A Confederaciones invicto

Seleccion_Mexicana

México iguala con Estados Unidos, mantiene el invicto en el Azteca y en el Hexagonal Final, previo a su participación en la Copa Confederaciones Rusia 2017. Ya uno se puede permitir ahorrar, ilusionarse y soñar. Rusia 2018 es casi un hecho en el horizonte del navío de México con un estandarte de saber a qué y cómo se juega, comprometido a un estilo y sobre todo con una comunión dentro y fuera de la cancha. Escepticismo inicial, recomposición a tiempo y un tanto de fiereza final fueron las características de la Selección Mexicana este domingo en la cancha del Estadio Azteca, que vio cómo un punto más entró a la bolsa Tricolor para llegar a 14, ser líderes indiscutibles y seguir con una eliminatoria en modo “caminando”, con el 1-1 ante Estados Unidos por el Hexagonal Final. Sin embargo, no se pueden permitir errores de desconcentración como los que hubo en los primeros minutos y que costaron un gol. Bien dice la frase: “de los errores, se aprende”, y Juan Carlos Osorio debe poner en práctica lo visto este domingo para no sufrir de más en la Copa Confederaciones que afrontará a partir del próximo domingo 18 de junio. Planteamientos distintos, uno con la obligación de ir en la escala de posiciones pero con una estrategia defensiva. Otro con la idea de asegurar boleto mundialista y fiel a su forma de juego de los últimos meses. Desatención al comienzo y lo que era una fiesta en el Coloso de Santa Úrsula pareció un cementerio tras la pincelada de gol de Michael Bradley al minuto 6. El capitán estadounidense aprovechó un error en la salida y marcó desde el último cuarto de cancha para techar a Guillermo Ochoa que no pudo arreglar el error de Javier “Chicharito” Hernández. Pero más que tirar el ánimo por los suelos, México se agrupó, volteó a sus bases, comenzó a tener el dominio y la tenencia de la pelota. Pocos avisos al frente, tiros de esquina desperdiciados, pero un contragolpe letal, de esos que se practican en los entrenamientos. Ochoa salió con la mano a “Chicharito” antes de medio campo, Hernández con un túnel se deshizo de Kellyn Acosta y cedió a Carlos Vela, quien ante la marca de DaMarcus Beasley se fue acercando a la media luna del área donde sacó zurdazo que venció a Brad Guzan, el empate llegaba al minuto 23. No fue el típico partido reñido de faltas a granel, de tornarse ríspido por momentos, fue el juego de futbol de momentos agradables, con la iniciativa de un lado y con la espera del otro, con la intención de abrir el cerrojo que bien pudo crear el cuadro de Estados Unidos, y con una Selección Mexicana no carente de ideas, pero falto de atinar al último pase para romper ese “muro”. Los minutos fueron pasando poco a poco y la estrategia colombiana en el banquillo Tricolor apareció con los ingresos de Jesús Gallardo y Javier Aquino por la banda izquierda, la que creó peligro en todo el partido. La insistencia mexicana no tenía premio, ni “Chicharito”, ni Aquino, ni Vela, ni Herrera, ni “Chucky” veían la forma, las líneas replegadas del cuadro de las Barras y las Estrellas estaban delineadas perfectamente, ningún espacio, ningún hueco, ningún respiro a nadie de México al frente. Un par de disparos al travesaño, uno por bando, fueron lo más peligroso y cerca que estuvieron del segundo gol los equipos. Del lado del Tri fue un cobro de falta de Héctor Herrera y de Estados Unidos de Michael Bradley. El paso perfecto en el Azteca se rompía, pero el invicto se mantenía, el liderato en el Hexagonal Final no está en duda y el boleto a Rusia 2018 se puede conseguir el 31 de agosto ante Panamá.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register