empleos. Sin embargo, López Obrador criticó el convenio, quizá porque no lo entendió, pues amenazó con que “no habrá aval de la Secretaría de Hacienda”. “No me gustan —dijo— los moditos, no estamos de floreros”, pero alguien de su equipo le debería explicar que es un acuerdo entre particulares, entre las empresas que integran el CMN y un banco extranjero, que es el BID, que desde hace décadas opera este tipo de créditos no sólo en México, sino en todos los países en desarrollo.

 Es lamentable, desde luego, que en este convenio no participen ni Bancomext ni Nacional Financiera, que dirige Carlos Noriega, y que debería estar otorgando créditos de facturaje y garantías en apoyo de la planta productiva. Resulta en verdad difícil de entender el enojo de López Obrador porque raya en un total autoritarismo y, lo más importante, que al ser un acuerdo entre particulares no se utiliza ni un solo peso del erario, es decir, no hay ningún costo para el gobierno. El sector privado, como es el caso del Consejo Mexicano de Negocios, que preside Antonio del Valle, se ha visto obligado a buscar mecanismos para la sobrevivencia de las empresas ante la falta de apoyos públicos, pero, para usar un término que sí entiende: López Obrador ni cacha ni picha ni deja batear. López Obrador también criticó en la mañanera de ayer al Banco de México por las medidas de apoyo que anunció la semana pasada para facilitar el otorgamiento de créditos a pequeñas y medianas empresas hasta por 750 mil mdp. Aunque reiteró que respeta la autonomía del banco central, dijo que no se deben usar reservas para apoyar a los bancos y a las grandes empresas. “Hay que cuidar los créditos —dijo— porque son recursos del público”. Dentro de las muchas contradicciones en esta 4T está que a las empresas del sector privado las presionan para que no despidan trabajadores, a pesar de la falta de ingresos por la contingencia sanitaria y la contracción económica. Los microcréditos de 25,000 pesos que se otorgan a mipymes formales sólo están disponibles para las empresas que no han despedido trabajadores. En cambio, Pemex sí está presionando a sus trabajadores de niveles altos y medios para que acepten, en “forma voluntaria”, reducirse el salario en 25%, sin que aplique, desde luego, ninguna sanción para la empresa.

Por ahora es todo; mientras tanto, ¡!! AQUÍ NO PASA NADA ¡!! Para cualquier información, favor de comunicarse a: editorial@novedadesnews.com  y/o  tulmex@hotmail.com

 

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register